Nintendo minimiza a los 'smartphones'

El declive de las ventas de los videojuegos a nivel mundial no es causado por el auge de los teléfonos inteligentes o smartphones, sino por el bache económico global y el cambio generacional,...
 El declive de las ventas de los videojuegos a nivel mundial no es causado por el auge de los teléfonos inteligentes o smartphones, sino por el bache económico global y el cambio generacional, aseguró el presidente de Nintendo, Satoru Iwata.
  • Rechaza que haya una crisis provocada por los teléfonos inteligentes
  • Satoru Iwata asegura que la compañía no tiene como meta competir contra Sony o Microsoft

El declive de las ventas de los videojuegos a nivel mundial no es causado por el auge de los teléfonos inteligentes o smartphones, sino por el bache económico global y el cambio generacional, aseguró el presidente de Nintendo, Satoru Iwata.   El ejecutivo no tiene en la mente la idea de una crisis en la compañía y conserva una visión muy clara sobre su negocio: "Sin importar la cantidad de dispositivos móviles que haya, estamos enfocados en crear software y hardware que juntos evitarán por siempre que nuestro entretenimiento sea reproducido en ningún smartphone", aseguró el directivo en entrevista con CNNExpansión. Iwata explicó que a pesar de que los juegos para móviles son más variados y más competitivos en términos de precios, la calidad de los productos y franquicias de Nintendo motivarán a los usuarios a adquirirlos sin importar el costo. "El reto es romper la barrera psicológica en la gente, porque estamos vendiendo software más caro". Iwata descartó tener planes para vender licencias para que franquicias como Super Mario Bros aparezcan en dispositivos de terceros que usan los sistemas operativos iOS o Android. Destacó que las ventas de Nintendo 3DS son superiores a cinco millones de unidades únicamente en Japón, y que la tendencia al alza se mantendrá el año en curso. En los últimos años, la empresa tecnológica nipona ha sido criticada por el poco aprovechamiento del hardware de su consola Wii U por parte de los desarrolladores de videojuegos. Como respuesta lanzó un plan que se centra en reestructuraciones internas y en fomentar mayor involucramiento de terceros para la fabricación de software para Wii U. "Lo primero que debemos hacer es darle juegos emocionantes a la industria, pero hechos en los estudios internos (first-party), uno tras otro, de tal forma que recuperemos el momentum para el Wii U". Con ello, los desarrolladores externos (third-party) recuperarán su confianza en la consola. Satoru Iwata aclaró que el reto no está en que los third-party publiquen más juegos, sino en dar a conocer los casos de éxito. El empresario oriundo de la ciudad de Sapporo (al norte de Japón) no tiene como meta que su compañía compita contra Sony y Microsoft: "El negocio del entretenimiento trata de cómo diferenciarte de los demás, y cómo establecer y promover esta posición única que hemos establecido, la cual será muy importante para Nintendo porque nos dará una ventaja fuerte sobre otros".

Para mayor información visita CNN Expansión.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×