Monterrey 1-1 Atlas... Con 9 hombres, Rayados sacó un punto de héroes

Hay partidos que se sacan con el corazón más que con futbol, y Rayados dio este sábado un ejemplo de ello.
Hay partidos que se sacan con el corazón más que con futbol, y Rayados dio este sábado un ejemplo de ello.
 Hay partidos que se sacan con el corazón más que con futbol, y Rayados dio este sábado un ejemplo de ello.  (Foto: Edgar Quintana, Notimex)
Monterrey, Nuevo León. -
  • Con dos menos le sacó La Pandilla empate al Atlas
  • Baloy y Suazo se perderán el Clásico Regio

Hay partidos que se sacan con el corazón más que con futbol, y Rayados dio este sábado un ejemplo de ello, al levantarse de un 2-0 adverso con dos hombres menos, para acabar 2-2 frente al Atlas en el Tec. La Pandilla, un auténtico desastre en el primer tiempo, tuvo una reacción furiosa en el complemento, y de la mano de Jesús Arellano obtuvo un punto valioso, sobre todo en lo anímico, de cara al Clásico ante Tigres. El Zorro tenía todo para acabar con los nueve años que tiene sin ganar en el Tecnológico, al minuto 15 ganaba 0-2 y se fue al descanso con esa ventaja, pero además con dos hombres más en el campo. Sin embargo, no supo controlar el partido y con muy pocos atacantes, Rayados le sacó el empate al equipo de La Volpe que ni se defendió ni atacó bien. Con el resultado, Monterrey llega a 19 puntos en el Grupo 1, teniendo la próxima semana el Clásico Regio visitando a Tigres en el "Volcán" con las sensibles bajas de "Chupete" y Baloy. En tanto que Atlas ligó ocho juegos sin perder, aunque partió con sabor a derrotado; llegó a 17 puntos en el Grupo 3, esperando al Necaxa la próxima semana en el Jalisco.   EL PARTIDO La Pandilla inició el encuentro con todo a favor para retomar el camino, impulsado por su hinchada que llenó el Tecnológico como cada 15 días. El joven Eduardo Zavala tomó el lugar del suspendido Gerardo Galindo, una medida extraña teniendo a Octavio Valdez, además de acompañarse con el novato Abraham Carreño en las funciones de Osvaldo Martínez. Con todo y el desorden, Luis Pérez hizo prometer a la tarde con un disparo de tiro libre al minuto 4, que pegó en el travesaño, y suponía un buen arranque de los regios. Pero al 9', Edgar Pacheco respondió por la misma vía con un disparo venenoso que obligó a Christian Martínez a volar a su izquierda. Atlas ya era mejor. La justicia rojnegra llegó al 12', cuando Darío Botinelli aprovechó un esférico que perdió en la salida Walter Ayoví, y enfiló al área con ventaja, para anotar el 1-0 sobre la salida de Christian Martínez, que nada pudo hacer en la jugada. Todavía los regiomontanos no se reponían del golpe anímico, cuando dos minutos más tarde Edgar Pacheco le robó el esférico a José María Basanta en el círculo central, para internarse en terreno rayado por la izquierda, hacer una pared con Botinelli al centro, y disparar de pierna derecha desde el semicírculo del área, y vencer a Christian con disparo raso al poste izquierdo, en el 2-0 que parecía suficiente. Ya Monterrey era un caos vestido a rayas, y recibió otro duro golpe al 34', cuando Baloy taponeó a Hugo Ayala en tres cuartos de cancha, en una barrida enérgica que fue al balón y se llevó al hombre y por la que el árbitro sacó la tarjeta roja directa, para escribir una misión imposible para el conjunto local. Vucetich quiso ajustar sus piezas sacando del campo a Carreño para mandar a Jesús Arellano al 40', pero el cambio no se reflejó, ya que al 42', Humberto Suazo se hizo expulsar al reclamarle al árbitro una falta que no se le marcó de Jaime Durán, pero que coronó con un claro corte de manga en las narices de Chacón. Ayoví sacó la casta y exigió a Pedro Hernández con un tiro al ángulo al minuto 45, pero el portero mandó de forma providencial a corner. Para el complemento La Volpe mandó al terreno a Jorge Achucarro por Lucas Ayala, y tenía todo para amarrar el resultado, pero la inteligencia estuvo del lado rival, ya con Alonso Sandoval en el ataque por Aldo de Nigris. Rayados recurrió a los balones parados para generar peligro, y en 15 minutos del segundo tiempo hizo figura al portero Pedro Hernández, que vivió todo menos una tarde tranquila. Al 60' Luis Pérez probó suerte en tiro libre, y el gol se negó sólo por el lance heroico del guardameta. Increíblemente Monterrey le ganó el mediocampo al Atlas, y con balones largos comenzó a buscar profundidad, sin respuesta desde la banca rojinegra. La consecuencia llegó al 72', cuando Zavala peinó un balón en el área, y Arellano hizo un portento de gol, al bajar el esférico con el pecho, y colocarle la pelota en el ángulo a Hernández, en el 2-1 que sabía sólo a dignidad. Pero los albiazules siguieron insistiendo y al 80' Arellano disparó desde media cancha, el balón parecía anidarse en el ángulo, pero Hernández volvió a aparecer para salvar el peligro a una mano. En el cobro de tiro de esquina, Basanta puso su remate de cabeza pegado al ángulo, pero Hernández salvó nuevamente a tiro de esquina. Pese a la inferioridad numérica, la presión rayada ya era asfixiante, y en el nuevo tiro de esquina Basanta se alzó como un gigante en el área, y puso su cabezazo pegado al poste, en el 2-2 El inmueble albiazul se volvió un manicomio, y los atlistas se tomaban la cabeza sin poder explicar lo que había pasado. La Volpe, impávido, sólo miraba al campo con la mano en la cintura. Vucetich amarró el partido enviando al campo a Juan Carlos Medina por Sandoval, y se dio por muy bien servido con el punto, hasta que llegó el silbatazo de Chacón, que decretó el final de un duelo con tintes heroicos y el inicio de la semana de Clásico en la Sultana.   EL ARBITRAJE Malo de Francisco Chacón, que expulsó de forma rigorista a Baloy en una acción en la que el defensa regio va por el balón con fuerza y se lleva al jugador; era falta pero parecía que con la amarilla era suficiente. Expulsó bien a Suazo que le dedicó una mentada en sus narices. Estuvo impreciso Chacón, parece que la primera expulsión lo puso nervioso y tardó mucho tiempo en retomar el equilibrio.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×