Isabel Tovar, la árbitro que buscó embarazada su gafete FIFA

La exasistente tenía tres meses de embarazo cuando hizo unas pruebas físicas
 Isabel Tovar confesó su historia al buscar el gafete de FIFA.
  • En el Día de la Mujer, relató las dificultades para destacar en el gremio arbitral
Ciudad de México -

En un mundo de hombres, el gafete FIFA se pierde por bajo rendimiento o por una mala condición física, pero nunca por un embarazo, como en su momento lo temió Isabel Tovar.

Isabel Tovar, una de las primeras mujeres árbitro

Era octubre del 2000, la exárbitro asistente se había ganado el gafete FIFA para participar en torneos internacionales, pero con 25 años de edad tenía tres meses de embarazo y debía presentar exámenes físicos en la Federación Mexicana de Futbol.

Aunque esta última finalmente la apoyó, los mayores obstáculos que suelen sufrir las mujeres en ámbitos laborales o deportivos le hizo arriesgar su condición de futura madre, paradójicamente para no comprometer el gafete.

"Yo ya era internacional y a mí me dio miedo mencionarlo (el embarazo) antes porque íbamos a presentar pruebas físicas para renovar el gafete y pues yo me fui embarazada, tenía tres meses y así hice las pruebas y las pasé sin ningún problema", recordó a Mediotiempo.

Este miércoles se celebra el Día Internacional de la Mujer y Tovar es ejemplo de cómo destacar en un mundo de hombres, tal como su hermana Virginia, que en 2004 se convirtió en la primera mujer en pitar un partido de Primera División en México, luego de que su hermana nunca fue árbitro central, sino abanderada.

"Fue difícil, cuando yo inicié éramos muy poquitas mujeres, entonces el hecho primero de la aceptación y después de que te den la oportunidad como equidad de género fue complicado, pero poco a poco fuimos demostrando que también teníamos la capacidad”, agregó.

Isabel ahora es asesora de árbitros en la Liga de Ascenso MX, Copa MX y divisiones inferiores, esperanzada en que los dirigentes le den más espacio a las mujeres.

"Es cuestión de la Comisión, de que vaya encaminando a las mujeres y que las lleve en un buen proceso para poderlas subir a Primera División", mencionó. "Más que nada es que ellos se animen ahora sí a meter mujeres".

Superadas sus pruebas en aquel 2000, Tovar le contó de su embarazo a Edgardo Codesal, entonces director de la Comisión de Árbitros, quien le aseguró que no necesitó correr ese riesgo para mantener el gafete.

"No le pedí el año, solo le pedí siete meses y me dijo '¿cómo siete meses? ¿entonces hiciste las pruebas embarazada?' Le dije que sí y ya nada más se rió y me dijo que sí les daban permiso (a las mujeres embarazadas), además que les cuidaban el gafete", rememoró.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×