Un Clásico Regio sin pena ni gloria; 0-0

El Clásico Regio entre Tigres y Rayados terminó 0-0 en el Universitario. Fue un duelo con pocas emociones y muy parejo en el que los felinos no pudieron aprovechar la localía y las bajas del rival...
El Clásico Regio entre Tigres y Rayados terminó 0-0 en el Universitario. Fue un duelo con pocas emociones y muy parejo en el que los felinos no pudieron aprovechar la localía y las bajas del rival para sacar los tres puntos.
 El Clásico Regio entre Tigres y Rayados terminó 0-0 en el Universitario. Fue un duelo con pocas emociones y muy parejo en el que los felinos no pudieron aprovechar la localía y las bajas del rival para sacar los tres puntos.  (Foto: Edgar Quintana, Notimex)
Estadio Universitario ante un lleno -
  • Una acción de gol de Rayados se anuló por apretado pero existente fuera de juego al 35'
  • Tigres estrelló el balón en el travesaño y Monterrey se salvó al 75’

En sábado de gloria el "Volcán" no estalló, Tigres esperaba el triunfo que prácticamente les asegurara la salvación en la tabla porcentual, pero al verse chatos en la delantera y apostar por la solidez defensiva llevó a que la edición 88 del Clásico Regio terminara sin daño.

Tigres y Rayados igualaron 0-0, y así los felinos llegaron a 12 puntos, lo cual no les ayuda tanto en la porcentual, puesto que un triunfo los hubiera colocado con el mismo número de unidades que Tecos; ahora tienen cinco puntos encima de Necaxa.

Los auriazules tienen racha de cuatro juegos sin perder, vuelven a colgar el cero y demuestran el orden defensivo que tuvieron en el torneo pasado; sin embargo, siguen careciendo del hombre gol.

Los Rayados, por su parte suman 20 unidades, lo que los mantiene cerca de un boleto para la Liguilla; aunque su paso parece decaer, al ligar tres duelos sin ganar.

Monterrey recibe en la Jornada 14 a San Luis, mientras que los felinos tendrán una visita a Aguascalientes, donde podrían marcar su futuro al medirse a Necaxa, equipo que junto con Indios compiten ante la UANL por la permanencia en el máximo circuito.

EL PARTIDO La incertidumbre de si Omar Bravo jugaría o no con Tigres terminó, el partido daba inicio y por la lesión, el delantero mochiteco no aparecía ni en la banca, por lo que el técnico José Pekerman recurrió a Mauricio Romero como centro delantero.

Sin duda el líder de la ofensiva siempre fue Lucas Lobos, quien pasó mucho tiempo en el césped debido a la fuerte marca que le aplicaban los Rayados, siendo único hombre de Tigres con la habilidad de crear peligro.

Por Rayados, al no contar con Humberto Suazo, el ataque era comandado por Jesús Arellano, apoyando en punta a Aldo de Nigris, quien se convirtió en el jugador más abucheado por el público felino, puesto que en varias oportunidades de peligro no logró concretar, gracias a las intervenciones de José Rivas y Pedro Benítez.

El Clásico Regio 88 inició candente, pero con pocas llegadas, ante una defensiva felina que no dejaba pasar a los atacantes del Monterrey, equipo que generó mejor futbol, pero fue trabado por el cuadro cerrado de los auriazules.

En el arranque al minuto 5, la pandilla tuvo su primer arribo al área contraria, cuando Osvaldo Martínez envió centro por izquierda, donde De Nigris la buscó por aire, pero el arquero Óscar Pérez le ganó en el salto para quedarse con el esférico.

Ambos equipos trabajaron por algunos minutos en la media cancha, se daban algunas descolgadas pero nada de peligro; al 10’ de acción, Francisco Fonseca logró evadir la marca por la banda derecha e hizo sonar el estadio Universitario. Y es que en su desborde envió centro a Mauricio Romero, quien estuvo cerca de rematar, pero el balón se fue a tiro de esquina, con lo cual vinieron una serie de rebotes, que al final no terminó en daño, al igual que al minuto 13’, donde la defensa albiazul se vio en apuros.

Lo más relevante ocurrió al minuto 35, cuando Rayados parecía irse al frente 1-0 con gol de De Nigris, pero el abanderado indicó fuera de lugar y todo quedó en nada para Monterrey. La jugada inició cuando Jesús Arellano se quita la marca por el sector derecho de Sancho y Benítez,  desborda manda centro raso a De Nigris, quien envía el balón al fondo, pero sacando ventaja con su cuerpo en ajustada pero existente posición adelantada.

El segundo tiempo comenzó y De Nigris otra vez dejó escapar una clara para Monterrey al mandar desviado su disparo desde fuera del área; ahí no quedó el ataque de La Pandilla, un minuto más tarde Walter Ayoví envió centro que el mismo De Nigris no pudo cabecear correctamente al sentir la marca de dos defensores.

Rayados amenazaba y a Tigres no encontraba por dónde reaccionar. Al 55’ Lobos trató de engañar al árbitro al sentir un jalón de José María Basanta dentro del área, pero el silbante Armando Archundia no se deja persuadir.

Al 59’, Óscar Pérez de nueva cuenta se conviertió en el salvador de Tigres, ya que el abanderado no marcó lo que parecía fuera de juego y Osvaldo Martínez se encaró frente al arquero, pero el "Conejo" logró  ganarle el esférico.

Cuando el cronómetro marcó el minuto 61, se anunció el cambio, entraba Francisco Acuña, el héroe del Clásico pasado por Mauricio Romero; Tigres intentaba repetir la historia, que el joven mediocampista volviera loco al conjunto regio, pero esta vez no lo consiguió.

Tigres también tuvo la suya al 75’, pero el balón se estrelló en el travesaño. Desde linderos de área Francisco Fonseca disparo y el balón salió bombeado al ser desviado por un defensa; el tiro venció al portero Christian Martínez, pero se salvó al pegar la pelota en el poste y rebotar centímetros afuera de la línea de meta.

Todavía al 71’, Rayados pudo matar a Tigres, pero Eduardo Zavala solo frente al arco perdonó al mandarla por un lado; no sólo él tuvo el gol, pues Alonso Sandoval al 91’, sólo frente a la portería, voló el esférico en una acción que parecía sacar a los visitantes con 3 puntos del Universitario.

ARBITRAJE Bueno de Armando Archundia y demás cuerpo arbitral. Estuvieron correctos al anular una acción de gol de Rayados al 35', ya que hubo fuera de juego de Aldo de Nigris. Por ahí fue tacaño con las tarjetas, pero nada extraño para el estilo rudo de Armando.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×