Bayern Munich 0-2 Inter de Milán... Tras 45 años, Inter volvió a ser Campeón

Que nada dura para siempre es una frase común, pero cada que se cumple embona y tal es el caso del Inter de Milán, que se sacudió una maldición de 45 años sin obtener la “Orejona” con el triunfo...
Que nada dura para siempre es una frase común, pero cada que se cumple embona y tal es el caso del Inter de Milán, que se sacudió una maldición de 45 años sin obtener la “Orejona” con el triunfo que consiguió este sábado sobre el Bayern Munich.
 Que nada dura para siempre es una frase común, pero cada que se cumple embona y tal es el caso del Inter de Milán, que se sacudió una maldición de 45 años sin obtener la “Orejona” con el triunfo que consiguió este sábado sobre el Bayern Munich.
Estadio Santiago Bernabéu de Madrid, España,... -
  • Por primera vez en la historia, la Final se jugó en sábado
  • Los bávaros no pudieron superar el muro defensivo “Neroazzurri”

Que nada dura para siempre es una frase común, pero cada que se cumple embona y tal es el caso del Inter de Milán, que se sacudió una maldición de 45 años sin obtener la “Orejona” con el triunfo que consiguió este sábado sobre el Bayern Munich para quedarse con la Champions League 2009-2010.

Con un fenomenal Diego Milito, quien marcó los goles de la victoria, y una defensa inquebrantable, el equipo italiano alcanzó la gloria continental para levantar el trofeo que se había convertido en una obsesión para la institución de Milán.

El atacante argentino se erigió como el hombre más importante para el Inter, la figura del año para este conjunto dirigido por el portugués José Mourinho, pues fue el encargado de hacer el tanto para ganar la Coppa Italia, la anotación en el último partido de la Liga para sellar el Scudetto, y ahora el par de tantos para llevarse la “Orejona” y decretar el Triplete interista.

Mourinho se iría en grande del Inter con este título, siendo apenas el tercer entrenador en la historia que ganó la Champions League con equipos distintos (antes lo hizo con el Porto), pues era lo único que le faltaba con los transalpinos y lo logró, y como dijo que no lo respetan en Italia podría no regresar como Director Técnico de este club para la siguiente Temporada.

Mientras tanto, Milito se incorporará a la Selección Argentina que acudirá al Mundial de Sudáfrica 2010 a tratar de hacerse de un lugar como titular en un equipo plagado de estrellas a la ofensiva.

Lo increíble de este Inter es que se lleva la gloria como cuadro italiano sin haber puesto como titular a ningún jugador de esa nacionalidad en esta Final disputada en el Estadio Santiago Bernabéu, de Madrid. El único que participó fue Marco Materazzi, quien ingresó a los 92 minutos, a falta de uno para el final añadido.

Y el camerunés Samuel Eto’o obtuvo el Bicampeonato tras haber conseguido la Champions League del año pasado con el Barcelona, también con un Triplete, con lo cual ha ganado seis títulos del 2009 a la Fecha.   EL PARTIDO

En el arranque del duelo se vio a un Bayern Munich metido en su campo, como si se hubieran intercambiado los papeles porque el supuesto equipo defensivo era el Inter. Con cuatro hombres en ataque quedó claro que el cuadro italiano iba a ir en busca del partido.

Sin embargo, poco a poco el conjunto alemán se fue adueñando del balón, tomó el control de las acciones y trató de ir hacia adelante, conforme transcurrieron los minutos se veía bien plantado sobre el campo del Bernabéu, pero con escasa claridad para llegar con peligrosidad al área enemiga.

Sólo una buena jugada del holandés Arjen Robben en un desborde por derecha produjo emoción, pero Ivica Olic mandó su remate por arriba de la portería.

La superioridad de los muniqueses sólo era aparente, pues se notaba que los “Neroazzurri” estaban esperando el momento para armar un buen contragolpe y con ello poner a trabajar a la defensa rival.

Y así ocurrió, con una estupenda jugada que inició con un despeje largo del portero Julio César, luego Diego Milito ganó el balón de cabeza y al mismo tiempo cedió para Wesley Sneijder, quien dio el tiempo necesario para que el argentino picara al espacio y entonces le tocó de pared para que definiera de derecha al ángulo izquierdo del marco defendido por el portero goleador Hans-Jörg Butt. Un dibujo perfecto al minuto 35.

A partir de entonces, la escuadra italiana tomó la manija del duelo y desde entonces hasta el final fue puro manejo del encuentro para el equipo de Mourinho, que volvió a dar cátedra en materia defensiva y control de una ventaja.

Wesley Sneijder se perdió una muy clara ocasión sobre el término del primer tiempo cuando Milito lo había dejado solo en el área, pero el zurdazo se quedó en el cuerpo del arquero Hans-Jörg Butt.

En el complemento el Bayern Munich se fue encima de la portería italiana, pero se topó con una pared “Neroazzurra”, que rebotó todo lo que le llegó al área para alejar cualquier sensación de peligro con un Julio César en plan de figura bajo los tres palos.

Y entonces vino otra genialidad de Milito en un contragolpe, donde dejó plantado al defensa Daniel van Buyten con una finta, se metió al área y de derecha definió cruzado. Golazo y fin de la historia al 70’.

Lo demás fue sobrellevar las acciones hasta el silbatazo que decretó el término del encuentro y el título para el Inter de Milán.   EL ARBITRAJE

Bueno del inglés Howard Webb, quien no tuvo mayores dificultades para llevar por buen camino el partido y aunque hubo una jugada polémica en un aparente penal del interista Maicon, la realidad es que no era una acción para señalar infracción en el área del equipo interista.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×