Finlandia apuesta por los videojuegos en la era post-Nokia

Finlandia ha decidido apostar por la industria de los videojuegos para paliar el traumático declive de Nokia, su antiguo símbolo tecnológico nacional, cuya división de teléfonos móviles está a...
Finlandia ha decidido apostar por la industria de los videojuegos para paliar el traumático declive de Nokia, su antiguo símbolo tecnológico nacional, cuya división de teléfonos móviles está a punto de ser traspasada oficialmente al gigante...
 Finlandia ha decidido apostar por la industria de los videojuegos para paliar el traumático declive de Nokia, su antiguo símbolo tecnológico nacional, cuya división de teléfonos móviles está a punto de ser traspasada oficialmente al gigante...
Helsinki, Finlandia (Reuters) -
  • La compañía Supercell facturó 672 millones de euros en su tercer año de vida

Finlandia ha decidido apostar por la industria de los videojuegos para paliar el traumático declive de Nokia, su antiguo símbolo tecnológico nacional, cuya división de teléfonos móviles está a punto de ser traspasada oficialmente al gigante estadounidense Microsoft. El firme apoyo de los organismos públicos y el talento de los finlandeses para las nuevas tecnologías han hecho florecer en el país nórdico gran cantidad de empresas emprendedoras relacionadas con la innovación, muchas de ellas dedicadas a los videojuegos para dispositivos móviles y consolas. Sin duda, la gran estrella en la escena finlandesa de los videojuegos es Rovio, cuya principal creación, los populares "Angry Birds", ha superado ya la impresionante cifra de 2 mil millones de descargas en todo el mundo en sus distintas ediciones y plataformas desde su lanzamiento en 2009. Los simpáticos pájaros enojados y los crueles cerdos verdes han pasado de ser un sencillo pero adictivo juego creado para el iPhone a convertirse en toda una franquicia del entretenimiento, con una amplia gama de productos que incluye, entre otros artículos, juguetes, ropa, refrescos, parques infantiles y dibujos animados. El fenómeno de los "Angry Birds" animó a otros desarrolladores de aplicaciones finlandeses a centrarse en los videojuegos para plataformas móviles, y así aparecieron compañías como Supercell, creadora de los títulos "Clash of Clans" y "Hay Day". En 2013, su tercer año de vida, Supercell facturó 672 millones de euros gracias a estos dos juegos, y logró una inyección de capital de mil 500 millones de dólares con la venta del 51 por ciento de sus acciones a dos compañías japonesas, convirtiéndose en la empresa de juegos para móviles más valiosa del mundo. Pero estos no son los únicos ejemplos. Mientras que la crisis ha hecho mella en los sectores productivos más tradicionales de Finlandia, provocando dos años seguidos de recesión económica, la industria de los videojuegos, en cambio, no ha parado de crecer. Entre 2012 y 2013 se crearon en el país nórdico cerca de un centenar de pequeñas empresas relacionadas con el mundo de los videojuegos, y el valor total del negocio creció el año pasado un 260 por ciento hasta alcanzar los 2 mil 210 millones de euros, según cálculos de Neogames, la asociación que engloba a las compañías del sector. "Estamos haciendo un gran esfuerzo para convertir a Finlandia en un fértil ecosistema de la industria del videojuego", aseguró Suvi Latva, Coordinadora de Neogames. En su opinión, las claves del fuerte crecimiento de este negocio son la alta capacitación tecnológica, la cooperación abierta entre las empresas y el reducido tamaño del mercado local, que obliga a las compañías a enfocar su actividad hacia la exportación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×