Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 
MéxicoPrimera División MexicanaClausura 2009Cuartos VMonterrey - Puebla


Monterrey (3)2-2(5) Puebla... Puebla, del infierno al cielo

  • Alejandro Acosta sorprendió y marcó el primero de Puebla al minuto catorce. (Foto: Mexsport)
  • Monterrey buscó el pase de cualquier forma. (Foto: Mexsport)
  • Se calentaron los ánimos por un momento. (Foto: Mexsport)
  • Monterrey no pudo frenar la ofensiva poblana. (Foto: Mexsport)
  • Puebla sigue vivo en el torneo. (Foto: Mexsport)
 

MEDIOTIEMPO | Agencias (Corresponsal)
Estadio Tecnológico, sábado 16 de Mayo del 2009

  • Puebla ya espera a su siguiente rival

La teoría de que un equipo hecho sólo de corazón no aspira a nada en la Liguilla está siendo echada por tierra por el Puebla, que dejó fuera al Monterrey en su cancha, y ahora espera rival en las Semifinales del Clausura.

Qué lejos quedó el fantasma del descenso, la presión porcentual, y los escándalos extra cancha.

Puebla es hoy un candidato firme a ceñirse la corona, poniendo empuje, ganas, tesón, y un planteamiento defensivo a toda prueba, que ayer le bastó para sacar un empate 2-2 del Tec, suficiente para gritar a todo el país que está de vuelta en los primeros planos.

Incluso, los de La Franja no sólo soportaron el 3-1 que lograron en la Ida, sino que llegaron a ponerse 5-1 global en el Tec, aplastando desde muy temprano el sueño rayado de llegar al título.

Monterrey, sin idea ni variantes, reaccionó y puso el 2-2 final, pero ya era muy tarde para pensar en la hombrada, más allá del grito de “sí se puede” que caía de la tribuna.

Los goles de los poblanos fueron de Alejandro Acosta y Orlando Rincón, mientras que por Rayados emparejaron William Paredes y Darío Carreño.

EL PARTIDO

Qué lejos quedó la escena de la Jornada 1 cuando Rayados aplastó 4-0 al conjunto de la Franja, con facilidad inocente por los errores de los de “Chelís”.

Esta vez los de la Angelópolis no sólo maniataron bien a los ofensores rayados, sino que se dieron el lujo de poner el toque canchero, y seguir coqueteando al frente con más anotaciones.

Es cierto, Puebla depende totalmente del juego aéreo y los balones parados cerca del área, pero por lo pronto esta fórmula le alcanzó para aniquilar al Monterrey, que nunca pudo con las torres uruguayas Acosta y el “Bola” González.

Y fue precisamente la fórmula de la pelota parada la que puso a Rayados contra la pared, en un tiro libre de Daniel Osorno al 13’ que anidió Acosta en las redes, con un frentazo que el portero Jonathan Orozco apenas si pudo ver.

El tanto fue suficiente para matar la moral rayada, que en ese momento requería de tres tantos para avanzar, y el primer tiempo transcurrió sin inquietudes, gracias a las dos líneas de cinco y cuatro elementos que puso Chelís en su campo.

Vucetich entendió que tenía que arriesgar más que su planteamiento inicial, y al 35’ sacó al defensa Diego Martínez para poner al delantero Darío Carreño.

El complemento arrancó con unos Rayados más decididos, y al 51’ Osvaldo Martínez pudo meter a su equipo en la eliminatoria, pero falló un remate en el área chica tras centro de Aldo de Nigris.

El técnico rayado decidió no esperar más, y al 54’ envió al campo a Luis Alonso Sandoval por el contención Eduardo Zavala.

Monterrey se acomodaba tras el cambio, pero eso le costó al 56’, cuando Orlando Rincón encontró un balón en el área y sentenció la eliminatoria con disparo fuerte de derecha que venció a Orozco, y puso el 2-0 en la frente, 5-1 global, y obligó a los locales a ir por cuatro.

Algunos aficionados empezaron a desalojar el inmueble, pero muchos otros frenaron la partida al 58’, cuando William Paredes descontó el marcador con un disparo de zurda, desde tres cuartos de cancha, que se anidó al ángulo imposible para el vuelo de Villalpando. Faltaban otra vez tres.

“Chelís” decidió no correr riesgos y al 59’ sacó al anotador del segundo gol para el ingreso de Roberto Juárez.

Vucetich respondió con su última carta ofensiva, y al 62’ sacó a Valdo para la entrada de Juan Carlos Medina. Al 69’, Sánchez Solá sacó a su armador, y firmó el resultado con el defensa Javier López Mondragón.

El juego se inclinó completamente al campo de Puebla, y ya Monterrey no se ocupó de construir, sino que optó por el recurso del pelotazo al frente buscando un error.

Al 75’, Walter Ayoví probó de media distancia su cañón y puso el balón en el ángulo, pero de la nada apareció la mano de Villalpando par salvar su meta en la atajada de la serie.

En ese mismo minuto, De Nigris se metió entre empujones el área y sirvió para Sandoval, que le centró en el área chica, pero esta vez el remate de Aldo estremeció el travesaño.

La insistencia rayada ya era acompañada por la fe de la afición, y al 78’ Darío Carreño remató con precisión un tiro de esquina por la izquierda, para poner el 2-2 que dejaba las cosas como al principio, con dos goles en la cuenta rayada para acceder a la Semifinal.

Pero Puebla volvió a sacar lo canchero, y tras apagar el ritmo de la reacción estuvo cerca del tercero de la noche al 80’, en un centro de Osorno que encontró a Noriega solo en el área, pero el remate de contención fue a dar al graderío.

Rayados ahora sí cayó presa de la desesperación, y el resto de tiempo fue sólo un trámite para que el árbitro Roberto García decretara el final, que pone al Puebla entre los mejores cuatro de la liga, y a Rayados sin escala de vacaciones, con todo y su etiqueta de favorito con que inició el 2009.

EL ARBITRAJE

Sin problemas de Roberto García Orozco, que mostró un criterio ecuánime para las tarjetas, y amonestó oportunamente al portero Villalpando cuando se excedió en hacer tiempo. Si nada extraordinario pasa, el silbante deberá repetir en las instancias más importantes de esta Liguilla.

[MEDIOTIEMPO]

 

Comentarios