Monterrey 3-0 Atlante... Rayados toca el cielo

La etapa que vive Rayados en el torneo parece no tener límite, y por lo pronto el equipo regio se puso momentáneamente como líder general, al golear 3-0 al Atlante en el estadio Tecnológico.
La etapa que vive Rayados en el torneo parece no tener límite, y por lo pronto el equipo regio se puso momentáneamente como líder general, al golear 3-0 al Atlante en el estadio Tecnológico.
 La etapa que vive Rayados en el torneo parece no tener límite, y por lo pronto el equipo regio se puso momentáneamente como líder general, al golear 3-0 al Atlante en el estadio Tecnológico.  (Foto: Notimex)
Estadio Tecnológico, ante una buena entrada -
  • Golea Monterrey al Atlante y pone presión en la cima
  • La Pandilla luce paciente ante unos Potros que juegan 70 minutos con 10

La etapa que vive Rayados en el torneo parece no tener límite, y por lo pronto el equipo regio se puso momentáneamente como líder general, al golear 3-0 al Atlante en el estadio Tecnológico. La marcha de los albiazules es más que consistente en el Apertura, con cinco partidos consecutivos sin perder, cuatro salteados sin recibir gol, marca invicta de local, y 17 puntos en ocho encuentros, para rebasar momentáneamente al Toluca, que inició la jornada con 15 unidades. La victoria le pone a los norteños con tres puntos de ventaja sobre el América en el Grupo 2, aunque a la espera de lo que hagan las Águilas este domingo ante Estudiantes. La misión lució enredada para el plantel rayado, que mantuvo una calma obstinada ante el cuadro azulgrana, que jugó con un hombre menos desde el minuto 17 por la expulsión de Saúl García. Pero fue en el complemento que el equipo de Vucetich marcó diferencia, con los goles de Osvaldo Martínez, Darío Carreño y Aldo de Nigris, éste último con paso constante, marcando consecutivamente en las últimas cuatro semanas. El resultado deja a los Potros con 10 unidades y un juego pendiente en el Grupo 3, y le corta una racha de cuatro duelos sin perder, ahora esperando la visita del Santos en la fecha nueve. La Pandilla, en tanto, visitará al Pachuca la próxima semana. EL PARTIDO La calma rayada despertó la desesperación del Tec, que sin embargo pasó del aburrimiento al júbilo en 45 minutos. El equipo albiazul no cambió pese a encontrarse rápido con la ventaja numérica, por la merecida expulsión de Saúl García al minuto 17, por levantar con los tacos por delante a Eduardo Zavala. La Pandilla arrancó mal con el 4-4-2 que suele poner en casa, con Felipe Baloy como lateral derecho, Walter Ayoví en su contraparte izquierda, y con Sergio Santana como volante por derecha. Así, y ya con el Atlante disminuido por la baja, Monterrey pareció tardarse en ir al frente, al aparecer desarticulado en ofensiva, con tráfico en media cancha, y con mucha gente sobrando en defensa, al tener hasta cuatro elementos marcando a un solitario Rafael Márquez. El arriesgue se antojaba temprano en los de casa, pero Vucetich dejó que los Potros dieran destellos con el argentino Santiago Solari, que fue de los pocos que brillaron en el primer lapso por los visitantes. Lo único de peligro que generó La Pandilla fue un disparo de Lucho Pérez al minuto 35, para que Vilar salvara con apuros en la línea, y en el contra remate Santana cruzara demasiado su disparo, error para ejemplificarse en los resúmenes deportivos. La gente parecía dormida en las gradas, y el abucheo al mediotiempo no se hizo esperar, pero en el complemento Vucetich sacó al contención Gerardo Galindo para poner al paraguayo Osvaldo Martínez. La apuesta estaba dada, y se facilitó cuando los Potros sacaron a Solari para ingresar a Diego Cervantes, perdiendo armado al frente. La modificación le dio frutos a Vucetich apenas al minuto tres de la reanudación, cuando Suazo le puso un gran balón a Valdo en el área, quien tras romper el fuera de lugar perforó a dos tiempos el marco de Vilar, en el 1-0 que parecía suficiente. El Profe Cruz intentó corregir el despiste mandando al campo a Arturo Muñoz por Luis Velázquez, pero eso le dio al Monterrey el libreto que más le gusta, que es recuperar en campo propio, tener el espacio claro y desdoblar con velocidad. Al 65’ Santana dejó el campo para la entrada de Carreño, y al 69’ Ayoví advirtió sobre el segundo, pero disparó desviado cuando se había metido con recortes hasta la cocina. Lo mejor de los Potros llegó al 70’ cuando Pereyra se internó en el área rayada tras realizar una pared, pero voló su disparo en la salida de Jonathan. Vucetich se quedó sin contenciones fijos al 76’, al sacar a Zavala para el ingreso de Medina, que se situó como volante por izquierda. Con esa fórmula llegó el gol del remache para el Monterrey, en una cátedra de acompañamiento entre Medina, Suazo y Carreño, para que con toques de primera el novato empujara el esférico a las redes, desatando el festejo en el graderío. Atlante estaba desfondado, y al 86’ De Nigris encontró un balón filtrado por la derecha para ganar por velocidad y plantarse ante Vilar, al que venció con un toque suave y elevado que sentenció la goleada. Monterrey se enseñoró de toques esperando el final, hasta que Paul Delgadillo le dio el gusto a los dos de compensación, para dejar a la Sultana soñando con la cima general. EL ARBITRAJE Bueno de Paul Delgadillo, quien dio fluidez al juego y mostró categoría al expulsar temprano a Saúl García por una plancha doble sobre Zavala.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×