Revolution 1-2 Monarcas... Morelia se llevó el millón de dólares

Morelia se llenó la cartera de billetes verdes después de vencer 1-2 a New England Revolution en la Final del Superliga 2010.
Morelia se llenó la cartera de billetes verdes después de vencer 1-2 a New England Revolution en la Final del Superliga 2010.
 Morelia se llenó la cartera de billetes verdes después de vencer 1-2 a New England Revolution en la Final del Superliga 2010.
Gillette Stadium -
  • Sabah metió dos goles y al final se fue expulsado

Morelia se llenó la cartera de billetes verdes después de vencer 1-2 a New England Revolution en la Final del Superliga 2010. El cuadro purépecha, de la mano de Miguel Sabah -autor de los dos goles del cuadro mexicano-, pudo quedarse con el millón de dólares que el torneo otorga como premio.

Sabah exorcizó sus fantasmas y decidió volver a cobrar una pena máxima pese a que había decidido, hace 15 días, no volver a hacerlo. El mexicano desde los once pasos se llenó de seguridad y marcó el primer gol que abrió el camino de la victoria.

Después el mismo delantero logró un golazo al prender un balón, fuera del área, que techó al arquero y se internó en la red; y aunque Revolution pudo lograr un gol para ponerle dramatismo a la Final, Morelia aguantó estoico para levantar el trofeo que los proclamó como Campeones de la Superliga 2010.

Morelia se convirtió en el tercer equipo mexicano en ganar la justa, antes lo hicieron Tigres y Pachuca; Revolution es el único equipo de la MLS que ha logrado ser Campeón pero esta noche perdió la oportunidad de repetir la hombrada.

EL PARTIDO

“Mejor que tire otro” declaró Miguel Sabah el pasado 18 de agosto después de haber fallado una pena máxima frente a San Luis. El delantero perdió la fe en sí mismo y decidió no volver a ser el hombre encargado de cobrar los tiros penales.

Después de autoretirarse candidateó a Luis Gabriel Rey y Jaime Lozano como los indicados para hacerlo. Pero la vida lo puso otra vez ahí, en el camino de los once pasos que llevan a la gloria o te catapultan al infierno.

Morelia peleaba su primer título de Superliga ante un Revolution que se convirtió en un equipo duro, que se defendía bien y poco se ocupaba de atacar porque esperaba el momento perfecto para matar.

Pero Barnes había trabado a Luis Gabriel Rey en el área y Carlos Batres, el silbante del encuentro, decidió marcar la pena máxima. Sabah olvidó sus palabras y tomó el balón con inmediatez. El delantero se echó para atrás, hizo una breve carrera y conectó el balón con la pierna derecha; segundos antes el dramatismo había llegado a la cancha, pero Sabah concentró la mirada en la red donde tenía que internar el esférico.

El balón entró con fuerza en el centro del marco americano; Sabah dejó el miedo atrás para convertirse una vez más en el hombre de seguridad en la ofensiva michoacana.

Por eso cuando Miguel logró conectar un balón que ni siquiera tocó el césped y que entró con pulcritud al techar al arquero, ni él mismo se sorprendió. Lo que había hecho era un golazo, pero este sólo fue fruto de la confianza que le dio volver a anotar por la vía penal.

Antes los michoacanos lo habían intentado con un disparo de Pineda que pegó en el travesaño, un zurdazo de Lozano que el portero de Revolution logró desviar y un disparo de Sabah que se fue demasiado cruzado; pero el último toque había fallado, lo que le faltaba al equipo era seguridad y Miguel terminó por dárselas.

Sin embargo, el cuadro de Tomás Boy sucumbió ante la presión de los locales y en una jugada de pared entre Alston y Schilawski, Revolution puso la pizarra con un 1-2 que le impregnó dramatismo a la Final de Superliga.

Pero Sabah había marcado el gol del millón de dólares y aunque Revolution lo intentó hasta el final, y el delantero salió expulsado dejando a su equipo con 10 hombres en los últimos minutos de juego, Morelia se llenó la cartera de dólares.

ARBITRAJE

Carlos Batres. Bien, fue exigente para mantener el orden para cortar los conatos de golpes que amenazaron en convertirse en importantes peleas; además, marcó correctamente el penal sobre Luis Gabriel Rey que a la postre abrió la pizarra. Al final se lució al expulsar a Miguel Sabah quien quiso engañar al árbitro para que le marcara un penal.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×