Sudáfrica, un lugar enigmático

Sudáfrica es una tierra de encuentros con la naturaleza y lujo. Un paraíso donde se puede tener un contacto cercano con la tierra y sus raíces, pero también se puede gozar de la modernidad de sus...
 Sudáfrica es una tierra de encuentros con la naturaleza y lujo. Un paraíso donde se puede tener un contacto cercano con la tierra y sus raíces, pero también se puede gozar de la modernidad de sus ciudades.
Ciudad de México -
  • Un viaje desde México puede costar como mínimo unos 6 mil dólares
  • El hotel más caro de Sudáfrica cuesta 32 mil pesos la noche
  • Los zafaris son la principal atracción de los turistas

Sudáfrica es una tierra de encuentros con la naturaleza y lujo. Un paraíso donde se puede tener un contacto cercano con la tierra y sus raíces, pero también se puede gozar de la modernidad de sus ciudades. Sede del Mundial de Futbol 2010, Sudáfrica cuenta con la infraestructura necesaria para recibir al turismo internacional que no querrá perderse la fiesta del futbol. La nación africana que es rica por su producción de diamantes y oro, fue una colonia inglesa desde 1902, pero en 1960 logró independizarse para someterse entonces a una lucha severa de razas. Los hombres de piel blanca que tenían todos los derechos y eran los privilegiados, aceptaron un referéndum en 1993 para permitir que los de piel negra pudieran votar y fueran reconocidos en el país, un año más tarde Nelson Mandela se volvió el Presidente y luchó por la igualdad, con él en el poder los de raza negra tuvieron un lugar en la vida de Sudáfrica. Sin embargo, las divisiones se hicieron más severas y han ocasionado que casi un millón de blancos salgan del país desde 1994, entre ellos se han ido médicos, arquitectos, ingenieros, contables, profesores, veterinarios. Los sudafricanos en su mayoría profesan la religión católica, hablan inglés y también enfrentan ser el país con mayor número de infectados por SIDA. Sudáfrica aunque es considerado un país tercermundista, es uno de los lugares más enigmáticos del planeta, con un millón 219 mil 80 kilómetros cuadrados de superficie, el país tiene un clima variable que va desde el templado del sur y las zonas altas, al subtropical en el noroeste y al semiárido en la parte occidental. El país es la primera economía de África, su moneda es el Rand que equivale a 1 peso con 61 centavos; también cuenta con la industria más poderosa y diversificada de todo el continente africano, desde los sectores de transformación de bienes agropecuarios y minerales, hasta los sectores automovilístico, aeronáutico y energético; además del turístico, pues sus increíbles paisajes atraen turistas de todo el mundo que aman los paisajes exóticos para realizar zafarís. Johannesburgo que significa lugar del oro, es la ciudad más moderna del país, cuenta con grandes centros comerciales como Fourways Mall, Eastgate, Sandton City, Rosebank Mall y Randburg Waterfront, además de museos como el Aparthed, De Hector Pieterson, el Parque de Diversiones Gold Reef City y el Zoológico de la ciudad. La ciudad es encantadora, pero se le recomienda a los turistas que traten de andar con guías pues no es muy segura, especialmente por las noches. Rustenburg, otra de las sedes del Mundial, tiene como principales atracciones turísticas los viajes en globo, el Valle de las Olas, y una jungla de 25 hectáreas; además de que a tan sólo 20 minutos en automóvil se encuentran las Cuevas de Sterkfontein, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1999, como Cuna de la Civilización, ya que se encontraron restos óseos de los primeros pobladores del planeta tierra. Bloemfontein, conocida como la Ciudad de las rosas tiene innumerables museos que relatan la historia del país, o monumentos como El Nacional Womens Memorial  que mide casi 37 metros de altura, y se construyó en memoria de mujeres y niños africanos que fallecieron durante la guerra anglo-boer en los campos de concentración ingleses. Pretoria es quizá la ciudad más linda de las sedes del Mundial, conocida como la capital administrativa del país o la ciudad de las jacarandas, turísticamente tiene muchos puntos de interés como el  famoso Union Buildings, sede del gobierno, con hermosos jardines, o el Fort Klapperkop que es una antigua base militar. Para el turismo de aventura cuenta con Hartbeespoort Dam, un lugar ideal para realizar actividades acuáticas, y también tiene parques de animales para estar en contacto con la flora y fauna típica, y la mina de Cullinam, lugar donde se encontró el diamante más grande del mundo de 3 mil 106 kilates. El transporte es seguro y barato, los taxis se pueden conseguir en cualquier hotel y aeropuerto,  las tarifas cambian y dependen de la distancia y el tiempo que lleve el trayecto; se recomienda pactar una tarifa antes de comenzar el viaje y el taxista espera una propina del 10 por ciento. El autobús es también una opción y se paga con monedas o tarjetas que se venden en kioskos. Para poder alquilar un vehículo en cualquier ciudad de Sudáfrica es indispensable tener una licencia o registro de conducir internacional, y en el país es obligatoria la utilización del cinturón de seguridad y no sobrepasar los límites de velocidad permitidos. Los hoteles son de distintas categorías, van de 1 a 5 estrellas, pero también la hotelería dispone de un código de dos colores, el plateado y el rojo, el primero significa un nivel de servicio y calidad superior, y el rojo oscuro que los servicios son aceptables. Pero no sólo los hoteles son opción pues también se encuentran los departamentos para turistas, casas de huéspedes, albergues, cabañas rurales y granjas. El hotel más lujoso de Johannesburgo es el Westcliff, cuenta con 115 habitaciones suficientemente espaciosas y bonitas que dan la impresión de estar viviendo en la casa de campo de un aristócrata. El más caro es Singita un hotel que se encuentra en pleno monte, en el extremo del Parque Nacional de Kruger, tiene dos campamentos con elegantes tiendas modernistas; tiene 18 habitaciones y la noche cuesta poco más de 32 mil pesos. Sudáfrica está listo para ser el centro del mundo en el 2010, sus lugares enigmáticos cautivarán a los aficionados del balompié que no sólo podrán disfrutar del juego, sino que también tendrán la experiencia de convivir con la naturaleza. La fiesta está en curso, los boletos están agotados para la inauguración y la Final, además de los partidos de: Argentina, Australia, Brasil, Inglaterra, Irlanda y Holanda. Las entradas oscilan entre los 20 y los 900  dólares. Para los mexicanos que desean ir a Sudáfrica, pueden encontrar paquetes de viaje que van desde los  6 mil hasta los 11 mil dólares, el primero sólo incluye el primer juego del Tri, el segundo incluye los tres partidos de la primera ronda y el de Octavos de Final si el Tri llega a esa instancia. Es importante señalar que para entrar al país se requiere visa y vacunarse contra la fiebre amarilla.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×