Pumas 0-3 Cruz Azul... La Máquina le pegó al Campeón en CU

Ciudad Universitaria es ya una sucursal del cemento, ya que con un juego práctico y certero, Cruz Azul goleó 0-3 a los Pumas, para sumar su séptima victoria consecutiva en la casa de los felinos...
Ciudad Universitaria es ya una sucursal del cemento, ya que con un juego práctico y certero, Cruz Azul goleó 0-3 a los Pumas, para sumar su séptima victoria consecutiva en la casa de los felinos en Torneo regular.
 Ciudad Universitaria es ya una sucursal del cemento, ya que con un juego práctico y certero, Cruz Azul goleó 0-3 a los Pumas, para sumar su séptima victoria consecutiva en la casa de los felinos en Torneo regular.  (Foto: Notimex)
Estadio Olímpico de CU ante una muy buena entrada -
  • El Campeón no ha anotado en el Torneo
  • Un autogol de Verón abrió la puerta al triunfo celeste

Ciudad Universitaria es ya una sucursal del cemento, ya que con un juego práctico y certero, Cruz Azul goleó 0-3 a los Pumas, para sumar su séptima victoria consecutiva en la casa de los felinos en Torneo regular.

La última vez que el actual Campeón venció  a La Máquina en la Liga data del Torneo Apertura 2003, cuando ganó 2-1, y ya serán seis años sin poder derrotarla.

Un autogol de Darío Verón al 42, en un grave error de comunicación con el portero Sergio Bernal, abrió la puerta al triunfo de los celestes, que de por sí son bienvenidos en el Estadio Olímpico según datan las estadísticas.

Apenas comenzado el segundo tiempo, al 48, Christian Riveros puso el 0-2 de cabeza en una jugada a balón parado cobrada por Jaime Lozano apenas delante del círculo central, mientras que Emanuel Villa dio la puntilla al 84 al poner el 0-3, en una jugada dentro del área, cuando Pumas ya estaba más que derrotado.

Si bien Cruz Azul tiene las puertas abiertas en Ciudad Universitaria, los Pumas las tienen cerradas con el gol, ya que el partido anterior ante Atlas, donde también perdieron, estrellaron dos balones en los postes, mientras que este día volvió a suceder, un tiro al travesaño de Martín Bravo al 79, y la meta rival sigue negada para ellos.

Con esta derrota, los felinos se mantienen sin sumar en el Grupo 3, donde son sotaneros, mientras que los celestes, al reafirmar su hegemonía sobre los universitarios, acumularon sus primeros tres puntos del Torneo en el mismo Sector, donde se colocan en el segundo lugar momentáneamente.

La próxima Jornada, Pumas tendrá una visita de gran riesgo a Toluca, mientras que Cruz Azul será anfitrión de Monterrey en el Estadio Azul, donde en su presentación perdieron y salieron abucheados.

EL PARTIDO

El duelo en la primera mitad no defraudó, si bien no hubo grandes peligros en las áreas, la intensidad que imprimieron los jugadores de ambas escuadras en el mediocampo, la lucha de poder a poder, no dejó nada que desear.

El juego se disputó en una parte corta del terreno, ya que ambos equipos buscaron cerrar espacios y achicar la cancha, y fue Cruz Azul el primero en tener una aproximación en una jugada donde Ramón Núñez quedó dentro del área con ventaja, pero tardó mucho en decidir y se ahogó, al minuto 9.

Los Pumas tuvieron menos llegadas que los celestes, un tiro de larga distancia de Dante López al 10, un contragolpe, tras un error de Rogelio Chávez al regresar el balón al portero, que Palencia interceptó, pero que no pudo controlar de buena manera, así como un cabezazo de Jehu Chiapas al 38, que contuvo Jesús Corona, en su primer encuentro como celeste.

Pero venía la jugada clave del encuentro, tras un despeje de Jesús Corona jugando bien su área, el balón fue enviado hasta los tres cuartos de cancha contrarios donde Darío Verón lo dejó botar, mientras Sergio Bernal salió de su portería para ir por él, pero en un grave error de comunicación, el paraguayo cabeceó el balón sin ver al guardameta y lo techó, para anotar un autogol al minuto 42 y poner el 0-1 a favor de los celestes.

Para el segundo tiempo, hubo un cambio obligado, ya que Jehu Chiapas salió lesionado justo antes del descanso por lo que su lugar fue ocupado por Pablo Barrera, sin embargo, apenas se estaban acomodando en el terreno de juego, cuando al 48, Jaime Lozano cobró una falta apenas delante del círculo central que en el área remató Christian Riveros para poner el 2-0.

El juego parecía ya sentenciado, así que La Máquina comenzó a aguantar más a los felinos y Ferretti hizo su segundo movimiento, sacó a Ismael Íñiguez que para entonces jugaba pegado a la banda izquierda, para ingresar a Martín Bravo al 57.

La puerta parece estar cerrada para los felinos, ya que por más que intentaron no lograron acortar distancias, siendo la aproximación más cercana un cabezazo del “Pikolín” en un tiro de esquina que pasó muy cerca del palo derecho al 67, mientras que al 70, hubo un tiro libre cobrado por Barrera por izquierda, muy cerrado, que se paseó por el área chica.

Y hubo otro poste, un tiro libre cobrado por Martín Bravo al travesaño al 75, otra prueba más que los goles estuvieron negados para Pumas en este encuentro.

Cruz Azul hizo su juego, aguantó y contragolpeó, con el tiempo y el marcador a su favor, y en un contragolpe Torrado llegó a línea de fondo por derecha y mandó un centro al corazón del área, donde Villa controló, con la presión de Bernal, sin embargo, aguantó y disparó para poner el 3-0 definitivo al 83, con el Estadio Olímpico de su lado, donde La Máquina sumó ya siete victorias al hilo sobre los Pumas en torneo regular.

EL ARBITRAJE

Buen trabajo de Ricardo Arellano, quien dio fluidez al juego y no se encaró con los jugadores, hubo sólo una jugada dudosa al minuto 41, cuando Rogelio Chávez, en su afán por ir por el balón derribó a Ismael Íñiguez dentro del área, pero el nazareno estaba cerca y juzgó que no hubo falta.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×