Real Madrid 2-0 Peñarol... Di María alegró la puesta de largo Merengue

El nuevo Real Madrid del portugués José Mourinho se presentó ante su afición en el Trofeo Santiago Bernabéu, donde demostró encontrarse en pleno proceso de construcción, con numerosos aspectos por...
 El nuevo Real Madrid del portugués José Mourinho se presentó ante su afición en el Trofeo Santiago Bernabéu, donde demostró encontrarse en pleno proceso de construcción, con numerosos aspectos por pulir.  (Foto: Reuters)
Madrid, España (Reuters) -
  • Cristiano Ronaldo es la referencia, para lo bueno y lo malo

El nuevo Real Madrid del portugués José Mourinho se presentó ante su afición en el Trofeo Santiago Bernabéu, donde demostró encontrarse en pleno proceso de construcción, con numerosos aspectos por pulir, pero esperanzadores gestos de calidad engrandecidos por un bello gol de Di María (2-0).

La puesta en largo del Real Madrid ante su afición mostró un equipo a medio hacer, que llega al estreno liguero con mucho trabajo por hacer y las hojas de la libreta de José Mourinho a punto de acabarse repletas de aspectos por mejorar. Sobre todo debe definir a qué va a jugar. Implantar un estilo.

Un Bernabéu ilusionado, casi lleno pese a ser una calurosa noche de finales de agosto, dio la bienvenida a las nuevas caras del Real Madrid. Sergio Canales, Pedro León -los más ovacionados- Carvalho, Khedira, Di María y Özil. Aunque la estrella es Mourinho. Cuando sonó su nombre por megafonía el estadio tronó.

Dominó el Real Madrid a un Peñarol bien colocado sobre el terreno de juego y respaldado en la grada por numerosos charrúas, pero no encontró el camino al gol. Y eso que comenzó el partido con un disparo de Xabi Alonso desde la frontal repelido por el palo (m.3) y un tanto anulado a Gonzalo Higuaín por rematar en fuera de juego un centro desde el costado izquierdo de Marcelo.

Los trazos de Mourinho se dejaron ver con la elección de “Lass” Diarra como lateral derecho, la apuesta por dos medias puntas juntos -Canales y Özil- y la presencia de Cristiano Ronaldo pegado a banda. Pero el Real Madrid sigue jugando, de momento, a impulsos. Con el nuevo 7, dejado por Raúl González, como máxima expresión.

Cristiano Ronaldo es la referencia, para lo bueno y lo malo. Lo mismo deja una jugada repleta de gestos de calidad y detalles técnicos al alcance de muy pocos en el mundo, como se enzarza en guerras absurdas. Con ese factor no contaba Mourinho, que tendrá que corregirlo. En un amistoso, enfadado por dos decisiones arbitrales, tuvo que ir al vestuario antes de tiempo por dos entradas a destiempo. Son esos momentos en los que nada le calma.

El Peñarol no asustaba a Casillas pero sí inquietaba gracias a la calidad de sus atacantes. Martinuccio supo ganar la espalda a Carvalho y Estoyanoff provocó que Sergio Ramos se emplease con dureza. Iker intervino por alto ante los centros laterales y estuvo seguro en el único tiro a puerta, una falta lanzada por Pacheco (m.33).

Mientras, en el Real Madrid dejaba detalles Özil, llegaba por la calidad de Gonzalo Higuaín o un lanzamiento cruzado de Canales que hizo intervenir a Sebastián Sosa. Lo intentó el joven jugador, generoso en la entrega pero sin suerte en el último pase en esa zona del campo donde Guti era un maestro. Protagonizó una acción polémica, derribado en el área cuando iba a rematar un centro medido de Cristiano Ronaldo.

Tomó el mando Xabi Alonso, que asume los galones en la construcción con Khedira como destructor, para mejorar la cara de su equipo en el segundo acto. Fue cuando el pique de Cristiano Ronaldo lo convirtió en futbol. Ángel y demonio el portugués lideró el ataque.

En sus botas tuvo el primer gol en tres ocasiones consecutivas en las que brilló Sosa. Fue cuando llegó la mala noticia de la noche, la lesión de Fernando Gago. Llevaba el argentino 10 minutos sobre el césped cuando no pudo continuar. La entrada de su compatriota, Ángel di María cambió el encuentro.

Su velocidad en la banda izquierda, sus gambeteos volvieron loca a la defensa chilena. Después de dos cabezazos de Benzema y Ramos, y un gol anulado a Marcelo Sosa por fuera de juego, Di María dejó la jugada de la noche. Robó un balón en su presión, se lanzó un autopase, sentó a otro rival con un doble recorte y superó con tranquilidad la salida del portero rival. Un golazo.

El partido estaba visto para la sentencia y Mourinho dejaba señalados a dos jugadores: Drenthe y Van der Vaart. Les mostraba la puerta de salida del club al dar entrada al campo a canteranos como Juanfran y Mateos. Finalmente jugó unos minutos Rafael Van der Vaart y volvió a marcar. Fue de pénalti sobre la hora para cerrar el triunfo blanco. Fin de las pruebas para Mourinho. Arrancó la era post Raúl y Guti.

- Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Iker Casillas; “Lass” (Arbeloa, m.46), Sergio Ramos, Carvalho (Mateos, m.75), Marcelo (Juanfran, m.71); Khedira (Gago, m.46 (Di María, m.55)), Xabi Alonso, Canales (Granero, m.59), Cristiano Ronaldo (Van der Vaart, m.81); Özil (Pedro León) e Higuaín (Benzema, m.46).

0 - Peñarol: Sebastián Sosa; Domingo (Corujo, m.71), Alcoba, Gullermo Rodríguez, Albín; Aguirregaray (González, m.86), Marcelo Sosa, Egidio Arévalo, Martinuccio (Alonso, m.86); Pacheco y Estoyanoff (Collazo, m.79).

Goles: 1-0, m.68: Di María. 2-0, m.90: Van der Vaart de pénalti.

Árbitro: Ramírez Domínguez (Colegio Andaluz). Amonestó a Carvalho (33) y Pedro León (52) por el Real Madrid.

Incidencias: XXXII edición del Trofeo Santiago Bernabéu, disputado en el Estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 70 mil espectadores, mil de ellos seguidores de Peñarol.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×