Salir
Estás leyendo: River, Boca y la interminable violencia: del gas pimienta a la lluvia de piedras
Comparte esta noticia

River, Boca y la interminable violencia: del gas pimienta a la lluvia de piedras

El ataque al autobús que trasladaba al plantel de Boca Juniors al Monumental este sábado, no es el primer incidente en un Superclásico por el certamen continental.
Publicidad
Publicidad
El ataque con piedras al autobús que trasladaba al plantel de Boca Juniors al Monumental este sábado, que obligó a postergar por un día la Final ante River por la Copa Libertadores, no es el primer incidente en un Superclásico por el certamen continental.

En el anterior encuentro por la Libertadores entre ambos archirrivales en 2015, los jugadores de River fueron atacados con gas pimienta cuando salían al campo de juego de la Bombonera para disputar el complemento en instancias de Octavos de Final entre Boca y River.

El hecho terminó con la suspensión del partido que se le dio por ganado a River y la descalificación de Boca.

La sanción de la Conmebol fue más blanda de lo que se esperaba e incluyó el castigo de jugar cuatro partidos como local sin público y una multa.

Por aquél incidente, la Bombonera fue clausurada.

Tras una investigación se pudo identificar al agresor, Adrián Napolitano, alias 'el panadero', un conocido hincha del club xeneize.

El agresor introdujo el gas por un agujero de la manga y luego del ataque huyó del estadio disfrazado con ayuda de otros hinchas, según se pudo reconstruir mediante las cámaras de seguridad.

Napolitano fue condenado a tres años de trabajo comunitario, igual que los tres cómplices que lo ayudaron a escapar.

Todos fueron además expulsados como socios de Boca Juniors.

Aquél inédito ataque a jugadores fue perpetrado al término del entretiempo cuando el partido iba 0-0 lo que significaba la clasificación de River a los Cuartos de Final tras haber ganado en la Ida 1-0.

Ese episodio avergonzó a Argentina y dañó la imagen del ftbol local en el mundo.

El bochorno se repitió este sábado con la lluvia de piedras que recibió el micro de los jugadores de Boca por parte de la hinchada de River.

El incidente terminó con tres jugadores heridos y varios afectados por los gases lacrimógenos que lanzó la policía y que se colaron dentro del micro cuyos vidrios terminaron destrozados.

El partido, que debía jugarse a las 14:00 (TCM), fue postergado primero para las 15:00 (TCM), luego a las 17:15 (TCM) y finalmente suspendido para el domingo.

Debido a la violencia en el futbol la presencia en los estadios de los simpatizantes visitantes está vedada desde el 2013.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...