La pasión de los arqueros López Erhard trasciende con éxito.

Originarios de Coahuila, los pequeños Marcelo y Alejandro López Erhard no sólo comparten su lazo familiar, también su dedicación al tiro al arco, una pasión que les inspiró su padre desde muy...
 Originarios de Coahuila, los pequeños Marcelo y Alejandro López Erhard no sólo comparten su lazo familiar, también su dedicación al tiro al arco, una pasión que les inspiró su padre desde muy temprana edad.
Ciudad de México -
  • Participarón en la Olimpiada Nacional

Originarios de Coahuila, los pequeños Marcelo y Alejandro López Erhard no sólo comparten su lazo familiar, también su dedicación al tiro al arco, una pasión que les inspiró su padre desde muy temprana edad.

A sus diez años, Marcelo es un niño atleta entregado al tiro al arco. Ama este deporte pues el trabajo en equipo es lo que más disfruta, sabe que juntos sacarán la garra para ser campeones.

Marcelo es un estudiante de cuarto de primaria; comprometido con su formación académica y deportiva. Su papá, Alejandro López, es un gran ejemplo para él y a diario lo motiva para regresar a clases y a entrenar con más ganas y entusiasmo.

“Los entrenamientos valen la pena porque cuando estás en competencia te sientes preparado y listo para cualquier cosa que venga”, afirmó alegre Marcelo.

Vemos la misma convicción en Alejandro López Erhard, el hermano mayor de la familia. “Estoy en el arco porque acompañaba a mi papá y me gustó. Ahora lo practico mucho, me gusta tirar a las pacas y para eso se debe entrenar y no faltar a las prácticas”, mencionó Alejandro sobre su posición actual como atleta.

A sus 12 años de edad, Alejandro estudia y entrena todos los días. “Es complicado porque te cansas; a veces me pongo nervioso. Si tiras mal me acuerdo de lo que he practicado y saco la garra para recuperarme en la puntuación“, comentó el joven y risueño atleta. Los logros deportivos de los hermanos López Erhard no serían posibles sin el apoyo de su mamá, Cynthia Erhard, quien al ver a sus hijos en la Olimpiada Nacional se llena de satisfacciones y comenta: “Estoy muy orgullosa de tener a dos hijos que están en Olimpiada Nacional, aquí veo su esfuerzo y dedicación, el trabajo de un año, dejar de ser niños para entregarse a su deporte; toda la semana echan la garra, en la escuela, en los entrenamientos y ahora veo que están cosechando lo que han sembrado… El apoyo de la familia es primordial, los fines de semana sí estamos juntos en familia”. Ambos deportistas tienen el sueño de convertirse en arqueros profesionales y su más grande inspiración, además de su familia, es el arquero Juan René Serrano, uno de los máximos exponentes del tiro con arco en nuestro país.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×