Matar o morir

"Este juego es de vida o muerte". La frase se ha convertido en un lugar común cada vez que un equipo está en una situación comprometida, y muchas veces se dice sin ton ni son.

“Este juego es de vida o muerte”. La frase se ha convertido en un lugar común cada vez que un equipo está en una situación comprometida, y muchas veces se dice sin ton ni son. Sin embargo, para la Selección Nacional, nunca ha sido mejor empleada. Aunque queden otros tres encuentros del Hexagonal, el juego en el Ricardo Saprissa determinará el futuro del Tri.

México tiene que ganar en San José. Así de fácil. Otro resultado pondría la cosa muy complicada para los de Javier Aguirre. Analicemos un poco los números. Un triunfo de los nuestros los pondría con 12 puntos, los mismos de Costa Rica, mientras que EU y Honduras tendrían 13 (suponiendo que ganen hoy, como es casi seguro que suceda).

La gran ventaja en este caso es que Honduras, Costa Rica y Estados Unidos aún van a jugar entre ellos, y que nuestro único partido contra uno de estos tres equipos es en el Azteca y con todas las circunstancias a favor. Así, venciendo a los catrachos y a El Salvador, lo más probable es que el equipo llegara calificado al último partido en Trinidad y Tobago.

Contra lo que se ha publicado en otros lados, el empate no es necesariamente bueno para el Tri. Según los cálculos que hice en el Simulador del Hexagonal de MedioTiempo (buena herramienta esa), el escenario más probable en ese caso sería un cuádruple empate con 19 puntos en la punta de la tabla. Ahí lo que definiría los calificados directo sería la diferencia de goles y, en este momento, la nuestra (-1) es la peor.

Así, habría que buscar meter la mayor cantidad de tantos posible en nuestros próximos partidos. Además, perderíamos cualquier margen de error. Suponiendo que, por las vueltas del fútbol, empatáramos contra Honduras o en Trinidad y Tobago, colorín colorado y al Repechaje.

De la derrota ni hablar. Ahí ya no habría vuelta de hoja. Perder significaría alejarnos a 6 puntos de los ticos y a 4 de gringos y catrachos, con 9 por disputarse. Aunque los ganáramos todos, por los partidos que quedan es virtualmente imposible eliminar esa desventaja. Tendríamos que preparar, desde ya, el partido clasificatorio contra un equipo sudamericano.

Tras el análisis numérico, la pregunta obligada “¿ganará México en San José esta noche?” La verdad es que me siento bastante optimista. He seguido todos los partidos de la Eliminatoria de Costa Rica y me parece que es un equipo sobrevalorado. Su mejor actuación fue en su primer juego, frente a Honduras, a la que venció con claridad. Después sufrieron de pánico escénico en el Azteca y perdieron contra un equipo mexicano muy poco competitivo.

Luego le ganaron como locales a El Salvador en un partido en el que el árbitro estadunidense Jair Marrufo tuvo una actuación escandalosa. Se la pasó inventando faltas a favor de los locales, se sacó de la manga un penal, que Furtado falló, y no descansó hasta que los ticos hubieran anotado el gol del triunfo. Después ganaron, con bastante fortuna en Trinidad y Tobago, para luego derrumbarse en Honduras.

Es un equipo regular, con sólo un jugador fuera de lo común, Brian Ruiz, y que sustentó sus resultados en la confianza y el juego de conjunto. Justo los dos elementos que ahora le faltan tras caer en San Pedro Sula y la no convocatoria de varios elementos por parte del técnico Rodrigo Kenton.

México llega en mejor momento futbolístico y anímico y con una serie de rachas importantes frente a su rival de esta noche. No hemos perdido en 8 encuentros consecutivos desde el Aztecazo, y no caemos como visitantes ante ellos desde 1992 incluido un triunfo en su famosa cancha sintética en la era La Volpe.

Obviamente, el partido será  durísimo y los motivos que expuse no son una garantía de victoria. Pero sí dan pie para pensar que los jugadores del Vasco Aguirre tienen la capacidad para conseguir un triunfo que nos haga de una vez por todas descartar las matemáticas y podamos, finalmente, planear con tranquilidad el Mundial del año que viene.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas