Cruz Azul 2-3 América... Y continúa la paternidad azulcrema

Cruz Azul una vez más no pudo ante las Águilas del América que salieron con los tres puntos de la cancha del Estadio Azul gracias a dos tantos de Salvador Cabañas y uno de Daniel Márquez.
 Cruz Azul una vez más no pudo ante las Águilas del América que salieron con los tres puntos de la cancha del Estadio Azul gracias a dos tantos de Salvador Cabañas y uno de Daniel Márquez.  (Foto: Agustín Cuevas)
Estadio Azul, ante una buena entrada -
  • La Máquina llega a 15 partidos sin vencer al cuadro Americanista
  • Jesús Ramírez ha derrotado por segunda vez consecutiva a Cruz Azul
  • América no ganaba tres encuentros consecutivos desde mayo del 2007

¿Maldición o enfermedad? Enrique Meza no pudo encontrar la pócima que rompiera el hechizo ni la medicina que curara a la institución de la paternidad que América seguirá presumiendo sobre La Máquina, 15 encuentros que se han metido a la historia como la racha más larga sin perder ante un equipo en particular. Con dos goles de Salvador Cabañas en el primer tiempo y uno más de Daniel Márquez en tiempo de compensación, América se llevó una edición más del Clásico Joven, echando por la borda el esfuerzo de Emanuel Villa y Rogelio Chávez quienes anotaron por la causa cementera. En una tarde de festejo para los visitantes y de olvido para el anfitrión, Cruz Azul suma su segundo descalabro al hilo y se queda con seis puntos en el Grupo 3, la próxima semana visita a Monarcas Morelia. América llega a 13 tantos en el Grupo 2 y prepara el Estadio Azteca para recibir a los Diablos Rojos del Toluca. EL PARTIDO Poco faltó para que el Estadio Azul cayera en pedazos tras el gol del empate de Rogelio Chávez a nueve minutos de que Jorge Eduardo Gasso diera el pitazo final del encuentro ante las Águilas del América. Enrique Meza a un metro de su área técnica se volvía loco reclamándole al silbante que no le permitiera a las Águilas comerse el cronómetro con alevosía y ventaja pues sentía en la piel que el momento anímico estaba de su lado. Difícil fue el duelo para La Máquina que tuvo en su propio vestidor a uno de los dos jugadores que más le pesaron en la espalda durante un Clásico ya no tan joven pues ha superado la niñez para entrar a la adolescencia ya que esta tarde se han cumplido 15 partidos sin escuchar el campañazo sobre el cuadro de Coapa. Fue su zaguero central, Horacio Cervantes, quien puso a La Máquina en la pared pues al minuto 2 cometió un claro penal sobre Salvador Cabañas, el paraguayo se levantó sin tardanza y 60 segundos después escribió el 0-1 en el inmueble que lució repleto esta tarde de sábado. Una vez más los celestes tuvieron que venir de atrás y cada vez con más trabajo pues el Águila se convirtió en ave de presa y fue preciso en la marcación sobre Emanuel Villa, Emilio Hernández y sus compañeros, quienes a la distancia parecían quedar intimidados por el rival pues en 45 minutos poco se atrevieron a pisar el acelerador para llegar al fondo del área defendida por Guillermo Ochoa. Mientras los dirigidos por el “Ojitos” intantaban el milagro, Cabañas seguía siendo el hombre del partido y estuvo cerca de anotar de nueva cuenta al 28', con un tiro de castigo que pegó en el palo izquerdo de Corona. Para el 41', La Máquina intentó corregir el camino con el tanto de la igualada, fue el argentino Villa quien agarró mal parada a la zaga azulcrema, puso en la mira a Paco Memo a quien fusiló con un disparo que besó la red para el 1-1. En plena celebración un latigazo al área celeste definió el segundo tanto americanista gracias a que Cervantes falló al despejar un balón, situación que el “Rolfi” Montenegro aprovechó para convertirse en un ladrón y dejarle el esférico de nueva cuenta a Cabañas que bailó el balón y sacó el derechazo para el 1-2 al 44'. Meza envió en el complemento a Núñez, Orozco y Vela, pues intantaba ganar movilidad por la banda y presencia en un centro que estaba despoblado pues ante la constante intentona del local por mover la red de Corona, Riveros y Torrado tuvieron que retrasar su juego y entrar en labores defensivas. Minutos antes de desenchufar el electrónico, llegó un tiro directo que cobró Rogelio Chávez; una comba milagrosa que se incrustó en la meta americanista ante el desconcierto del “Kevin” Rojas y de Ochoa por buscar el esférico. La Máquina empataba a nueve minutos del final, 2-2 mientras Meza le pedía al árbitro que no le permitiera al rival comerse el cronómetro y justo cuando más dispuestos estaban los cementeros a terminar con la paternidad emplumada llegaron los tres minutos de compensación más largos en su historia. Tiempo suficiente para que Pável Pardo cobrara un castigo que se convirtió en un servicio elevado que, Daniel Máquez, quien tenía escasos cinco minutos en la cancha, metiera la frente para empujar el esférico bicolor y declarar el triunfo águila 2-3. EL ARBITRAJE El trabajo de Jorge Eduardo Gasso fue bueno, a pesar de que en ciertas ocasiones dejó de marcar faltas en favor del equipo local, acciones que no pesaron en el partido. Fue certero al dar como válido el penal de Horacio Cervantes y no influyó en el encuentro.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×