Real Madrid 6-2 Villarreal... Goleada merengue

El Real Madrid, único equipo de Primera División que ha ganado todos sus encuentros en su estadio, recuperó las buenas sensaciones y la confianza perdida en su tropezón europeo de Lyon, al...
 El Real Madrid, único equipo de Primera División que ha ganado todos sus encuentros en su estadio, recuperó las buenas sensaciones y la confianza perdida en su tropezón europeo de Lyon, al derrotar 6-2 a un Villarreal víctima de su endeble defensiva.
Madrid, España (Reuters) -
  • Gonzalo Higuaín y Kaká anotaron un par de goles cada uno

El Real Madrid, único equipo de Primera División que ha ganado todos sus encuentros en su estadio, recuperó las buenas sensaciones y la confianza perdida en su tropezón europeo de Lyon, al derrotar 6-2 a un Villarreal víctima de su endeble defensiva, con un estelar Cristiano Ronaldo. El 'factor Bernabéu' devolvió al Real Madrid a su línea positiva en Liga, haciendo sentir su aliento al Barcelona, y permitiendo a Manuel Pellegrini esquivar las críticas más duras en un momento vital para su futuro. Nadie en el club blanco duda de que el técnico chileno acabará la temporada. Lo que está en juego es el próximo año, que tiene firmado, por el vaivén de sensaciones de un equipo que por momentos parece construido y saca a pasear su demoledora pegada, y en otros se derrumba como un castillo de naipes. En un ritmo bajo de juego, que marcaba el conjunto amarillo, dos zarpazos madridistas dejaron el encuentro en el alambre. Pasaban 18 minutos de bostezo en la grada, ante un único tiro a puerta de Marcelo, cuando una falta lejana y escorada la golpeó Cristiano Ronaldo con gran potencia con el exterior del pie,  el balón, con efecto de dentro a fuera, entró por la escuadra. La estirada de un portero de la envergadura de Diego López fue inútil ante la perfección del lanzamiento. Segundos de locura madridista y de despiste defensivo del Villarreal, propiciaron en la siguiente jugada un penalti de Marcano a Higuaín, cuando el argentino se disponía a rematar un centro de Marcelo. Kaká, errático en otros aspectos, no falló la pena máxima. Es el octavo penalti que le señalan en contra al Villarreal. Ninguno a favor. Y acabó con nueve. Habla de sus despistes en la zaga. Marcelo rompía su poco orden, las subidas del brasileño, señalado en Lyon por su mal partido, le devolvieron la confianza. En un abrir y cerrar de ojos el Villarreal tenía dos goles de desventaja y una misión casi imposible por cumplir. Un testarazo de Capdevila comenzó a probar a Casillas, que nada pudo hacer ante otra falta magistral. Senna, superó con rosca la barrera, y ubicó el esférico en la escuadra. Recobraba la vida el partido hasta que el Real Madrid afinó su puntería. Cristiano se convertía en el protagonista de la noche. Más generoso que en otras ocasiones. Explotando su velocidad ante los pases en largo de Sergio Ramos. Probando continuamente a Diego López, que sacó dos buenas intervenciones a sus disparos, y asistiendo a Kaká y Marcelo, que chutaron alto dos regalos de gol. Había tiempo antes del descanso para que Casillas salvase el empate. La distancia entre líneas del Villarreal hacía contadas sus llegadas, pero con peligro. Un centro de Nilmar, rebotaba en Albiol y el balón se envenenaba camino del gol hasta que apareció el Capitán. Minutos después Ramos salvaba una indecisión de la zaga cuando el brasileño armaba el disparo. Nacía la segunda mitad con el mismo ritmo. Un Real Madrid jugando con confianza, que respondía al disparo ajustado de Matilla desde la frontal con el tercer tanto. Arbeloa veía el desmarque de Cristiano, en posición dudosa, que desde el costado derecho sirvió en bandeja el tanto al 'Pipita' Higuaín. Un nuevo zarpazo demoledor. Cristiano quería más. No paraba de lanzar desmarques y torcía el gesto cuando Diego le sacaba un mano a mano con el pie, simulando a un portero de balonmano. Como en el primer acto, el partido pasó de quedar sentenciado a igualarse. Una jugada de salón, con paredes continuas entre Pires y Nilmar, la culminó el brasileño con gol. No dudó el Real Madrid, con la confianza que le da su fuerza en el Bernabéu, y acabó goleando. Encontrando premio a su hambre. Higuaín, máximo artillero del equipo, mandaba a la red un pase de Marcelo para sentenciar. Kaká lo intentaba todo, con fe pero poco acierto. Se consoló marcando su segundo gol a placer tras jugada de Cristiano, que provocó un nuevo penalti. Lo materializó Xabi Alonso. El Real Madrid recupera la confianza perdida para mantener su pulso por la Liga. Ficha técnica: 6 - Real Madrid: Iker Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Raúl Albiol, Marcelo; 'Lass' (Mahamadou Diarra, m.85), Xabi Alonso, Granero (Van der Vaart, m.76); Kaká (Raúl, m.81), Cristiano Ronaldo e Higuaín. 2 - Villarreal: Diego López; Javi Venta, Marcano (Pires, m.56), Musacchio, Capdevila; Bruno, Senna, Matilla, Fuster (Ángel, m.82); Marco Ruben y Nilmar (Llorente, m.82). Goles: 1-0, m.18: Cristiano Ronaldo. 2-0, m.20: Kaká de penalti. 2-1, m.30: Senna. 3-1, m.54: Higuaín. 3-2, m.66: Nilmar. 4-2, m.70: Higuaín. 5-2, m. 78: Kaká. 6-2, m.87: Xabi Alonso de penalti. Árbitro: Muñiz Fernández (colegio asturiano). Amonestó a 'Lass' (48), Higuaín (60) y Arbeloa (79) por el Real Madrid, y a Marcano (19) por el Villarreal. Incidencias: encuentro correspondiente a la 23ª jornada de Primera División, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 70.000 espectadores. Realizó el saque de honor la selección española de fútbol sala, recientemente proclamada campeona de Europa. Sergio Ramos cumplió 200 partidos con el Real Madrid. Se guardó un respetuoso minuto de silencio en memoria del ex futbolista y ex entrenador madridista Luis Molowny, recientemente fallecido.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×