Monterrey 2-3 América... América se niega a morir y le remontó a Rayados

Salvador Cabañas se reafirmó como el eterno héroe del equipo, para anotar sobre la hora el gol del gane del América que se impuso 3-2 al Monterrey en el Tecnológico.
Salvador Cabañas se reafirmó como el eterno héroe del equipo, para anotar sobre la hora el gol del gane del América que se impuso 3-2 al Monterrey en el Tecnológico.
 Salvador Cabañas se reafirmó como el eterno héroe del equipo, para anotar sobre la hora el gol del gane del América que se impuso 3-2 al Monterrey en el Tecnológico.  (Foto: Notimex)

Estadio Tecnólogico ante una entrada vacía por medida sanitaria

  • La Pandilla se complica Liguilla directa
  • Cabañas, virtual campeón de goleo

Cuando la eliminación se cantaba y las Águilas parecían consumar un fracaso más en su historia, Salvador Cabañas se reafirmó como el eterno héroe del equipo, para anotar sobre la hora el gol del gane del América que se impuso 3-2 al Monterrey en el Tecnológico. La determinación y la lógica estuvieron de un solo lado en la Sultana del Norte, y el conjunto de Coapa remontó un 2-1 con que terminó el primer tiempo, para llevarse tres puntos de oro en la lucha por un boleto a las finales La luz de la esperanza sigue brillando para el cuadro azulcrema, aunque sea de forma tenue, ya que aspira a colarse como uno de los mejores equipos en la Tabla General, para lo que necesita muchas combinaciones en diferentes frentes. Monterrey, en tanto, no supo cómo ganar un partido que tenía resuelto, y víctima de sus propios errores ahora se enreda para avanzar como segundo lugar del Grupo 1. Con el resultado, Rayados se estanca con 26 puntos en el Grupo 1, viendo cortada una racha de tres juegos sin derrota y sin gol en contra, y definirá su situación el próximo domingo en la cancha de Pumas. Las Águilas, en tanto, podrían terminar la campaña como el mejor visitante, al arribar a 20 unidades en el sector dos, 16 de ellas en patio ajeno, y se jugarán el todo la próxima semana recibiendo al Necaxa, hermano administrativo que sigue luchando por su permanencia en Primera División. EL PARTIDO Las tribunas del Tec presentaron un rostro inédito, al encontrarse sin la presencia de la considerada mejor afición del país, que suele dar intensidad a los duelos por la expectativa que representa. Con ese marco, y con un calor sofocante, los dos equipos lucieron con un ritmo semi lento en el terreno de juego, apenas roto por la determinación de Jean Beausejour, y la explosión de Walter Ayoví. Con todo, Monterrey fue quien empezó a plasmar la superioridad de los papeles, y al minuto 7 encontró el 1-0 en un desborde de Ayoví por la izquierda, quien dejó a Luis Pérez con ventaja en el área, pero el volante no se llenó de balón, y prefirió centrar en el área chica a la llegada de De Nigris, quien con un punterazo anidó el esférico. La tranquilidad parecía llegar al Monterrey con el gol de vestidor,  al 17 volvió a tocar la puerta con peligro en una pared de Osvaldo Martínez con De Nigris por el centro del área, pero el disparo del paraguayo cuando estaba pleno frente al marco dio en el poste, ante la mirada de Ochoa que nada podía hacer. Al 22’, nuevamente Monterrey volvió a desquiciar a la zaga capitalina, y Suazo sacó un disparo rápido de media vuelta, que sin embargo se fue rozando el poste. Y bien dicen que en el futbol actual gol fallado es gol en contra. Al 28’, Pável Pardo cobró un tiro de esquina por la izquierda, Christian Martínez midió mal el esférico, y tras una peinada el balón quedó sobre la línea, donde Ismael Rodríguez terminó empujando para el 1-1. Aún Monterrey alcanzó a reponerse del error defensivo, y al 32’ Osvaldo Martínez recibió de Suazo en los linderos del área, disparó fuerte, Ochoa la sacó como pudo, y el rebote lo tomó De Nigris, quien centró a segundo palo, donde Suazo anotó barrido su noveno gol de la campaña, en el 2-1 que volvía a enderezar el camino. Así terminó el primer tiempo, pero en el complemento nuevamente fue donde las Águilas marcaron la diferencia, especialmente en la contundencia de su centro delantero, quien se impuso en duelo invidual al Rayado Humberto Suazo. Al 57’ “Osvaldito” le sirvió al “Chupete” con ventaja y de frente al marco, pero Suazo disparó demasiado bombeado de la portería. Al 60’ el chileno se encontró un balón en el área y tuvo para matar, pero hizo un recorte de más y todo acabó en un córner. Pero el ponche del andino llegó al 66’, cuando la zaga americanista le regaló el balón en el primer tercio del campo y escapó mano a mano con Ochoa, sólo que el ariete regaló el 3-1 con un disparo al cuerpo del portero, sin potencia ni dirección. Nuevamente el perdón tuvo su precio para el Monterrey. Al 69’ Octavio Valdez le regaló el balón a Cabañas en medio campo, y el paraguayo, a diferencia de Suazo anotó el 2-2 del empate, tras recortar a Basanta y a Diego Martínez para empujar el balón sobre la salida de Christian. Monterrey quiso corregir sobre el final, pero al sacar a De Nigris y “Osvaldito”, Vucetich quedó con pocas variantes ofensivas. El tiempo y las acciones parecían firmar el empate, pero sobre la hora, en un balón parado, el argentino Fernando Ortiz, de recién ingreso, terminó peinando el balón en el área rayada, para que Cabañas empujara el gol del triunfo, que de paso, le coloca con 13 tantos en su cuenta, virtual campeón de goleo del torneo de Clausura. EL ARBITRAJE El árbitro Roberto García silbó el final, y esta vez no hubo cantos de apoyo o recriminación para ninguno de los dos equipos, pero no hay duda que el campanazo en el Tec dará mucho de qué hablar las próximas horas, porque el que pudo, no quiso, y el desahuciado parece tener un poco de vida.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×