Cinco días de puro futbol en Inglaterra

La Liga Inglesa, la Premier League, apresura su paso en la recta final del año, con la puesta en escena de dos jornadas en cinco días, que el Chelsea pretende rentabilizar para acentuar su...
La Liga Inglesa, la Premier League, apresura su paso en la recta final del año, con la puesta en escena de dos jornadas en cinco días, que el Chelsea pretende rentabilizar para acentuar su condición de líder, acosado por el vigente Campeón.
 La Liga Inglesa, la Premier League, apresura su paso en la recta final del año, con la puesta en escena de dos jornadas en cinco días, que el Chelsea pretende rentabilizar para acentuar su condición de líder, acosado por el vigente Campeón.  (Foto: Notimex)
(Reuters) -
  • Una tradición en Inglaterra, el futbol en días navideños

La Liga Inglesa, la Premier League, apresura su paso en la recta final del año, con la puesta en escena de dos jornadas en cinco días, que el Chelsea pretende rentabilizar para acentuar su condición de líder, acosado por el vigente Campeón, el Manchester United, carente hasta ahora de la determinación de cursos anteriores.

En contra de lo que sucede en otros campeonatos del Viejo Continente, Inglaterra rentabiliza las fiestas navideñas para mantener el balón en juego. A las dos sesiones ligueras se une, también, la disputa de la Copa, que irrumpirá con firmeza en el arranque del 2010.

Desde el 26 al 30 de diciembre habrá partidos de futbol cada día en Inglaterra. La última jornada de la primera vuelta, no obstante, se jugará entre el sábado, con ocho partidos y el domingo, con diez.

La renta de cuatro puntos con la que transita por la clasificación aseguran al Chelsea el honor de Campeón de Invierno. Visita Saint Andrew's para medirse al Birmingham, una de las sensaciones del presente ejercicio.

Carlo Ancelotti no podrá contar ni con el francés Nicolas Anelka, ni el marfileño Michael Essien ni el portugués Deco, que padecen distintas dolencias. El Chelsea ha salido airoso de sus últimos compromisos con el Birmingham, con el que no ha perdido en los últimos quince enfrentamientos. La última derrota fue en marzo de 1980.

A expensas de un desliz del cuadro londinense está el Manchester United, que ha perdido dos de sus tres partidos recientes. Acumula cinco reveses el cuadro de Alex Ferguson a estas alturas de curso. Algo que no sucedía hace ocho años.

Visita al Hull el domingo, en el cierre del choque de la decimoséptima jornada. El Manchester United, plagado de bajas y con las dudas del defensa Wes Brown, el serbio Nemanja Vidic y el galés Ryan Giggs, ha ganado sus últimos cinco duelos con el Hull, necesitado de puntos para evadirse de los puestos de descenso.

Sin embargo, el choque de la jornada se disputará en el estadio de los Emirates, donde el Arsenal recibe al Aston Villa. El tercer y cuarto clasificado de la Premier, cara a cara.

Cesc Fábregas, ausente en los últimos partidos por una lesión muscular, podría regresar el domingo. Arsenal y Aston Villa, que no ha perdido en sus recientes tres visitas al campo de su rival, aspiran ambos al segundo puesto del United, del que les separa dos puntos.

La presión amenaza al Liverpool, con escaso margen de error después de la irregularidad que le ha invadido en la primera vuelta. El conjunto de Rafael Benítez, que ha empezado a ser cuestionado, sólo ha logrado una victoria en sus últimos cinco partidos. Esto le ha costado el adiós en la Liga de Campeones y el alejamiento de la parte alta de la Premier.

Es octavo el Liverpool, a ocho puntos del cuarto lugar, que da acceso a la máxima competición europea, con la mitad de los partidos que ha jugado con derrota. Nueve.

El estado en el que se encontrará Fernando Torres es una incógnita, tras la lesión que semanas atrás padeció en la ingle. Albert Riera sigue de baja por problemas musculares. Y el argentino Javier Mascherano no jugará, sancionado. Así recibe en Anfield al Wolverhampton, un equipo en alza, que ha salido de los puestos de descenso después de ganar tres de los cuatro partidos más recientes de la Liga.

La sesión supone el inicio de una nueva era para el Manchester City. El punto de partida del proyecto que afronta el italiano Roberto Mancini, sustituto del Preparador destituido, el galés Mark Hughes. Instalado en el sexto puesto pero lejos de las expectativas levantadas en el arranque del torneo, con la fuerte apuesta realizada por sus propietarios, recibe al Stoke City.

Entretanto, el Tottenham de Harry Redknapp, quinto, busca, en el campo del Fulham, su tercera victoria consecutiva para consolidarse como aspirante a la parte alta de la clasificación.

El Wigan del español Roberto Martínez, recién ascendido, dispone de una buena ocasión de cerrar la primera vuelta ubicado en lugares de permanencia. Recibe al Blackburn, al que puede dar caza en la tabla si sale con los tres puntos.

Los tres enfrentamientos restantes de la decimonovena jornada aclararán la situación de la tabla por la parte baja. Los dos últimos, el West Ham y el Portsmouth, se citan en Londres. El Everton, hace un año en la parte alta, está acuciado por los lugares de descenso. Acude al campo del Sunderland, sosegado en el ecuador de la clasificación. El Bolton, antepenúltimo, juega en el estadio del Burnley, tres puntos por encima.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×