María Fernanda, una pequeña sirena

María Fernanda Arellano del Estado de México, cerró su participación en la Olimpiada Nacional 2012, con dos medallas de Oro cosechadas en el Macro Centro 1 de la Ciudad de Guanajuato.
 María Fernanda Arellano del Estado de México, cerró su participación en la Olimpiada Nacional 2012, con dos medallas de Oro cosechadas en el Macro Centro 1 de la Ciudad de Guanajuato.
Guanajuato, Guanajuato -
  •  La nadadora obtuvo otra presea que consiguió en dueto con Renata Hurtado

María Fernanda Arellano del Estado de México, cerró su participación en la Olimpiada Nacional 2012, con dos medallas de Oro cosechadas en el Macro Centro 1 de la Ciudad de Guanajuato. La mirada feliz de María Fernanda Arellano lo decía todo. Su carita lucía con un toque de labial y sombra de color azul en los párpados, que la iluminaron más. El sonido local la anunció como la ganadora de la medalla de Oro en la final de la modalidad individual infantil de figuras y rutina del nado sincronizado de la Olimpiada Nacional 2012, demostrando ser una "Ganadora con Garra". La niña mexiquense de 10 años de edad, acompañada por su mamá así como de sus compañeritas de selección, disfrutó de la medalla dorada. "Sí luché por una medalla pero no esperaba una calificación tan alta", dijo al finalizar la competencia de la alberca en Guanajuato. Al ritmo de las notas musicales de "Somebody Wants To Kill You", de David Arnol, canción compuesta para la última película del agente 007 "Quantum of Solace", y que fue del agrado de María Fernanda y de su entrenadora; la pequeña mostró su talento y preparación con una rutina que arrancó el aplauso del público que se dio cita en el inmueble. La otra presea dorada que consiguió María Fernanda fue en dueto con Renata Hurtado, con una puntuación total de 55.782 puntos, en figuras se quedó con 24.532 y en rutina de calificación 31.250 unidades, que le valieron para subirse al podio y quedarse con el primer lugar. Desde el primer entrenamiento que vio, María Fernanda se enamoró del nado sincronizado y está convencida que con esfuerzo, dedicación y una alimentación sana y balanceada llegará al éxito y se convertirá en una campeona con garra. "La natación es un deporte que desde pequeña me gusta, un día vi un entrenamiento de sincronizado y me llamaron la atención las rutinas que hacían. Eso me inspiró a entrar al equipo y ahora llevo tres años practicándolo". El apoyo de su familia y su esfuerzo como atleta han sido primordiales para lograr sus objetivos, "entreno seis días a la semana, aproximadamente cinco horas. Mi mamá me apoya para llevar una buena alimentación y rendir durante los entrenamientos. Creo que sí, soy una niña disciplinada y que doy todo de mí".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×