Frustrados y eliminados, fans de Rayados generan violencia

Algunos seguidores de Tigres fueron auxiliados por ambulancias y paramédicos.
Violencia en el estadio de Monterrey
  • En varios puntos dentro y fuera del BBVA Bancomer, hubo agresiones contra seguidores felinos
Guadalupe, Nuevo León -

La fiesta del clásico regio 112 se vio empañada nuevamente por los brotes de violencia que se registraron en varios puntos del Estadio BBVA Bancomer en contra de seguidores felinos que celebraban el primer triunfo de su equipo en un derbi de Liguilla contra Rayados.

Antes de terminar el partido, las rejas que rodean la cancha y que por lo general están abajo, fueron levantadas para prevenir cualquier intento de invasión al terreno de juego, mientras que dos contingentes de Fuerza Civil ingresaron por la orilla del terreno de juego, para colocarse frente al área donde se ubica La Adicción, aunque la barra de Monterrey se dedicó a apoyar a su equipo.

Dos de las principales agresiones que se dieron en el interior de la casa albiazul, fue en la parte más alta de la cabecera norte, en donde alrededor de 18 seguidores del Monterrey golpearon a siete hinchas de los auriazules, que trataban de protegerse de la manera que podían de los golpes y patadas que les propinaban.

Fueron otros aficionados albiazules y guardias de seguridad privada los que tuvieron que intervenir para que detuvieran la golpiza y detrás de la portería sur que defendió Nahuel Guzmán en el segundo tiempo, también un grupo de integrantes de los Libres y Lokos fueron agredidos por seguidores de la Pandilla.

Debido a esto, los barristas felinos tuvieron que ser retirados y escoltados por elementos de Fuerza Civil y fueron sacados del estadio por la cancha, para después ser conducidos por un túnel hasta el exterior del estadio, donde también fueron resguardados por policías hasta el estacionamiento del parque de diversiones aledaño a la casa albiazul, donde la situación ya estaba en calma.

Por otro lado, en el conocido "puente bailarín", que se ubica en el acceso norte del estadio, tres seguidores de Tigres fueron golpeados por cerca de una veintena de aficionados de Rayados, quedando uno de ellos inconsciente tras la agresión, la cual paró gracias a la intervención de otros hinchas albiazules, pues la policía brilló por su ausencia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×