Curiosidades de la Copa América 2011

La primera expulsión de la Copa América recién se produjo en la edición 14 del Torneo, Argentina 1937. El "honor" correspondió al uruguayo Juan Emilio Piriz, echado a los 85 minutos del choque en...
Edivaldo Rojas sorprendía a los argentinos.
 Edivaldo Rojas sorprendía a los argentinos.  (Foto: Notimex)
Buenos Aires, Argentina -
  • Datos que marcaron la historia de este certamen

La primera expulsión de la Copa América recién se produjo en la edición 14 del Torneo, Argentina 1937.

El "honor" correspondió al uruguayo Juan Emilio Piriz, echado a los 85 minutos del choque en el que Chile derrotó a la escuadra "Celeste" 3-0, el 10 de enero.

Seis días más tarde llegó la segunda expulsión, del argentino Antonio Sastre, ante Perú, a los 84 minutos.

Sin embargo, el técnico local Manuel Seoane, en una rápida y pícara maniobra, hizo ingresar a Héctor Blotto por Sastre, como si se tratara de un cambio (las sustituciones se habían autorizado para la Copa dos años antes).

Ni el Árbitro uruguayo Aníbal Tejada ni los peruanos advirtieron la trampa, que permitió a Argentina mantener su ventaja de 1 a 0 hasta el final del partido, un resultado que fue clave para la obtención del título. 

---    El delantero Edivaldo Rojas, de origen brasileño, fue convocado a último momento por el entrenador de Bolivia, Gustavo Quinteros, para la Copa América Argentina 2011.

El jugador del Naval de Portugal, estando en la concentración en las afueras de Buenos Aires, viajó a Curitiba, Brasil, el 17 de junio para cumplir con un compromiso personal: casarse con su mujer, la madre de su hijo, con quien convive desde hace cuatro años.

El futbolista, de 25 años, ya tenía agendada la fecha de su boda antes del sorpresivo llamado del técnico, a quien no lo quedó otra alternativa que autorizarlo.

---

Perú ganó su primera Copa América como local en 1939, de la mano de un técnico inglés: Jack Greenwell.

El equipo andino ganó los cuatro partidos que disputó: 5-2 a Ecuador, 3-1 a Chile, 3-0 a Paraguay y 2-1 a Uruguay (no participaron Argentina ni Brasil).

Greenwell era, al mismo tiempo, entrenador del equipo peruano Universitario de Deportes, que ese año obtuvo el título en el Torneo local.

---

El 27 de marzo de 1957, en el Estadio Nacional de Chile, Argentina goleaba a Uruguay 5-1 por la Copa América.   A los 80 minutos, el “Albiceleste” Norberto Conde ingresó por Ángel Labruna, quien había marcado dos goles.   Apenas pisó el césped, Conde se acercó al uruguayo Matías González y con sarcasmo le preguntó: "¿Cómo va el partido?".

González respondió con una terrible trompada que desvaneció a Conde.   El oriental se fue expulsado; el bromista, dormido al vestuario.

Labruna reingresó y anotó su tercer gol a los 87, que redondeó un marcador de 6 a 1.

---   Venezuela jugó por primera vez la Copa América en la edición de Uruguay 1967.

El debut de la escuadra “Vinotinto”, el 18 de enero en el Estadio Centenario, fue muy curioso. Como su camiseta era de un tono parecido al rojo de la de Chile, su rival, el Árbitro paraguayo Isidro Ramírez efectuó un sorteo para que uno de los equipos cambiara su indumentaria.   Venezuela perdió, pero no tenía otro juego de camisetas. La solución llegó gracias a un utilero del estadio, quien en un depósito tenía remeras del Peñarol, el popular equipo uruguayo.

Así, el equipo caribeño disputó su primer partido vestido de amarillo y negro.

---

"El Rey" Pelé y Diego Maradona nunca ganaron la Copa América.   El astro brasileño sólo jugó la edición Argentina 1959, en la que fue goleador con ocho tantos, sin embargo el notable delantero, único Tricampeón de la historia de los Mundiales, debió conformarse con el segundo puesto.   La Copa la alzó el seleccionado local, que consiguió un punto más que la “Verdeamarelha”.

Maradona, por su parte, debutó en este Torneo en la edición de 1979, ante Brasil en el Maracaná de Río de Janeiro. Ese día, Argentina perdió 2-1.

El astro argentino anotó cuatro tantos, uno en 1979 y tres en 1987.   Tal vez la jugada más memorable de Maradona en la Copa ocurrió el 14 de julio de 1989, de nuevo en el Maracaná, cuando Argentina enfrentó a Uruguay, por la ronda final.

Con el marcador 0-0, Diego sacó un preciso remate desde la media cancha contra el arco de Javier Zeoli y la pelota, caprichosa, se estrelló en el travesaño y salió. Luego, “La Celeste” se impuso 2-0.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×