Decadente campaña de Pablo Barrera en Europa

Si la primera temporada en el futbol inglés ya había sido fatídica, la oportunidad que recibió en el Zaragoza resultó una pesadilla. Pablo Barrera llegó como refuerzo para el cuadro 'Maño' y...
Si la primera temporada en el futbol inglés ya había sido fatídica, la oportunidad que recibió en el Zaragoza resultó una pesadilla. Pablo Barrera llegó como refuerzo para el cuadro 'Maño' y resultó ser una decepción.
 Si la primera temporada en el futbol inglés ya había sido fatídica, la oportunidad que recibió en el Zaragoza resultó una pesadilla. Pablo Barrera llegó como refuerzo para el cuadro 'Maño' y resultó ser una decepción.
Ciudad de México -
  • Mil 33 minutos fueron los que disputó el mexicano con el Zaragoza
  • Su único y último gol se dio el 1 de octubre del 2011 ante el Villarreal

Si la primera temporada en el futbol inglés ya había sido fatídica, la oportunidad que recibió en el Zaragoza resultó una pesadilla. Pablo Barrera llegó en el verano del 2011 al cuadro “Maño” junto con sus compatriotas Efraín Juárez y el timonel Javier Aguirre, en lo que parecía ser la salvación tras el mal debut en Europa.   Con el West Ham, Barrera disputó 21 encuentros a lo largo de un año, 14 de ellos en la Premier League, cuatro en la Carling Cup y tres en la FA Cup para un total de mil 292 minutos en el terreno de juego, situación que fue calificada como “pobre” tras el paso que había tenido con la Selección Mexicana en Sudáfrica 2010, donde hizo los meritos suficientes para ganarse su lugar en el Viejo Continente.   Fueron varios meses de negociación los que llevaron a Pablo Barrera a la Liga española. Como uno de los elementos que solicitó a su llegada, Javier Aguirre pudo contar con el volante mexicano como refuerzo de lujo para la temporada que recién terminó.   Barrera, con la confianza del DT mexicano, arrancó la Liga 2011-12 como titular en el equipo aragonés, pese a que el comienzo fue un total desastre al caer 6-0 ante el Real Madrid que a la postre sería el Campeón.   Con altibajos, llamados a Selección Mexicana, aunados al mal paso del Zaragoza, Barrera mantuvo su puesto como titular por varias semanas, aunque poco a poco fueron disminuyendo hasta que la Directiva no aguantó más y se decidió por la destitución de Javier Aguirre, situación que repercutió directamente en la regularidad del mediocampista con la escuadra española.   A partir de ese momento, justo en el mercado de invierno que coincidió con la llegada de Manolo Jiménez al banquillo, Barrera comenzó no sólo a perder minutos, sino a desaparecer de las convocatorias y a ser opción en el banquillo del Zaragoza.   Si bien disputó un total de 20 partidos de Liga, sólo cinco de ellos fueron en el segundo semestre, juegos en los que apenas acumuló 112 minutos. Números fríos que reflejan lo que ha sido el paso que ha tenido el ex jugador de los Pumas por el futbol europeo, sin duda con más momentos oscuros que brillantes.   Las características de Barrera nunca han sido las de un goleador, aunque como hombre de ofensiva sólo pudo marcar un gol en el último año. Fue el 1 de octubre del 2011, es decir, el jugador mexicano está a días de llegar a ocho meses sin marcar y con el receso de verano la estadística se prolongaría.   Mucho se habló de la poca participación que tuvo el mexicano en la Premier League con el West Ham, aunque su segunda oportunidad con el Zaragoza no resultó la mejoría que debía representar.   La incertidumbre se apodera de su futuro en el Viejo Continente, aunque sus constantes llamados al Tricolor y sus buenas actuaciones ahí podrían salvarle un nuevo equipo para tratar de que la tercera sea la vencida en la siguiente temporada, aunque también existe la posibilidad de que algún club mexicano lo reciba con los brazos abiertos, y Pachuca, con Hugo Sánchez al mando, se convierte en una opción viable.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×