Italia-Bulgaria... El Calcio intentará eliminar a Bulgaria de la ecuación

Italia saltará mañana al césped del estadio Olímpico de Turín con la intención de dejar ya a Bulgaria fuera de toda opción, además de no complicarse su clasificación para el Mundial de Suráfrica...
Italia saltará mañana al césped del estadio Olímpico de Turín con la intención de dejar ya a Bulgaria fuera de toda opción, además de no complicarse su clasificación para el Mundial de Suráfrica antes del partido decisivo frente a la Irlanda.
 Italia saltará mañana al césped del estadio Olímpico de Turín con la intención de dejar ya a Bulgaria fuera de toda opción, además de no complicarse su clasificación para el Mundial de Suráfrica antes del partido decisivo frente a la Irlanda.
Roma, Italia (Reuters) -
  • Un empate mañana, en cambio, abriría el abanico de posibilidades

Italia saltará mañana al césped del estadio Olímpico de Turín con la intención de dejar ya a Bulgaria fuera de toda opción, además de no complicarse su clasificación para el Mundial de Suráfrica antes del partido decisivo frente a la Irlanda de Giovanni Trapattoni, que disputarán en octubre. Tras cumplir con el expediente en Georgia, el pasado sábado (0-2), los pupilos de Marcello Lippi buscarán deshacerse del tercero en disputa por la primera plaza en el grupo 8: la Bulgaria del delantero del Manchester United Dimitor Berbatov, que en los últimos días se ha mostrado muy motivado ante este encuentro. De momento, Bulgaria no amenaza las aspiraciones italianas ya que entre las dos selecciones median seis puntos. Pero una derrota en casa podría complicar mucho las cosas para los "azzurri", sobre todo ante el partido que les enfrentará a Irlanda en Dublín, el próximo 10 de octubre. Si, como ha repetido Berbatov en varias ocasiones, Bulgaria "es capaz de batir a Italia", dejarían a los irlandeses a sólo un punto del liderato del grupo y ellos mismos se acercarían peligrosamente, con seis puntos aún en disputa para las tres selecciones. Curiosamente, una victoria supondría un pase casi seguro al Mundial, ya que Italia se pondría con 20 puntos, cuatro más que Irlanda (con igual número de partidos jugados); una distancia que se antojaría difícil de remontar máxime cuando los transalpinos jugarán el último partido en Parma contra la modesta Chipre. Un empate mañana, en cambio, abriría el abanico de posibilidades. Para desbaratar los planes búlgaros, Lippi vuelve a contar con el centrocampista del Roma Daniele De Rossi, que se perdió el partido contra Georgia por suspensión, y con los juventinos Claudio Marchisio y Fabio Grosso, que vendrán a reforzar, respectivamente, el centro del campo y la defensa. Pero el seleccionador italiano pretende dar mayor mordiente a la delantera, después de que en Tiflis fuera el milanista Kakha Kaladze quien marcara los dos goles de la victoria "azzurra", en propia meta. Para ello aprovechará sus nuevos recursos, ya que la presencia de De Rossi permitirá que Andrea Pirlo juegue más arriba. El retorno de Marchisio hará que Mauro Camoranesi vuelva a su posición natural, la banda derecha. Además, alineará al delantero del Fiorentina Alberto Gilardino, que hará pareja en el ataque con el punta del Villarreal Giuseppe Rossi o con el del Juventus Vincenzo Iaquinta. Pero lo que Italia intentará aprovechar, sin duda, es el factor campo; con un estadio entregado a su seleccionador, que entrenó al equipo de casa, el Juventus, durante ocho años, y ganó con él su última Liga de Campeones. Y para agradar más al público del Olímpico, Lippi podría salir al terreno de juego con hasta siete jugadores del actual Juventus: Buffon, Cannavaro, Chiellini, Grosso, Marchisio y Camoranesi son titulares indiscutibles, mientras que Iaquinta podría saltar al campo desde el principio o hacerlo en la segunda parte. Una "Ital-Juve", como ya la bautizan los periódicos italianos, que se encontrará enfrente a la Bulgaria comandada por Berbatov y el extremo del Manchester City Martin Petrov. Al contrario de Italia, el punto fuerte de los búlgaros está precisamente en la velocidad y peligrosidad de su ataque, mientras que su defensa, sin grandes nombres, ha demostrado su solidez en la actual fase de clasificación, ya que sólo ha encajado cinco goles en los siete partidos disputados. El seleccionador búlgaro, Stanimir Stoilov, tendrá disponibles a todos los titulares que vencieron el sábado a Montenegro, y lo más probable es que presente la mima alineación.

Alineaciones probables: Italia: Buffon; Zambrotta, Cannavaro, Chiellini, Grosso, De Rossi, Pirlo, Marchisio, Camoranesi, Rossi, Gilardino. Bulgaria: Ivankov; Manolev, Stoyanov, Kotev, Kishishev, Angelov, S. Petrov, Yankov, M. Petrov, Rangelov, Berbatov. Árbitro: Florian MEYER (ALE) Estadio: Olímpico de Turín. Hora: 18.50 GMT (11:50 del Centro de México).

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×