Previo Real Madrid-Barcelona... Un Clásico que decide la Liga Española

El Santiago Bernabéu dictará la dirección que tomará la Liga en su último y definitivo recorrido en el Clásico más decisivo, en el que un triunfo del Barça sentenciaría la pelea.
El Santiago Bernabéu dictará la dirección que tomará la Liga en su último y definitivo recorrido en el Clásico más decisivo, en el que un triunfo del Barça sentenciaría la pelea.
 El Santiago Bernabéu dictará la dirección que tomará la Liga en su último y definitivo recorrido en el Clásico más decisivo, en el que un triunfo del Barça sentenciaría la pelea.  (Foto: Reuters)
(Reuters) -
  • Rafa Márquez, ausente por lesión
  • Los Merengues podrían acortar distancias con los culés

El Santiago Bernabéu dictará la dirección que tomará la Liga en su último y definitivo recorrido en el Clásico más decisivo, en el que un triunfo del Barça sentenciaría la pelea, dirigiendo al conjunto azulgrana a su decimonoveno título liguero, mientras que una victoria del Real Madrid le situaría a un sólo punto, alimentando el sueño de remontada a cuatro jornadas del final. El Clásico más decisivo de la última década asoma por el Bernabéu para paralizar el futbol español y ser foco central del futbol mundial en dos horas de pasión, de una máxima rivalidad histórica, que dictaminarán sentencia. Remontada o golpe de autoridad del líder. La eficacia ante la fantasía. Fe contra brillantez. Un futbol de pocos quilates pero resultadista, ante el paradigma del toque y el espectáculo. Un Real Madrid-Barcelona impredecible, que enfrenta a Juande Ramos con Pep Guardiola, dos estilos de entender el futbol. La historia da la razón al capitán blanco. Raúl González ha sido el único de los protagonistas que se ha mojado. "El favorito es el Real Madrid porque se juega en el Bernabéu". A ese factor apela el 7, al aliento de la grada en un día señalado de cada temporada, que ha ayudado para que de los 78 duelos ligueros en el coliseo de la Castellana, 50 hayan sido triunfos madridistas por 14 empates y otro 14 triunfos barcelonistas. Llega el Real Madrid a la gran cita con la autoestima por las nubes. Con la confianza de haber recortado doce puntos de distancia con el líder a cuatro y en su mano la posibilidad de dejarlo solo en uno. Con más descanso, centrado sólo en la Liga, y mucha fe tras una nueva remontada en un encuentro clave en Sevilla. El grupo se ha impuesto a las individualidades con Juande Ramos. Pocos se fijan que el Real Madrid no contará con su bastión defensivo, el portugués Pepe, ni dos figuras importantes de su centro del campo: Wesley Sneijder y José María Gutiérrez 'Guti'. El último estaba destinado a la titularidad. Un esguince de última hora le aparta del clásico. Deja a su equipo sin la brillantes del último pase. Aunque Juande recupera otro factor desequilibrante. El mayor de su equipo, Arjen Robben, que fuerza regresando antes de tiempo recuperado sobre la bocina de su enésimo percance muscular. Será la novedad del equipo titular junto a Grabriel Heinze, que también regresa fresco, después de perderse tres partidos, con la difícil tarea de frenar a su compatriota argentino Leo Messi. Desde la visita al Camp Nou, en el estreno liguero de Juande Ramos, el Real Madrid ha ganado 17 de 18 partidos y está invicto en Liga. En esta ocasión el planteamiento del técnico no tendrá nada que ver. Apostará por abrir el campo con extremos -Robben y Marcelo-, salir a presionar al rival y adueñarse del esférico para rebajar las grandes cualidades barcelonistas. El Bernabéu vivirá un día especial. Es el escenario donde el Barcelona necesita fortalecerse y, a la vez, debilitar con una victoria o un empate a un rival intratable en la segunda parte del campeonato liguero. En la entidad azulgrana se tiene una confianza infinita en el equipo que entrena Josep Guardiola, pero los dos últimos triunfos del Real Madrid (Getafe y Sevilla) han despertado nuevamente las alarmas por la contundencia y acierto madridista en el tramo final de la Liga, que recuerda a su recorrido hace dos años, cuando recortó y superó la ventaja barcelonista y se proclamó Campeón de Liga con la campaña 'Juntos Podemos' dirigido por Fabio Capello. Este año, no obstante, el barcelonismo tiene depositadas mucha más confianza en su equipo que hace dos temporadas, y los resultados avalan al conjunto catalán, que desde hace semanas siente el acecho madridista, pero ha sabido administrar su ventaja hasta dejarla en cuatro puntos por el último empate en Mestalle. La baja más significativa en el Barça es la del central Rafael Márquez, que se lesionó el martes en el partido contra el Chelsea, en el que se rompió el menisco. Su ausencia permitirá el regreso al eje defensivo de la pareja catalana formada por Piqué y Puyol, pues en las bandas se espera la alineación de Abidal en la izquierda y Dani Alves en la derecha. El centro del campo y la delantera es donde Pep Guardiola podría realizar algún cambio significativo, dada la proximidad (miércoles) del partido de vuelta en Londres contra el Chelsea, correspondiente a la Champions League. Después del golpe que recibió Thierry Henry el martes, el francés tiene números para descansar en el Bernabéu y que Iniesta pase a la banda, lo que permitiría al técnico poner a otro jugador de toque en el centro del campo como Sergio Busquets, o de contención, como es el caso de Keita, factor más probable éste último. La batalla táctica de los técnicos, la inspiración individual de un elenco de estrellas sobre el césped dictará sentencia. El Bernabéu asistirá a un clásico que decide la Liga. Alineaciones probables: Real Madrid: Iker Casillas; Sergio Ramos, Cannavaro, Metzelder, Heinze; 'Lass' Diarra, Gago, Marcelo, Robben; Higuaín y Raúl. Barcelona: Valdés; Alves, Puyol, Piqué, Abidal; Xavi, Touré, Keita; Iniesta o Henry, Eto'o y Messi. Árbitro: Undiano Mallenco (Colegio navarro). Estadio: Santiago Bernabéu.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×