Salir
Estás leyendo: Con sufrimiento incluido, Caraglio hunde a Pumas y encamina al Azul a Liguilla
Comparte esta noticia

Con sufrimiento incluido, Caraglio hunde a Pumas y encamina al Azul a Liguilla

El jugador argentino le anotó sus primeros dos goles a Pumas desde que llegó al futbol mexicano en el Apertura 2016.
Publicidad
Publicidad

Pumas se convirtió en su propio Judas y Milton Caraglio en el guía que le abrió el camino a Cruz Azul en este Sábado de Gloria. Con un doblete, el argentino le dio los tres puntos a la plantilla de Pedro Caixinha para asegurar prácticamente la Liguilla.

Los felinos buscaron la resurrección hasta el último segundo, pero no era su día y vieron como primero el VAR y luego un abanicada de Carlos González terminó por sentenciar el 2-1 celeste y con ello la extinción de este Clausura 2019 para los universitarios.

Hubo grandes pecados para ambas escuadras. Los auriazules se volvieron inoperantes a la defensiva, mientras que los celestes tuvieron una cruel colección de fallos ofensivos. Orbelín Pineda y Edgar Méndez fueron la clara muestra de cómo pecar en el área rival.

Apenas corría el minuto siete, cuando Pineda conquistó el área rival, recortó y ante un vencido Alfredo Saldívar no supo sentenciar y le dejó la tarea a un Méndez que llegó tardío a la definición. 

Kevin Escamilla tomó el papel de Judas, primero salvó a los suyos en la línea de meta, pero, al minuto 38, los abandonó para irse a las regaderas por una dura barrida que, tras el VAR, se convirtió en tarjeta roja.

Cruz Azul continuó atacando y tuvo su recompensa cuando un pase largo obligó a Pablo Jáquez a derribar dentro del área a Caraglio, a lo que Jorge Antonio Pérez (con el visto bueno del VAR), decretó la pena máxima. El propio delantero argentino cobró y puso el 1-0, en lo que fue su primer gol al conjunto auriazul desde su llegada al futbol mexicano en el Apertura 2016.

La Máquina buscaba la gloria de los tres puntos y parecía no tener rival, ni siquiera porque los felinos buscaban el rescate de una temporada que ni con el cambio de timonel logró ser digna de la historia y los colores de la institución.

Al minuto 54, un toque propio de dioses incas de Yoshimar Yotún sirvió para que Milton Caraglio se convirtiera en el ejecutor de la esperanza universitaria con el 2-0. 

Pero había más, Pumas tuvo un recuerdo de su grandeza y no decidió que moriría sin rugir y ante el empuje, Pablo Aguilar provocó un penal sobre Juan Manuel Iturbe que tradujo Pablo Barrera en el 1-2, al minuto 64.

Parecía que sería sábado de resurrección con la anotación de Alan Mozo, pero la euforia auriazul y la desilusión celeste cambiaron de papeles cuando el VAR hizo otra aparición y, como caído de cielo para los de Pedro Caixinha, anuló así lo que se perfilaba para ser la burla del combinado local.

Y para colmo, en los últimos suspiros del partido, un cabezazo de Pablo Aguilar por poco clarea a Corona, agregando más sufrimiento a un equipo que siguió sufriendo por no fulminar a su rival cuando tuvo oportunidad. 

Así, con sufrimiento al final, Cruz Azul glorificó su octavo partido consecutivo sin conocer la derrota y alcanzó una cosecha de 26 puntos, que prácticamente le otorga el boleto a la Fiesta Grande.





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...