Maradona quiere romper la maldición de 24 años

De vuelta en sus funciones como técnico de Argentina, Diego Maradona afirmó el lunes que espera darle a Argentina su primer campeonato en 24 años y le restó importancia a los temores sobre la...
 De vuelta en sus funciones como técnico de Argentina, Diego Maradona afirmó el lunes que espera darle a Argentina su primer campeonato en 24 años y le restó importancia a los temores sobre la seguridad en la Copa Mundial.
Johannesburgo, Sudáfrica -
  • Un Maradona relajado firmó autográfos a los estudiantes del centro

De vuelta en sus funciones como técnico de Argentina, Diego Maradona afirmó el lunes que espera darle a Argentina su primer campeonato en 24 años y le restó importancia a los temores sobre la seguridad en la Copa Mundial. Maradona llegó a Sudáfrica para darle inspección a las instalaciones en las que la selección argentina se hospedará y entrenará durante el Mundial. No se anticipaba que Maradona hablase con la prensa en la visita tras cumplir una suspensión de dos meses, impuesta por la FIFA debido a los exabruptos que profirió durante una reunión de prensa después que Argentina se clasificó a duras penas para el Mundial.

"El deseo nunca se va. La esperanza nunca se va"

Pero soltó algunas palabras ante la insistencia de los periodistas, refiriéndose a la seguridad y su deseo de que Argentina gane su primer Mundial desde 1986. "Esperamos llegar lo más lejos posible", afirmó Maradona. "Sabemos que no somos los favoritos pero tenemos un gran deseo. Queremos romper la maldición después de 24 años. El deseo nunca se va. La esperanza nunca se va". La alta tasa de criminalidad en Sudáfrica genera temores sobre la seguridad en el Mundial, el primero que se realiza en el continente africano. A menos de cinco meses, el tema ha vuelto a provocar interrogantes sobre la capacidad del anfitrión para lidiar con algún ataque terrorista, luego que separatistas en Angola ametrallaron el autobús que trasladaba a la Selección de Togo en la Copa Africana hace casi dos semanas. Durante su recorrido por el Centro de Alto Rendimiento de la Universidad de Pretoria, donde Argentina tendrá su cuartel mundialista, Maradona respondió enfático cuando le hicieron una pregunta sobre la seguridad: "No tenemos ninguna queja". Un Maradona relajado firmó autográfos a los estudiantes del centro y se puso a patear balones en una cancha. Toby Sutcliffe, Director del Centro de Alto Rendimiento, señaló que planen gastar unos 270.000 dólares para mejorar la cerca del sitio, contratar más guardias y otras medidas para redoblar la seguridad.

El centro, que incluye un hotel cuatro estrellas, iba a instalar televisores con pantalla plasma y bañera de hidromasajes a pedido de Argentina. Declinó revelar el monto que Argentina pagará por su estadía. Argentina tendrá como rivales a Corea del Sur, Nigeria y Grecia en el Grupo B al comienzo del mundial en junio. Según la agenda, Maradona tiene previsto visitar el jueves el estadio Soccer City, donde se disputará el partido inaugural y la final del Mundial. Inhabilitado por la FIFA, entre otras cosas, Maradona no pudo estar el 4 de diciembre en Ciudad del Cabo en el sorteo del Mundial ni tampoco dirigir a Argentina en la derrota 4-2 ante la selección de Cataluña, el 22 de ese mes en Barcelona. Maradona es blanco de fuertes críticas en su país por el flojo desempeño del equipo, a pesar de tener un equipo plagado de astros que se lucen en Europa y encabezados por Lionel Messi, del Barcelona, consagrado por la FIFA como el mejor jugador del mundo de 2009. En la recta final a Sudáfrica y en su primer amistoso del año, el equipo de Maradona jugará el 26 de enero ante Costa Rica, en la ciudad argentina de San Juan. Maradona, uno de los mejores futbolistas del mundo de todos los tiempos, fue cCpitán del seleccionado argentino Campeón Mundial en México en 1986 y del que perdió la Final con Alemania cuatro años después en Italia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×