Once años después, Chivas consigue sufrido pase a la final

No ganó en la ida ni en la vuelta, pero la posición en la general le dio el boleto al Guadalajara sobre Toluca.
Once años después, Chivas consigue pase a la final
  • Néstor Calderón marcó por el Rebaño a balón parado con total complicidad de Talavera
  • Fernando Uribe empató al 48', pero a los Diablos parecieron faltarles ideas y hambre
Estadio Chivas, Guadalajara, México -

Después de más de una década, Chivas está de vuelta en una final. Con el 1-1 en la vuelta (2-2 global) dejó en el camino al Toluca, que se quedó con las ganas de hacer una diablura en patio ajeno y en el torneo de su centenario. En cambio, Matías Almeyda por primera vez llega a una final de Liga y quiere darle el trofeo 12 a los rojiblancos.

A pesar de que el empate de la ida le daba el boleto, Chivas salió a no especular. Orbelín Pineda se lo hizo ver al Toluca, cuando les estrelló un balón al travesaño apenas cruzando los diez minutos de juego en un estadio abarrotado y eufórico.

Poco a poco, los Diablos se fueron mostrando a la altura. Su etiqueta de mejor visitante (junto a Xolos) de la fase regular les permitió mostrar cierto peligro, aunque no con la consistencia necesaria pese al empuje de Rubens Sambueza. Al 30', Chivas se acercó a la final cuando Néstor Calderón puso el 1-0 (2-1) al cobrar un tiro de castigo que se comió totalmente el portero, Alfredo Talavera.

Al descanso, los rojiblancos se fueron con ventaja y generando una ilusión a sus seguidores que serán testigos del juego definitivo por el título el próximo domingo, en caso de concretarse la ventaja de Tigres sobre Tijuana en la otra semifinal de esta misma noche.

Pero no se podía cantar victoria. Aenas al 48', Toluca silenció la casa del Rebaño. Fernando Uribe se anticipó a la marca de los tapatíos por un gran error del Gallito Vázquez y sacó un tiro colocado a la izquierda de Rodolfo Cota, quien no pudo hacer nada para evitar el 1-1 (2-2).

Los Choriceros necesitaban de un gol más para acabar con la fiesta rojiblanca. Chivas seguía en la antesala por su posición en la tabla, que fue mejor que la de Toluca. Hernán Cristante depositó sus últimas esperanzas en el siempre desequilibrante Sinha, quien no pudo marcar diferencias en la recta final y dijo adiós al futbol, con todo y llanto, tras el silbatazo final.

Al Diablo, conforme fueron pasando los minutos, las ideas se le acabaron en el campo para tratar de encontrar la anotación que les diera el pase a la serie por el título. Sin embargo, las lesiones volvieron a azotar al Guadalajara. Ángel Zaldívar parecía estar de regreso en la Liguilla y entró de relevó a un lastimado Carlos Fierro.

Pero el Chelo se fue del campo por una molestia tan solo 16 minutos después de haber ingresado. El tercer cambio también se produjo por lo que parecieron problemas en el brazo izquierdo del capitán Carlos Salcido.

Toluca solo necesitaba de un gol, pero jamás pareció buscarlo con el ahínco que exigía esta instancia. El tiempo se diluyó y Chivas está en la final después de más de una década, a la espera de conquistar su título 12 y empatar así al América como el más ganador en la historia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×