Cristiano Ronaldo 'mató' al Barcelona y hay Liga

Real Madrid derrotó a domicilio al Barcelona por 1-2 en el Clásico español y puso fin a una racha de 22 triunfos como local del equipo culé y de 39 seguidos.
Real Madrid derrotó a domicilio al Barcelona por 1-2 en el Clásico español y puso fin a una racha de 22 triunfos como local del equipo culé y de 39 seguidos.
 Real Madrid derrotó a domicilio al Barcelona por 1-2 en el Clásico español y puso fin a una racha de 22 triunfos como local del equipo culé y de 39 seguidos.
Camp Nou, Barcelona, España -
  • La ventaja del Barcelona se mantuvo con el Madrid y se acortó con el Atlético

En el momento justo, quizás no alcance pero al menos el honor merengue curó un poco de lo acontecido en el primer semestre. Real Madrid dio un extraordinario segundo tiempo, se sobrepuso a tener un hombre menos y a un pésimo trabajo arbitral para vencer 1-2 al Barcelona y ponerse a siete unidades con la misma cantidad de partidos por delante.

La BBC apareció en el momento indicado. El cuadro merengue comenzó perdiendo pero también fue el inicio de un accionar que hacía tiempo no se le veía al equipo de Zinedine Zidane y que hoy recompuso el honor de un equipo histórico. Piqué puso en ventaja al Barcelona y todo parecía sentenciado. La Liga tuvo 13 puntos de distancia durante seis minutos tras el cabezazo del central que apagaba toda esperanza merengue. Fue entonces cuando la maquinaría blanca comenzó a funcionar. Marcelo comandó una gran jugada en la que encontró a Kroos, quien metió un disparó que fue desviado pero que al mismo tiempo asistió a Benzema. El francés se levantó y metió una tijera que venció el arco blaugrana para el empate. El equipo de Zidane no se guardó nada y fue al frente en busca del triunfo que devolviera algo de esperanza y de vida a una Liga que aún parece definida. Fue al 80 cuando Gareth Bale se levantó en el área y metió un cabezazo que representaba el 1-2 pero la alegría se apagó cuando el árbitro decidió anularlo de forma errónea por supuesta falta del galés sobre Alba. Vino un disparo al travesaño, la expulsión de Ramos, quien tenía que haberse ido antes, y todo parecía sentenciado hasta que apareció CR7 bajó la pelota en el área y fusiló a Claudio Bravo para el 1-2 que enmudeció el Camp Nou, devolvió algo de esperanza a Atlético de Madrid y Real Madrid y recompuso el honor merengue.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×