Con lo mínimo, Jémez y Cruz Azul respondieron a su afición

Aldrete abrió el marcador y el Azul se volcó en euforia total; al final el marcador ya no se movió y se quedaron con los primero tres puntos en el C2017.
Los celestes le agradecieron a la afición la gran asistencia en el Azul. (Foto: MexSport)
 Los celestes le agradecieron a la afición la gran asistencia en el Azul. (Foto: MexSport)
  • Adrián Aldrete, al minuto 17, convirtió el autor del único gol del partido
  • La afición celeste volvió al Azul; 27 mil espectadores para el debut de la Máquina
Ciudad de México -
Con lo mínimo, Paco Jémez y Cruz Azul respondieron a su afición

Con la mínima diferencia, incluso pasando algunos apuros, Cruz Azul pudo responder a la confianza, que por enésima vez, le brindó su afición en el arranque del Apertura 2017, y con un gol de Adrián Aldrete, la Máquina derrotó al Necaxa para apuntarle también su primera victoria en México al estratega español, Paco Jémez.

No fue un partido sencillo para los locales. Iniciaron bien con un futbol dinámico, presionando a los Rayos desde la salida. Eso provocó que en los primeros 15 minutos se vieran superiores, incluso al minuto seis, Ángel Mena tuvo el primer disparo a gol del duelo que atajó de buena manera Marcelo Barovero.

Sin embargo el arquero argentino no puso reaccionar a un tiro de media distancia que hizo Adlrete al minuto 17. El lateral cementero recibió una pelota fuera del área, se perfiló sin marca y sacó un zurdazo potente, imposible para el guardameta rojiblanco, que con todo y la estirada, no pudo desviar su trayectoria.

Cruz Azul entonces vivía sus mejores momentos. Tocaba de un lado a otro provocando el ole en las tribunas, las cuales volvieron a lucir repletas después de las pésimas entradas que se registraron al final del torneo pasado. La gente le festejaba todo al equipo celeste, que incluso pudo irse al descanso con un gol más de ventaja.

En la parte complementaria la visita emparejó el juego, no así el marcador. La Máquina dejó a un lado la propuesta inicial, situación que aprovechó el equipo de Alfonso Sosa para presionar y meter a los locales en su propia cancha.

Con ese estilo los cementeros generaron tres contragolpes con los que pudieron llevarse una ventaja más cómoda, sin embargo a la hora del último pase o del disparo final, no estuvo fina la gente de ofensiva.

Al final Cruz Azul sufrió de más para mantener la ligera ventaja, pero salió de su cancha con tres puntos que, además de servirles para alejarse del tema porcentual, también encendieron nuevamente la esperanza de su afición, que no ve campeón a su equipo desde 1997.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×