Piojo Herrera lució más explosivo que Tuca por culpa de Darwin

El entrenador vivió el duelo con intensidad pero lamentó en exceso las fallas de sus jugadores
 El Piojo se mostró más enérgico que el mismo DT de Tigres.  (Foto: Imago 7)
  • El acabose para Miguel Herrera fue el penalti en contra
Estadio Azteca -

Los principales corajes de Miguel Herrera, más allá de la derrota ante Tigres, fueron culpa de Carlos Darwin Quintero, quien ni siquiera terminó el partido de semifinales de las Águilas del América.

El delantero no anduvo fino ni tuvo su mejor noche como el generador de futbol del equipo y en situaciones claras a la ofensiva falló para sorpresa del entrenador y sus compañeros.

Miguel Herrera no podía creer las fallas del colombiano en el primer tiempo pues dos veces falló el mismo pase y una más se equivocó al tratar de encarar a un defensa.

Desde la banca, el Piojo sufría, se llevaba las manos al rostro, las extendía en señal de impotencia porque en ambas ocasiones eran pases diagonales de rutina para el jugador ubicado en la lateral pero nunca llegaron a su destino.

Finalmente terminó por sustituirlo a los 59 minutos para darle oportunidad a Renato Ibarra, quien debido a sus lesiones no ha estado en ritmo como el resto de sus compañeros.

Tuca, más ecuánime caminaba dentro de su área y hacía señalamientos breves sin tanto aspavientos. Solo en el segundo tiempo aprovechó que Javier Aquino estaba cerca del área técnica y le dio indicaciones para que volviera a tomar el esférico por la banda.

El acabose para Miguel Herrera fue el penalti en contra, que le obligó a reclamarle al cuarto árbitro Adonai Escobedo por considerar que el esférico le había pegado en la cara a Bruno Valdez.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×