Egipto 2-0 Argelia... Van desempate por un boleto mundialista

La Selección Argelina de Futbol perdió hoy su posibilidad de tener asegurado su boleto para el Mundial de Sudáfrica al perder por 2-0 frente a Egipto en un partido de gran rivalidad disputado en...
 La Selección Argelina de Futbol perdió hoy su posibilidad de tener asegurado su boleto para el Mundial de Sudáfrica al perder por 2-0 frente a Egipto en un partido de gran rivalidad disputado en El Cairo.  (Foto: Reuters)
(Reuters) -
  • Egipto dominó el encuentro

La Selección Argelina de Futbol perdió hoy su posibilidad de tener asegurado su boleto para el Mundial de Sudáfrica al perder por 2-0 frente a Egipto en un partido de gran rivalidad disputado en El Cairo. Con el resultado de hoy, Egipto y Argelia comparten el primer lugar del Grupo C, ambos con trece puntos y los mismos goles, por lo que el desempate se jugará el próximo miércoles en Sudán, terreno neutral propuesto por Egipto y que salió por sorteo. El partido, de escaso lucimiento de los dos equipos, tuvo su primer gol al comienzo, en el minuto 2, y el último en el penúltimo minuto del partido, cuando Egipto, Campeón continental, parecía haber asumido que se quedaba sin el billete para Sudáfrica. El encuentro se jugó en medio de una gran tensión y precedido de agresiones al equipo argelino por parte de aficionados locales nada más llegar a esta capital, el pasado jueves por la noche, con un saldo de cuatro jugadores heridos, según las autoridades argelinas. El partido, de claro dominio de Egipto, apoyado por una afición que abarrotaba el mayor estadio del país, comenzó su juego con fuerza desde el primer momento, y el primer gol llegó en el minuto 2. Después de un tiro y dos remates a la puerta (uno de ellos dio en el poste), el mediocampista Amr Zaki logró acertar para su equipo en el cuarto disparo de la serie y anotó el primer tanto con un tiro a corta distancia. Poco después, un tiro de falta lanzado por Egipto se le escapó al portero argelino, pero la delantera egipcia no supo aprovechar la oportunidad. En el minuto 12, el argelino Saifi dio un susto a Egipto al levantar la pelota frente al portero local, que logró desviar el tiro suave pero colocado del jugador rival. El resto del primer tiempo perdió lucidez, y Egipto, nervioso por anotar el segundo tanto, mostró una ofensiva desordenada, dejando el protagonismo a Zaki. Aboutrika, mientras tanto, el delantero estrella egipcio, sufría un marcaje estrecho y tuvo pocas ocasiones de lucirse. Argelia, sin embargo, no parecía resignado, y aunque retrasó algo sus líneas, tuvo varias oportunidades de contraataque que pusieron en aprietos a la portera egipcia. El segundo tiempo tuvo baja calidad de juego, con un conjunto local con permanentes muestras de frustración y Argelia encerrada en su área, aunque sin renunciar a dar ocasionales sustos al conjunto local. En una de esas últimas jugadas, Saifi, tras recibir un pase de Bezzaz, remató por encima de la portera egipcia. Esa jugada le costó una lesión a Saifi y tuvo que ser reemplazado. La emoción se recuperó algo cerca del final del encuentro. En el minuto 80, tras un saque de esquina de Aboutrika, Al Muham remató de cabeza pero salvó en último momento el portero argelino. Los últimos minutos demostraron que Egipto había perdido sus ideas ofensivas, dejando sus últimas oportunidades en tiros cerca del área chica para que pudieran ser rematados. Con seis minutos de tiempo extra, Egipto intensificó sus jugadas y, a un minuto del final, llegó la recompensa al rematar con la cabeza Ehab Meteab, en un tanto que hizo estallar al estadio y saltar de alegría al banquillo local. La próxima cita, en Sudán, fue acordada el pasado miércoles, en un sorteo de la FIFA en caso de que se llegara a este resultado. Argelia proponía Túnez, y Egipto, Sudán, y al final salió elegido este último país para romper el empate. No se conocía una rivalidad parecida entre Argelia y Egipto en veinte años. El partido de hoy recordaba otro jugado en 1989 para el campeonato de 1990, y que en esa ocasión se saldó con el pase de Argelia. El jueves por la noche, cuando llegó el equipo argelino a El Cairo, los aficionados egipcios apedrearon su autobús y cuatro de los jugadores resultaron heridos, según las autoridades argelinas. Uno de ellos tuvo que ser trasladado al hospital. A consecuencia de esta agresión, Lemmouchia salió hoy al terreno de juego con un parche en la cabeza sujeto por una red, y el zaguero Halliche apareció con una venda alrededor de la cabeza. Las autoridades deportivas egipcias aseguraron que la agresión había sido inventada. Sin embargo, cadenas de televisión regionales reprodujeron imágenes del hecho y la FIFA hizo público un comunicado confirmando el ataque y pidiendo garantías de seguridad para el equipo argelino. Ficha técnica: 2. Egipto: Essam el Hadary; Ahmed al Muhamadi, Abdel Zaher el Sakka, Hani Said, Ahmed Fathi; Mohamed Zidan (m.78 Ahmed Eid), Amr Zaki (m.65 Emad Meteab), Sayed Moawad, Mohamed Homos (m.56 Mohamed Barakat); Ahmed Hassan, Mohamed Aboutrika. Entrenador: Hassan Shehata. 0. Argelia: Lounes Gaouaoui; Madjid Bougherra, Nadir Belhadj, Antar Yahia, Rafik Halliche (m.72 Abelkader Laifaqui); Yazid Mansouri, Kaled Lemmouchia, Rafik Saifi (m.63 Abdelkader Ghezzal), Mourad Meghni: Karim Matmour (m.45+1 Yacine Bezzaz), Karim Ziani. Entrenador: Rabah Saadane. Goles: 1-0: m.2, Zaki; 2-0: m.95, Meteab. Árbitro: Jerome Damon (Sudáfrica). Sacó tarjetas amarillas al portero argelino Gaouaoui por perder tiempo y a su compañero de equipo Lemmouchia. Incidencias: Partido disputado en el Estadio Internacional de El Cairo, de césped natural, con capacidad para unas 74 mil personas, que estaba repleto de espectadores, la inmensa mayoría de ellos egipcios.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×