Expertos alertan peligro de desuso de estadios tras el Mundial de Brasil 2014

El Mundial de Brasil 2014 podría dejar una factura carísima de estadios modernos que quedarán inutilizados y sin posibilidad de amortización después del evento, alertaron expertos.
 El Mundial de Brasil 2014 podría dejar una factura carísima de estadios modernos que quedarán inutilizados y sin posibilidad de amortización después del evento, alertaron expertos.
Río de Janeiro, Brasil (Reuters) -
  • Algunas ciudades sedes del Mundial no tienen equipos en las principales divisiones

El Mundial de Brasil 2014 podría dejar una factura carísima de estadios modernos que quedarán inutilizados y sin posibilidad de amortización después del evento, alertaron expertos. La mayoría de los 12 estadios que van a ser construidos o remodelados carecen de planes para su utilización habitual después del Mundial, afirmó un directivo de la Asociación Brasileña de Industrias de Base (Abdid) que representa al sector de empresas pesadas y de bienes de capital. "Verificamos que en la mayoría de estadios no se va a desarrollar un concepto de multiarena que permita su aprovechamiento después del Mundial", dijo el Vicepresidente de la Abdid, Adilson Primo, en un seminario sobre el Mundial 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016. La rentabilidad de los estadios también ocupó espacio en el discurso del Vicecanciller y Ministro de Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, que participó en el evento. Westerwelle tendió la mano a Brasil y ofreció la experiencia de su país como organizador del Mundial de 2006 para enseñar cómo aprovechar los estadios y además, desarrollar otros aspectos como infraestructuras y transportes. El Ministro brasileño del Deporte, Orlando Silva, rechazó que los proyectos de los estadios sean inviables e insistió en que los bancos públicos únicamente concederán sus créditos a los proyectos sostenibles desde el punto de vista financiero. "Algunos proyectos incluso han reducido la capacidad de los estadios para ajustarse a los criterios", ejemplificó Silva. Las ciudades que la FIFA ha elegido como sedes del Mundial son Río de Janeiro, Sao Paulo, Brasilia, Belo Horizonte, Porto Alegre, Salvador, Cuiabá, Curitiba, Fortaleza, Manaos, Natal y Recife. Varias de estas urbes no cuentan con equipos en las principales divisiones del país, por lo que el futbol no aseguraría la rentabilidad de las inversiones. Un claro ejemplo es el de Brasilia, la capital del país, donde se va a levantar un estadio nuevo con 70 mil asientos de capacidad que posteriormente quedará sin dueño porque en la ciudad no hay equipos de futbol profesionales. El club más destacado de la región, el Brasiliense, de Segunda División, juega desde su fundación en su propio estadio en la ciudad de Taguatinga, a 20 kilómetros de la capital. La rentabilidad se une a otras preocupaciones, como el ritmo de preparación de las obras, que no han comenzado en ninguna de las 12 ciudades sede. La demora de los preparativos preocupa a la FIFA, según expresó el mes pasado su Secretario General, Jerome Valcke, quien avisó que la fecha límite para la entrega de los estadios, el 31 de diciembre de 2012, "es mañana" y queda mucho trabajo por hacer.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×