Develó libro la utilización del futbol por Dictadura de Augusto Pinochet

La Dictadura del General Augusto Pinochet (1973-1990), utilizó el futbol como recurso político, elemento distractor y mecanismo de manipulación masiva, según reveló una investigación periodística.
 La Dictadura del General Augusto Pinochet (1973-1990), utilizó el futbol como recurso político, elemento distractor y mecanismo de manipulación masiva, según reveló una investigación periodística.
Santiago, Chile (Notimex) -
  • Pinochet tenía plena conciencia del valor de mantener bajo control al futbol

La Dictadura del General Augusto Pinochet (1973-1990), utilizó el futbol como recurso político, elemento distractor y mecanismo de manipulación masiva, según reveló una investigación periodística.

El trabajo de los periodistas Carlos González Lucay y Braian Quezada Jara, está contenido en el libro “A Discreción- Viaje al corazón del futbol chileno bajo la dictadura militar”, presentado esta semana al público lector e hinchada futbolística.

"Era consciente de la repercusión social que tenía el futbol y que debía actuar rápido"

Pinochet “era consciente de la repercusión social que tenía el futbol y que debía actuar rápido, para mantener la distracción en una sociedad que pasó de la confianza a la decepción con el régimen, en especial tras la crisis económica de 1982”, dijo González.

El pragmatismo de Pinochet a la hora de gobernar, agregó el autor, “queda de manifiesto cada vez que algún escándalo deportivo sacudía a la opinión pública: movía las piezas y cambiaba de cargos, sin perseguir ni castigar a los responsables”.

O cuando en momentos de manifestaciones masivas de la población, como las protestas populares en los años 80, el futbol programaba atractivos cuadrangulares.

La Dictadura de Pinochet realizó violaciones a los derechos humanos con prisión, tortura y muerte de opositores, como intervención en el deporte y en los clubes y en sus Directivas, cuyos puestos fueron ocupados por militares.

Ello, además de la ocupación de los estadios como centros de detención, tortura y escenarios de fusilamientos sumarios. La principal entidad del deporte en el país, la Dirección General de Deportes y Recreación (DIGEDER), estuvo a cargo de Generales como Nilo Floody Buxrin, Iván Dobud Urquieta, Arturo Álvarez Scoglia y Sergio Badiola.

Los dirigentes “civiles” de los clubes tenían que contar con la venia del General Pinochet, la Asociación Central de Futbol (ACF), fue presidida por el General de la Policía Militarizada de Carabineros, Eduardo Gordón Cañas.

Pinochet, señala por su parte el libro, tenía plena conciencia del valor de mantener bajo control -incluso financiero- al futbol e incluso pudo sacrificar a un General, con tal de mantener al futbol como elemento a su favor.

De todos fue conocido el relato de la sacada del puesto del Director del DIGEDER, del General Iván Dobud e incluso de su pase adelantado al retiro, por restringir los aportes al futbol que estaba en situación de quiebra, incluída la Selección Nacional.

Al explicarle las razones de su alejamiento, Pinochet le dice a Dobud: “Se me puso peleador. No ve que puso al Gobierno como enemigo de la Selección. Y cuando es cosa de futbol, la gente no perdona”.

Y ante la réplica de Dobud y su reclamo por el pase a retiro, Pinochet agregó, “Es que se desgastó mucho, peleando por la tele con los peloteros. Por eso, no lo puedo poner en otro cargo donde se le vea la cara. Es fregado meterse con el futbol, General”.

En la época hubo incluso entrenadores, como Luis Santibáñez, que firmaron su contrato para dirigir Universidad de Chile, en oficinas de La Moneda, ante Ambrosio Rodríguez, Abogado del Ministerio del Interior de Pinochet.

Para Carlos González, la intervención de la Dictadura de Pinochet en el deporte y su utilización como arma de táctica política, “ensucia el campo del deporte, es realmente una vergüenza”.

Y el libro que escribió con Braian Quezada, es testimonio y una advertencia, concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×