Salir
Estás leyendo: Longboarding, un ballet sobre el mar con sabor mexicano
Comparte esta noticia

Longboarding, un ballet sobre el mar con sabor mexicano

Los longboarders ven a su deporte como un estilo de vida y a La Saladita como su destino predilecto
Publicidad
Publicidad
Si el Surf convencional presume el ser un deporte olímpico, el ‘longboarding’ bien pudiera jactarse de ser una especie de ballet sobre el mar. Una auténtica expresión artística sobre una tabla larga con la cadencia de las olas como pista y el Mexi Log Fest como su escenario cumbre.

Como si se tratara del ballet Bolshoi en el Teatro de Moscú, el ‘longboarding’ tiene en playa La Saladita, Guerrero, el escenario idóneo para que los mejores surfers expongan su talento. Los ‘longboarders’ hacen de esta disciplina un culto que va más allá del deporte.

“Es la cosa, surfear convencionalmente es un deporte y el longboarding un estilo de vida. Es más la manera en cómo enfocas tu vida, cómo quieres viajar, surfear es más algo que haces, no una forma de vida”, explica a Mediotiempo Kassia Meador, una de las más prestigiosas exponentes de esta disciplina.

Entre los surfers que compiten en el Mexi Log Fest 2018 en esta playa guerrerense, la opinión general es la misma: no existe mejor lugar para practicar el longboarding en el mundo.

“Creo que es verdad (que el Mexi Log Fest es el mejor evento), creo que para el ‘longboarding’ este formato trabaja para llevar todo a un nivel altamente competitivo, hace la contienda más divertida y todos disfrutan mucho más que en un certamen normal”, asegura el surfer británico Mike Lay.

La técnica es sustancialmente diferente entre el high performance, o surf convencional, y el longboard, pues en la tabla larga los surfers deben caminar de un lado a otro para encontrar el punto de equilibrio, lo que los asemeja a un balletista.

“En longboard. cuando surfeas es hacerlo como ballet, es la parte bella, bailar y que todo fluya con la ola. Que lo que hagas sea casi coreográfico, todo está hecho con mucho estilo”, explica Israel Preciado, director del Mexi Log Fest.

“Es muy especial, es como una danza, yo lo veo como ir a ver ballet”, coincide Meador.

En contraste con el Teatro de Moscú, el calor en La Saladita es abundante, pero es la calidez de su gente la mayor diferencia entre éste y otros eventos de surf en el mundo.

“Lo que hace de este lugar especial es la hospitalidad de las personas, son muy lindas por estos lados, te sientes a gusto cuando andas aquí, es una chulada. Es el mensaje del evento, que gente venga de todas partes del mundo y mostrar lo bello de México. Cuando compiten es como si estuvieran surfeando con sus amigos, no solo pensando en puntajes”, sentencia Preciado.

Es así que Mexi Log Fest se ganó un prestigio en tan corto tiempo en apenas su cuarta edición. El longboarding gana cada vez más adeptos en el país y poco a poco, promete La Saladita convertirse en un semillero de talentos nacionales, como si se tratara de la Academia de Ballet Bolshoi.
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...