Ajaccio: La luz al final del túnel para Ochoa

Desde 2007 muchos fueron los rumores que ubicaban a Guillermo Ochoa en la órbita de varios clubes de Europa. Después de esperar, el tren hacia el Viejo Continente le llegó al guardameta mexicano.
Desde 2007 muchos fueron los rumores que ubicaban a Guillermo Ochoa en la órbita de varios clubes de Europa. Después de esperar, el tren hacia el Viejo Continente le llegó al guardameta mexicano.
 Desde 2007 muchos fueron los rumores que ubicaban a Guillermo Ochoa en la órbita de varios clubes de Europa. Después de esperar, el tren hacia el Viejo Continente le llegó al guardameta mexicano.
Ciudad de México -
  • Ochoa cumple hoy 26 años
  • La carrera de Memo Ochoa ha sido de altibajos
  • En el Ajaccio será borrón y cuenta nueva
  • Unos 12 equipos europeos fueron vinculados a su futuro previo al Ajaccio

Desde 2007 muchos fueron los rumores que ubicaban a Guillermo Ochoa en la órbita de varios clubes de Europa. Después de esperar, el tren hacia el Viejo Continente le llegó al guardameta mexicano, quien tras siete años de carrera profesional en la Primera División azteca y varios obstáculos superados, cumplirá su sueño de jugar en el balompié europeo con el Ajaccio de Francia. Su meta la cumple cuando los 26 años de vida le caen encima. Formado en la cantera del América, Ochoa pasó de un inicio vertiginoso lleno de éxitos como el título de Campeón en el Torneo Clausura 2005 con las Águilas y la convocatoria como tercer portero al Mundial de Alemania 2006 con tan sólo 20 años, a probar la amargura de las críticas por la baja de rendimiento que tuvo en las campañas más recientes con el cuadro azulcrema, donde no pudo demostrar la seguridad y la solvencia que le permitieron ganarse el corazón de la grada del Azteca. La crisis deportiva de América terminó por tragarse al tapatío y sus esperanzas de convertirse en el heredero de la puerta de la Selección Mexicana. Lo que fue un comienzo prometedor con el Tri, incluso ganando la Copa de Oro de 2009, terminó en el sentido opuesto, Javier Aguirre prefirió darle la titularidad a Óscar “Conejo” Pérez  en el pasado Mundial de Sudáfrica 2010. Ahora, después de haber sido exculpado del caso de dopaje por clembuterol, situación que le impidió disputar la Copa de Oro 2011, Ochoa le ha dado la mano a un destino europeo, lejos de los equipos con los que se vinculó, pero cerca de algo que parece un trampolín en su carrera. A partir de que en 2007 la prensa británica comenzó a especular sobre el posible deseo del Manchester United por Ochoa y que por lo tanto Sir Alex Ferguson veía en él al suplente ideal del veterano Edwin Van der Sar, un sin número de clubes fueron vinculados con el futuro del futbolista mexicano. De ahí en adelante, conjuntos de la talla del AC Milán, el Ajax de Ámsterdam, el Arsenal y el Atlético de Madrid empezaron a desfilar como opciones viables para el arquero jalisciense. No obstante, la novela de Guillermo Ochoa alcanzó su punto más álgido con el caso “Fulham” desatado a finales de 2010.   Al final la cosa concluyó en un comunicado oficial en el cual la Directiva americanista declaraba que la negociación no se había concretado debido a las condiciones de la oferta presentada por el Fulham, días antes el Director Técnico de los “Cottagers”, Mark Hughes, ya había negado el interés de comprar al mexicano. En la Temporada 2011-2012, Guillermo Ochoa enfrentará una nueva etapa en su carrera en la que deberá recuperar el nivel que alguna vez enseñó en sus primeros pasos como futbolista profesional y borrar de su memoria los tragos amargos, especialmente porque llega a un equipo que se jugará desde la Jornada 1 la permanencia en la Ligue 1 de Francia, quizás las esperanzas del Ajaccio pasen por la defensa que él pueda proveer a su marco.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×