Reflejo del coraje mexicano, Osorio fue expulsado

El técnico de la Selección Mexicana volvió a mostrar una gran calentura.
 El entrenador vio desde el vestidor los últimos minutos del juego.  (Foto: Getty)
  • Casi sin aztecas en el estadio, los rusos gritaron fuerte el '¡México, México!'
Moscú, Rusia -

Juan Carlos Osorio volvió a mostrar una gran calentura. Insatisfecho con la cuarteta arbitral durante gran parte del juego contra Portugal, el entrenador vio desde el vestidor los últimos instantes porque no fue revisada la jugada del minuto 118, cuando Héctor Moreno pareció sufrir un empujón que habría ameritado penal.

La banca mexicana explotó en reclamos para pedir al menos la revisión de la jugada por parte del VAR, pero fue el estratega quien tuvo que ser contenido por Alfredo Talavera para que sus exigencias contra el asistente no pasaran a mayores. Desde antes, el colombiano le había aplaudido al hombre de la bandera como pidiéndole que se pusiera a trabajar.

Un par de decisiones que no le gustaron lo empezaron a encender. “¡Please, please!”, le reclamaba el cuarto oficial al timonel para que le bajara a su enojo todavía durante el tiempo regular. Sin embargo, el partido terminó con él en el vestuario pero al menos con jugadores agradecidos porque el Tri volvió a ser un consentido de los rusos.

A pesar de que casi no hubo aficionados aztecas en el inmueble, el l “¡México, México!” se escuchó fuerte en muchos momentos del partido, lo cual fue agradecido por los seleccionados aztecas, que saludaron hacia los cuatro puntos cardinales antes de retirarse de la cancha tras la derrota.

Los más de 42 mil espectadores que llenaron el Spartak Stadium coincidieron con el Tri porque abuchearon fuerte al árbitro Fahad Al Mirdasi cuando recibió su medalla por participar en la premiación a Portugal.

La misma estuvo presidida por el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, quien inmediatamente tras este juego volaría a la final en San Petersburgo, y escoltado por dirigentes como Víctor Montagliani, titular de Concacaf, y el mexicano Guillermo Cantú, secretario general de la Federación Mexicana de Futbol que debió estrechar la mano de los ganadores portugueses.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×