Las 'piedritas' entre Ramos y Piqué que fortalecen a la Roja

La rivalidad que sostienen ambos defensas poco a poco ha ido sanando.
Lopetegui los calificó como una nota de color dentro del gris habitual que define a los deportistas profesionales.
 Lopetegui los calificó como una nota de color dentro del gris habitual que define a los deportistas profesionales.  (Foto: Getty Images)
  • Tras la remontada histórico del Barcelona sobre PSG, Ramos y Piqué entraron en una "guerra" de declaraciones
Madrid, España (AFP) -

La selección española recupera a sus centrales Sergio Ramos y Gerard Piqué, dos jugadores cuyo fuerte carácter les ha llevado a tener alguna desavenencia, aunque las "piedritas" que se tiran, nunca les ha impedido ser un muro para la selección.

"Forman un grupo unido", aseguró el martes el seleccionador nacional, Julen Lopetegui.

El reencuentro del barcelonista Piqué y el madridista Ramos centró la atención el lunes tras la última polémica protagonizada por ambos después de la épica clasificación de los azulgranas a cuartos de la Champions League levantando un 4-0 ante el PSG, al que ganó 6-1 en la vuelta de octavos.

"Titularon muy bien la remontada del Barça: fue histórica en todos los sentidos", dijo Sergio Ramos el martes pasado en lo que algunos quisieron ver también una velada referencia a la actuación del árbitro del encuentro.

"No me molestó lo que dijo Ramos, tiene razón porque fue histórico, yo lo disfruté como un niño", respondió Piqué, antes de su reencuentro el lunes bajo los focos.

"No te voy a negar que nos gusta el morbo, nos hemos acostumbrado a tirarnos de vez en cuando alguna piedrecita pero lo tomamos sin ningún tipo de maldad, superdeportivo todo". dijo Ramos al llegar a la concentración de la Roja en las afueras de Madrid.

Poco después se les veía departir distendidos a ambos durante el entrenamiento y compartiendo una charla con el seleccionador.

"Bromeamos con ellos. Les decimos que ahora se pueden mandar los tuits con la misma camiseta. Ellos defienden a sus equipos con vehemencia, pero cuando llegan aquí, son del mismo equipo al 100 por ciento", dijo Lopetegui.

La época de los enfrentamientos del Real Madrid de José Mourinho y del Barcelona de Pep Guardiola inició en cierto modo los tomas y dacas de estos dos emblemas de la Roja, que nunca han escondido que no son íntimos.

"Tuvimos diferencias pero ahora la relación es buena. No se trata de tener una amistad profunda sino de ser profesionales", decía Ramos en 2013.

Durante la Eurocopa del pasado año, la foto de Ramos saltando el primero a festejar un gol de Piqué que daba la victoria a la Roja ante la República Checa fue tomada como la certificación de la paz entre ambos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×