Gastaron más de 40 mil pesos por ridículo águila

Los cientos de aficionados del América que hicieron el viaje a Japón vieron como los ahorros de meses y los sacrificios por ver a su equipo a más de 10 mil kilómetros de su país se fueron por la...
Los cientos de aficionados del América que hicieron el viaje a Japón vieron como los ahorros de meses y los sacrificios por ver a su equipo a más de 10 mil kilómetros de su país se fueron por la borda en menos de 10 minutos.
 Los cientos de aficionados del América que hicieron el viaje a Japón vieron como los ahorros de meses y los sacrificios por ver a su equipo a más de 10 mil kilómetros de su país se fueron por la borda en menos de 10 minutos.  (Foto: Notimex)
Osaka, Japón -
  • Cientos de aficionados azulcremas acabaron decepcionados del Mundial de Clubes

Llegaron con toda la ilusión y terminaron con la frustración a tope. Los cientos de aficionados del América que hicieron el viaje a Japón vieron como los ahorros de meses y los sacrificios por ver a su equipo a más de 10 mil kilómetros de su país se fueron por la borda en menos de 10 minutos. En promedio cada uno de los aficionados que acudieron a Osaka para ver al América en el Mundial de Clubes 2015 invirtió 40 mil pesos entre avión, hotel, alimentos y boletos en el país asiático, mismos que de poco sirvieron tras el papelón que el equipo de Ignacio Ambriz realizó al caer ante el Guangzhou en los Cuartos de Final. Y es que esa cantidad de dinero no es algo que dichos aficionados tenían a la mano o pudieron conseguir en un corto periodo por lo que el sacrificio fue mayúsculo. La mayoría de los que acudieron a Japón tuvieron que ahorrar entre 7 y 10 meses para poder estar en el Mundial de Clubes e incluso algunos vender pertenencias para reunir esa cantidad. Un aficionado que estuvo en la tribuna del Gamba Osaka debió vender su automóvil para estar en el torneo que al final significó el más grande fracasó de las Águilas en los últimos cinco años y que se convirtió en un total ridículo a nivel mundial. Además la inversión no solo fue económica pues algunos viajaron más de un día. Un par de aficionados viajaron cuatro horas desde Morelia en autobús para llegar al Distrito Federal y tomar un vuelo de poco más de una hora a Monterrey donde esperaron la conexión a Tokio para un vuelo de 14 horas y luego tres horas más en tren bala a Osaka que se tradujeron en poco más de 30 horas de viaje. Dichas horas contrastaron con los 13 minutos de desastre americanista en el que recibieron dos goles, quedaron eliminados del Mundial y de paso dos de sus jugadores terminaron entre cabezazos y empujones.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×