Tras ilusionar, Cruz Azul volvió a perder de último minuto

El verbo "Cruzazulear" sumó un nuevo ejemplo a su colección esta noche en la visita a Puebla.
Son 62 partidos en que la Máquina no logra hilvanar triunfos.
 Son 62 partidos en que la Máquina no logra hilvanar triunfos.  (Foto: Imago7)
  • Cruz Azul aventajó apenas al 4', pero terminó derrotado al 93'
Estadio Cuauhtémoc, Puebla, México -

La Máquina lo volvió a hacer. Después de ganar a media semana el partido más inesperado, contra el líder Toluca y de visita, Cruz Azul fue a Puebla para perder de último minuto.

El equipo de Paco Jémez había vuelto a ilusionar, no solo por la victoria ante los Diablos Rojos, sino esta tarde en que se fueron adelante en el marcador desde el primer tiempo. Con esa ventaja se ponían sorpresivamente a tres puntos de la zona de Liguilla, hasta que vino la enésima debacle.

Los Cementeros, que repitieron la alineación del jueves por las varias bajas, se fueron arriba desde el minuto 4, cuando Rafael Baca se tendió de palomita en un gran centro de Ángel Mena. Sin embargo, la maldición volvió a caerles porque se quedaron con las manos vacías aun cuando fueron superiores en gran parte del encuentro.

Cruz Azul volvió a ser el equipo que baja el ritmo. Esta vez, incluyendo graves errores en defensa, como cuando Julián Velásquez dejó pasar un balón entre las piernas que casi termina en gol de Federico González.

De cualquuier forma el empate llegó al minuto 57, cuando Julio César Domínguez marcó un autogol al intentar desviar un centro de Jerónimo Amione que Carlos Orrantia estaba por rematar. A pesar de ello, la Máquina estuvo cerca de ponerse arriba nuevamente, sobre todo con un disparo del Chaco Giménez que con las uñas desvió el portero Fabián Villaseñor, el portero que suplió a Christian Campestrini, quien ni siquiera estuvo en la banca por decisión técnica luego de sus últimos partidos de pifias.

Pero lo peor para la Máquina llegó al tercer minuto de compensación, cuando Mena perdió el balón en la salida y permitió que Cristian Esparza, que había entrado al 87', rematara por debajo de zurda un balón inalcanzable para Jesús Corona. El Estadio Cuauhtémoc se volvió loco, tanto como el entrenador José Cardozo, quien celebró como si se tratara de un campeonato.

Con ello, la Máquina se quedó en el lugar 15 con 14 puntos, a seis de la zona de Liguilla cuando ya solo quedan nueve unidades por jugarse. Por su parte, el Puebla llegó a 13 puntos y si bien permanece en el sótano de la general, sumó tres unidades valiosísimas en la porcentual, donde se alejó a siete del Veracruz, el último lugar en esa clasificación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×