Guadalajara 1-0 América... Chivas sacó la casta y se llevó el Clásico

Luego de la polémica que se suscitó durante la semana con el cambio de técnico, Chivas se presentó en el Clásico Nacional con toda una lluvia de dudas e incertidumbres, parecía la víctima pero...
Luego de la polémica que se suscitó durante la semana con el cambio de técnico, Chivas se presentó en el Clásico Nacional con toda una lluvia de dudas e incertidumbres, parecía la víctima pero derrotó al América 1-0.
 Luego de la polémica que se suscitó durante la semana con el cambio de técnico, Chivas se presentó en el Clásico Nacional con toda una lluvia de dudas e incertidumbres, parecía la víctima pero derrotó al América 1-0.  (Foto: Etzel Espinoza, Notimex)
Estadio Jalisco, ante un lleno -
  • Salvador Cabañas, atacante americanista, no salió ni a la banca
  • El triunfo permitó al Rebaño conseguir el segundo lugar del Grupo 2
  • Luis Michel tuvo una actuación destacada

Luego de la polémica que se suscitó durante la semana con el cambio de técnico, Chivas se presentó en el Clásico Nacional con toda una lluvia de dudas e incertidumbres, parecía la víctima, pero sacó el orgullo, jugó con ganas, aprovechó un descuido defensivo y derrotó al América 1-0 con tanto de Sergio Amaury Ponce. Francisco Ramírez, técnico de los rojiblancos, debutó con el pie derecho en su carrera como estratega y de qué manera lo hizo, pues sorprendió al realizar un movimiento en el once inicial al sentar a Javier Hernández y meter a Édgar Solís; se vio obligado a realizar un movimiento luego de que Jonny Magallón saliera lesionado y aún así su equipo no se desdibujó. Jesús Ramírez, su homólgo americanista, sorprendió en la estrategia de su primer Clásico sacando del once titular a Fernando Ortiz para jugar entonces con una línea de cuatro defensas, además de colocar como segundo contención a Enrique Vera y reemplazar al “Toro” Silva por Jean Beausejour. Ésta última modificación fue tal vez la que más le costó al estratega ya que el chileno no soportó el ritmo del juego. El conjunto americanista se mostró encarador en la segunda mitad, con ganas pero con muy poco futbol y nuevamente se notó la dependencia que tienen del atacante Salvador Cabañas, quien ni siquiera salió a la banca por la lesión que sufrió la jornada pasada ante. Con este resultado, Chivas escaló a la segunda posición del Grupo 2, con 19 unidades, mientras que América se estancó en 17 en ese mismo sector para quedarse en cuarto puesto. Para la siguiente jornada, Chivas visitará Ciudad Universitaria para medirse a Pumas mientras que América recibirá a los Tecos. EL PARTIDO La primera parte inició con el ánimo a tope por parte de ambas escuadras, peleando la pelota y buscando el arco rival, cosa que emocionó al respetable; sin embargo, con el pasar de los primeros minutos no se presentó alguna jugada de verdadero peligro. Las malas noticias llegaron al banquillo de los locales cuando el central Jonny Magallón terminó lesionado de la parte posterior del muslo derecho y no pudo seguir, por lo que el técnico Francisco Ramírez tuvo que hacer su primer movimiento, metiendo a Édgar Mejía. Había pasado media hora de juego y el sol pegaba de lleno en el Estadio Jalisco, por lo que el juego cayó un poco de ritmo. Para el final de la primera mitad, los 22 jugadores sacaron el extra, pues llegaron las mejores oportunidades. Resaltó la de Alberto Medina, delantero de los rojiblancos, quien luego de ser habilitado por Omar Arellano, enfrentó a Guillermo Ochoa y disparó directo a las manos del portero americanista. Para la segunda parte, el ritmo continuó como había terminado en la primera mitad, pues ambos equipos siguieron con el objetivo de ofender a su adversario. El partido estaba para cualquiera de los dos equipos y el que cometiera un error podría pagarlo caro y así fue para el América, pues se desconcentró en un instante y Chivas no perdonó. Pasaban los 68 minutos de tiempo corrido cuando Alberto Medina sacó un centro desde el costado izquierdo a la llegada de Sergio Amaury Ponce, quien se vio beneficiado del descuido de la defensiva visitante. Cabeceó picado, imposible de detener para Guillermo Ochoa y abrió el marcador ante la locura del estadio, que explotó en el grito de gol. América perdió la brújula del encuentro, por lo que Guadalajara comenzó a dominar el encuentro; pero no fue por mucho tiempo, las Águilas estaban heridas y no se iban a dejar tan fácilmente. Nuevamente se plantaron en la cancha y se fueron con todo en la búsqueda del empate. Sin embargo, los azulcremas no encontraron la igualada y comenzaron a desesperarse, cosa que el chiverío aprovechó de buena manera, pues comenzó a tocar la pelota, acompañado del “Ole, ole” que cantaban los aficionados. El árbitro finalizó el encuentro y los abrazos rojiblancos no se hicieron esperar, no es para menos, pues esta victoria les da un respiro de tranquilidad que no había en el equipo en las últimas semanas. EL ÁRBITRO Jaime Herrera no tuvo mayor problema, sacó tarjetas amarillas en el momento oportuno, se le vio corriendo bien sus diagonales y no tuvo alguna decisión polémica, en general realizó una buena actuación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×