Veracruz y la serie de infortunios que incrementa su crisis

El cuadro del puerto jarocho ha padecido problemas futbolísticos dentro y fuera de la cancha.
Veracruz tiene un cociente de 1.1053 producto de 105 puntos en 95 juegos.
 Veracruz tiene un cociente de 1.1053 producto de 105 puntos en 95 juegos.  (Foto: Mexsport)
  • Los Tiburones jugarán ante Cruz Azul a puerta cerrada, con DT nuevo y sin apoyo de su gobierno
Ciudad de México -

La recta final del torneo luce cada vez más complicada para el Veracruz. Hundidos en el fondo de la tabla de cocientes, sin Carlos Reinoso en el banquillo y ahora con un duelo a puerta cerrada ante Cruz Azul, los Tiburones Rojos parecen nadar directo al abismo del descenso.

El Veracruz ha padecido problemas futbolísticos dentro y fuera de la cancha, como le ocurrió con el castigo de veto que le impuso la Comisión Disciplinaria, el cual deberá pagar este viernes contra la Máquina.

Tras la violencia suscitada en el Estadio Luis Pirata Fuente en la Jornada 7 frente a Tigres, la Disciplinaria abrió una investigación y decidió vetar el inmueble. Debía pagarse el castigo ante Puebla, pero el paro arbitral previo a la Jornada 10 lo impidió.

A esta situación, se le suma que el equipo ahora debe funcionar bajo las órdenes de Juan Antonio Luna y Cristobal Ortega en el banquillo tras la salida de Carlos Reinoso por motivos de salud.

Y es que el Maestro fue la apuesta de la directiva para salvar al equipo y conseguir los puntos que evitaran del descenso de categoría; pero ahora está la incertidumbre de ver cómo reacciona el grupo en el terreno de juego con un cambio de timón no presupuestado.

Ubicado como último lugar en la pelea por evitar el descenso con un cociente de 1.1053 producto de 105 puntos en 95 juegos, su objetivo es alcanzar a Monarcas que tienen 1.1474 fruto de 109 puntos en 95 juegos.

Ante estas circunstancias, jugadores como Adrián Luna apuestan al amor propio de los jugadores para evitar la debacle.

“Vamos ante un grande, nosotros nos metimos en esto, nadie más y nosotros vamos a tener que sacar esto adelante con mucho esfuerzo, sacrificio, futbol, mentalidad ganadora y con ese amor propio que debe tener el futbolista para sacarlo adelante”, dijo.

El problema del equipo no pasa necesariamente por la defensa ya que es la octava mejor zaga del torneo con 11 goles recibidos; por el contrario, es la ofensiva la que no ha respondido en Clausura 2017 ya que es último lugar de productividad ofensiva con apenas cinco tantos.

Para colmo, el futuro del equipo es incierto ante los cambios políticos que vive la entidad con la llegada del gobernador Miguel Ángel Yunes, quien no parece tener una buena relación con Fidel Kuri, propietario del club.

“El gobierno del estado no quiere al equipo. Por su manera de actuar eso es lo que quieren. No les interesa el futbol en Veracruz”, mencionó el directivo de un equipo urgido de puntos que le toca medirse ante uno de los “grandes” de la Liga, pero sin el apoyo de su afición en las tribunas y una serie de problemas extracancha que podrían terminar con la campaña de cualquiera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×