Santos (1)1-3(5) Cruz Azul... Máquina semifinalista

Cruz Azul le echó a perder la presentación en casa al argentino Diego Cocca, quien vio frustradas sus aspiraciones de seguir con vida en la Concachampions al imponerse por 1-3 (1-5 global).
 Villa es felicitado por sus compañeros.  (Foto: Notimex)
Estadio Corona, ante una buena entrada -
  • Emanuel Villa anotó un doblete con un par de asistencias de Javier Aquino

Cruz Azul le echó a perder la presentación en casa al argentino Diego Cocca, quien vio frustradas sus aspiraciones de seguir con vida en la Concachampions al imponerse por 1-3 (1-5 global).

La Máquina derrotó claramente a un Santos Laguna que jugó más a base de empeño que de idea futbolística. Los Guerreros continúan en un tobogán de cuatro derrotas de manera consecutiva, en las que ha recibido ocho goles y ha marcado apenas uno.

Cruz Azul marcó por conducto de Emmanuel Villa -en dos ocasiones- y uno más del “Chaco” Giménez. Por Santos, el ecuatoriano Christian Benítez con un solitario gol rompió el ayuno de 392 minutos sin poder marcar.

Por su parte, el cuadro cemento avanzó a la ronda de Semifinales y espera ya al vencedor de la llave entre Monterrey y Toluca. Aunque para su mala fortuna no podrán contar con Christian Giménez ya que se fue expulsado al minuto 64.

EL PARTIDO

Tal como se esperaba, Diego Cocca utilizó todo su arsenal y mandó a la cancha a tres delanteros además de Daniel Ludueña. Esto con la finalidad de encontrar un gol tempranero que le permita trabajar el partido de mejor manera.

Y por poco le dio resultados al minuto 4 cuando Christian Benítez se perfiló de pierna derecha para soltar un fogonazo que Jesús Corona rechazó y en una segunda jugada Adrián Cortés mandó a tiro de esquina.

Fue así que el partido comenzó con buen ritmo, ambas escuadras marcaron una clara postura ofensiva, aunque el dominio fue para los locales que llegaron constantemente por los costados.

Conforme corrieron los minutos tanto Guerreros como Cementeros se asentaron, lo que causó una sensible baja en la intensidad de juego. Algo que fue benéfico para los visitantes que incluso llegaron en un par de ocasiones a la meta de Oswaldo Sánchez.

Para sorpresa de todo el estadio, La Máquina pitó primero, luego de que Javier Aquino hizo de las suyas y aprovechó un espacio que le dejó la defensa lagunera para enviar un preciso centro hasta el corazón del área justo al pie de Emmanuel Villa, quien simplemente empujó la redonda para marcar el primero de la noche.

Para el complemento los cementeros salieron con la idea de darle la puntilla a los locales y lo logró al 49' con una descolgada veloz de Villa que quedó solo ante Oswaldo, abrió para el “Chaco”, quien sólo empujó el balón al fondo de las redes.

Por si fuera poco un par de minutos después Javier Aquino se las volvió a hacer; centró directo a la cabeza de Villa, quien simplemente remató franco y escribió la última letra en la lápida albiverde.

El ímpetu de los laguneros tuvo una pequeña recompensa al 70', luego de que Darwin Quintero se escapó en jugada individual soltó fogonazo que reventó el poste izquierdo de Corona y en contrarremate Benítez definió con la testa.

Los últimos minutos fueron de desesperación para los santistas que invadieron el área visitante pero que contó con poca o nada fortuna.

Al salir del campo los jugadores agradecieron al público que jamás dejó de alentar pese a verse abajo en todo momento.

EL ARBITRAJE

Roberto García Orozco cumplió con una buena labor, amonestó a los santistas Peralta y Benítez por fingir faltas dentro del área. Además expulsó a Christian Giménez por patear arteramente a Carlos Darwin Quintero.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×