Huelga de obreros en Sudáfrica

Obreros sudafricanos que trabajan en la construcción de estadios para la Copa del Mundo de 2010 decretaron una huelga indefinida que podría descarrilar el Torneo del próximo año.
 Obreros sudafricanos que trabajan en la construcción de estadios para la Copa del Mundo de 2010 decretaron una huelga indefinida que podría descarrilar el Torneo del próximo año.  (Foto: Reuters)
Johannesburgo, Sudáfrica -
  • Los obreros exigen un aumento de suelo de 13%

Obreros sudafricanos que trabajan en la construcción de estadios para la Copa del Mundo de 2010 decretaron una huelga indefinida que podría descarrilar el Torneo del próximo año.

Unos 70.000 obreros en estadios en todo el país dejaron de trabajar el miércoles después del trunque esta semana en las negociaciones sobre salarios.

Los obreros exigen un aumento de suelo de 13%, mientras los patrones sólo ofrecen 10,4%.

La huelga podría retrasar las obras del estadio Soccer City en Johanesburgo, el Green Point en Ciudad del Cabo y el Moses Mobhida en Durban. Los contratistas hacen todo lo posible por cumplir con la fecha límite establecida de diciembre, antes del inicio del Torneo en junio de 2010

Miles de trabajadores protestaron en los lugares de las obras y la policía vigilaba la situación.

Lesiba Seshoka, de la Unión Nacional de Mineros que representa a los obreros, dijo que la huelga podría continuar hasta que los patrones cumplan con las exigencias de los trabajadores.

Las uniones se han quejado porque algunos obreros ganan cerca de 1,50 dólares la hora, y otros cinco dólares a la semana. Se supone que los trabajadores en Sudáfrica tengan un salario mínimo de unos 200 dólares al mes.

"Es una situación muy triste, en la que la gente cree que los trabajadores tienen que ser sacrificados porque hay una recesión, pero esa recesión afecta más a nuestros miembros", dijo en un comunicado Bhekani Ngcobo, un negociador de la unión.

Los obreros han sido criticados por poner en peligro la organización del Mundial.

El Congreso de Uniones Comerciales Sudafricanas (COSATU, por sus siglas en inglés), que representa a los sindicatos más importantes del país, apoyó a los obreros y dijo que la disputa no tiene nada que ver con el Mundial.

"COSATU, y los obreros de la construcción, apoyan la Copa del Mundo de 2010 al igual que el resto de la gente, y haremos todo lo posible por asegurar que sea un éxito. Pero no permitiremos que los estadios sean construidos por obreros con pobres salarios o que trabajan en condiciones peligrosas o poco saludables", dijo el organismo en un comunicado.

Danny Jordaan, Jefe del Comité Organizador local, indicó que la huelga sería resuelta pronto y se expresó confiado de que los estadios estarán listos a tiempo.

"Los obreros de la construcción han sido el corazón del proyecto de la Copa del Mundo 2010. Su arduo trabajo ha asegurado que estemos cumpliendo con las metas y que nuestros estadios estén entre los mejores del mundo el próximo año", dijo en un comunicado.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×