América 5-0 Estudiantes... Las Águilas golearon otra vez

“América, Águilas, América, Águilas, no te detengas tú serás el Campeón” retumbó en el Estadio Azteca como en los viejos tiempos, cuando Alfredo Tena portaba el gafete de Capitán y las Águilas...
“América, Águilas, América, Águilas, no te detengas tú serás el Campeón” retumbó en el Estadio Azteca como en los viejos tiempos, cuando Alfredo Tena portaba el gafete de Capitán y las Águilas eran una aves de rapiña, que jamás perdonaban.
 “América, Águilas, América, Águilas, no te detengas tú serás el Campeón” retumbó en el Estadio Azteca como en los viejos tiempos, cuando Alfredo Tena portaba el gafete de Capitán y las Águilas eran una aves de rapiña, que jamás perdonaban.  (Foto: Notimex)
Estadio Azteca, ante una pobre entrada -
  • Con el triunfo América logró ser primero del G2
  • Estudiantes ligó su tercer partido sin ganar

“América, Águilas, América, Águilas, no te detengas tú serás el Campeón” retumbó en el Estadio Azteca como en los viejos tiempos, cuando Alfredo Tena portaba el gafete de Capitán y las Águilas eran una aves de rapiña, que jamás perdonaban ni tenían piedad.

Los nombres son distintos, no hay Brailovskys, ni Reinosos, ni Zeladas, ahora suenan los Cabañas, Montenegro, Pável y Ochoa, pero la realidad es la misma, como una vieja película que se vuelva a grabar siguiendo el mismo guión.

América ganó 5-0 frente a Estudiantes y sumó su quinta victoria del Torneo, la que lo colocó como primer lugar del Grupo 2 y sublíder general. El equipo de Jesús Ramírez sigue surcando el cielo con tranquilidad, desde ahí observa a su presa, la estudia y entonces se vuelve certero a la hora de atacar a matar.

Estudiantes después de cometer errores y sentirse robados, por un fuera de lugar que se marcó y no era y por un penal que no se marcó y parecía que sí era, perdió la cabeza y se desdibujó dejando severos espacios para que las Águilas con contragolpes claros los dejaran con la cara al césped. Los de Miguel Herrera se quedaron con ocho puntos, para ser penúltimos del Grupo 3 y enfrentarán a Morelia en la Jornada 9, América visitará a un desquebrajado Querétaro.

EL PARTIDO

América tenía mucho que hacer en casa, reencontrarse con la victoria después de un empate que le supo amargo en La Sultana del Norte frente a Tigres, era prioridad para un equipo que no quiere dejar de extender las alas y surcar el cielo con autoridad.

La última vez que estuvo ante su gente goleó 7-2 a Toluca, el marcador era difícil de repetir, pero la exigencia desde las gradas no lo entendería así; su gente ya no sólo quiere verlos ganar, eso parece que se vuelve una costumbre, también quería verlo jugar bien y golear.

Enfrente unos Estudiantes que jamás han tenido miedo, bajo las órdenes de Miguel Herrera estaban dispuestos a darles batalla, a no ceder ante un equipo que presume de haberse renovado desde las entrañas.

La batalla comenzó sin otorgar espacios, ambos equipos midieron sus opciones, y trazaron sus propios caminos; entonces Estudiantes se atrevió a pisar con claridad la meta de Guillermo Ochoa, “Tepa” Jiménez metió el balón en la red, y cuando salió gustoso para festejar Luis Álvarez levantó la bandera para decretar el fuera de lugar. Fue entonces la primera chispa que causó enojo y polémica, el gol era legítimo, pero el silbante decretó que no.

América sin detenerse demasiado en la polémica, tomó la batuta, Pável Pardo sirvió el balón para Ángel Reyna quien condujo más de 20 metros el esférico y terminó con un disparo cruzado, lo que significó el primer tanto de las Águilas.

El primer golpe se había dado y la reacción por parte de los zapopanos no tardó en llegar cuando Bareriro, al 34, recibió en al área, Oscar Rojas se barrió por detrás y aunque le sacó el balón, primero le pegó en la pierna, la jugada parecía digan de ser penal, pero Fabricio Morales decidió que la barrida había sido limpia.

Estudiantes terminó por perder la cabeza, Bruno Marioni golpeó a Israel Martínez, y el árbitro no dudo en expulsarlo; su error desquebrajó las ilusiones de un equipo que pensaba pelearle al tú por tú al América.

La superioridad de las Águilas de inmediato fue evidente, no sólo en hombres, sino también en talento y Daniel Montenegro lo confirmó. “Rolfi” enfiló por derecha para después sacar un disparo muy potente que logró cruzar la línea de meta sin que Rodríguez pudiera siquiera darse cuenta.

El 2-0 fue el acabose para Estudiantes, el equipo se desdibujó, no tenía control de sí mismo, había problemas para atacar pero sobre todo para defender, y desde la banca, no llegaron soluciones, sólo problemas, pues Miguel Herrera fue expulsado por reclamar.

Por eso lo que siguió fue una fiesta de goles americanistas y errores zapopanos. El 3-0 llegó al 53 por la vía penal, Cabañas cobró con seguridad y potencia. Al 59 Carlo María Morales intentó el de la honra y con un remate quiso hacer caer a Ochoa, pero el arquero de las Águilas que se llevó un partido entre bostezos, no lo permitió y a una mano evitó que el esférico entrara en su marco.

Entonces el propio Morales que había estado cerca de anotar el 3-1 permitió el 4-0 cuando despejó un balón que Mario Rodríguez pudo hacerse a dos manos, el esférico quedó a las plácemes de Montenegro quien de palomita mandó hasta el fondo.

Con el Estadio Azteca desquiciado por lo que en la cancha sucedía, Estudiantes terminó por cometer un error más, impredecible pero costoso. Rosinei fuera del área sacó un zurdado potente que pegó en el travesaño y después en la espalda de Rodríguez para cruzar sin problemas la línea final y terminar así con una goleada más en su casa.

EL ARBITRAJE

Malo de Fabricio Morales quien tuvo un partido lleno de jugadas apretadas y en algunas de ellas, tomó malas decisiones que afectaron el rumbo del duelo. Anuló un gol a Tecos cuando el marcador estaba 0-0, por un fuera de lugar que no existió. Luego expulsó a Marioni en una acción en la que se trenza con el “Jagger” y parece no medir con la misma vara las actitudes de ambos pues el americanista sólo fue amonestado.

El penal que marcó a favor del América para el tercer gol, nunca existió en un clavado de Beausejour que puede ser sancionado por la Disciplinaria. Parece tomar una buena decisión en dejar correr la barrida donde se pedía penal sobre Bareiro, pues la acción es muy difícil.

Debemos mencionar que el Asistente 2, Luis Iván Álvarez tuvo decisiones muy complicadas, él anuló el gol de Tecos, él instruyó al Central en la expulsión de Marioni y luego él, ya con el juego definido, le marcó un fuera de lugar inexistente a Cabañas cuando se enfilaba sólo ante Rodríguez.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×