Chivas se concentró con el aliento de una serenata

Rodolfo Cota fue el primero de los jugadores que se asomó para saludar y entonces comenzó la fiesta de la fanaticada rojiblanca.
Chivas se concentró con serenata incluida
  • Unos 700 aficionados se reunieron afuera del hotel para apoyar a su equipo
Guadalajara, Jalisco, México -

La afición de las Chivas no pierde la esperanza y la ilusión de alcanzar una semifinal dos años después de la última que disputaron.

Unos 700 aficionados al Deportivo Guadalajara se dieron cita en el hotel de concentración del equipo dirigido por Matías Almeyda para cantar, brincar, gritar y alentar a su equipo de cara al duelo de vuelta de los cuartos de final ante Atlas, duelo que será una edición más de clásico tapatío.

Pasadas las 6:30 de la tarde, la Insurgencia y la Irreverente (barras de Chivas) comenzaron a reunirse afuera del hotel. Los tambores y las trompetas comenzaron a sonar y el ambiente estalló, las banderas salieron y los cánticos no pararon.

Rodolfo Cota fue el primero que se asomó de forma tímida y apenas esbozó un saludo para los seguidores rojiblancos que se dieron cita, aunque apenas era el comienzo.

Entonces apareció una bandera con un pingüino con la playera del Atlas haciendo alusión a la "frialdad" del rival de este domingo, a quien Chivas buscará vencer por la mínima diferencia o en caso de recibir un gol tendrá que hacer tres.

Pero aún faltaba el mejor momento, pues luego de la cena, algunos jugadores del Rebaño salieron del hotel para participar de la serenata, cantar y brincar con los seguidores que acudieron y que permanecieron poco más de dos horas.

Rodolfo Pizarro, Jesús Sánchez, Rodolfo Cota, Carlos Fierro, Michelle Benítez y otros salieron para tomar algunas banderas y cantar con los aficionados, mientras que Jair Pereira fue más allá y llegó hasta los tambores y comenzó a tocarlos ante la algarabía de la gente que se dio cita.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×