CR7 construyó su sueño desde Funchal

El llegar a ser uno de los mejores jugadores del mundo no fue un camino sencillo para el delantero portugués Cristiano Ronaldo, pese a que mostró grandes dotes a muy temprana edad.
El llegar a ser uno de los mejores jugadores del mundo no fue un camino sencillo para el delantero portugués Cristiano Ronaldo, pese a que mostró grandes dotes a muy temprana edad.
 El llegar a ser uno de los mejores jugadores del mundo no fue un camino sencillo para el delantero portugués Cristiano Ronaldo, pese a que mostró grandes dotes a muy temprana edad.
Ciudad de México -
  • Cristiano Ronaldo es la muestra de que tu sueño puede comenzar desde cualquier resquicio del mundo

El llegar a ser uno de los mejores jugadores del mundo no fue un camino sencillo para el delantero portugués Cristiano Ronaldo, pese a que mostró grandes dotes a muy temprana edad, pero fue la visión del técnico Alex Ferguson la que lo catapultó a los primeros planos y a ganar un Balón de Oro, cumpliendo uno de sus sueños de la infancia.   La localidad de Funchal en Madeira fue el escenario en donde CR7 vio la primera luz el 5 de febrero de 1985 y diez años después las canchas locales dieron cuenta de su gran habilidad con el balón defendiendo los colores del club Andorinha, aunque no pasó mucho tiempo antes de ser llevado a las inferiores de Sporting Lisboa, uno de los tres "Grandes" de Portugal, junto a Benfica y Porto.   Pero la carrera del internacional luso pudo haberse truncado a los 15 años, cuando le fue detectada una arritmia cardiaca por parte de los médicos del conjunto lisboeta, por la cual tuvo que ser intervenido del corazón para corregir el mal que le provocaba una frecuencia cardiaca alta estando en reposo.   Gracias a una explosiva velocidad, habilidad para driblar y estupendo golpeo de balón, el técnico rumano Laszlo Boloni decidió darle una oportunidad en el primer equipo con sólo 16 años, oportunidad que no fue desaprovechada por Ronaldo.   Dos años más tarde, deslumbró al técnico Alex Ferguson en un duelo amistoso ante Manchester United al erigirse como la figura del encuentro jugando como extremo izquierdo, por lo cual los "Red Devils" desembolsaron arriba de 18 millones de euros para conseguir su contratación.     Tras la venta de David Beckham a Real Madrid, Ferguson depositó toda su confianza en el juego de Cristiano Ronaldo para comandar al cuadro de Old Trafford, con el cual ganó tres títulos en la Liga Premier, una Copa FA, dos Carling Cup y dos Community Shield, además de una Champions League y un Mundial de Clubes en 2008.   Antes de cumplir 20 años, CR7 vivió uno de los momentos más tristes en su carrera futbolística, según ha revelado en múltiples entrevistas, al caer en la final de la Eurocopa 2004 ante Grecia en el estadio Da Luz en Lisboa, encuentro en el que Cristiano Ronaldo estrelló un remate de cabeza en el poste, tras un tiro de esquina.   Pero el deseo por convertirse en uno de los mejores del mundo impulsó a Ronaldo ha seguir entrenando hasta alcanzar la máxima distinción dentro del balompié global, el Balón de Oro en 2008, aunado a la designación de la FIFA como Mejor Jugador del Mundo, superando en la votación al brasileño Kaká y al argentino Lionel Messi, tras ganar la Champions League.   Con cerca de 100 millones de euros en la bolsa, Real Madrid llegó hasta Manchester para hacerse de los servicios del portugués, quien se convirtió en el jugador más caro en la historia del futbol y formando una sinergia con el cuadro merengue en pos de conseguir la décima "Orejona" en la historia del club.   Eclipsado por el desempeño del Barcelona, el cuadro blanco se ha tenido que conformar con sólo sumar el título de Copa del Rey en 2011, pero eso no ha mermado el anhelo de CR7 al romper el récord de goles en una campaña, que poseía el mexicano Hugo Sánchez y hacerse acreedor de la Bota de Oro, a la espera de cumplir su sueño de levantar de nueva cuenta el trofeo de Champions League y el título de la Liga de España.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×