Tigres 1-1 Monterrey... Clásico al punto

El Tigre se relamía los bigotes con un triunfo valioso sobre Rayados que le sacudía la presión por el título del acérrimo rival, pero en el último minuto el Campeón apareció para robar la fiesta...
El Tigre se relamía los bigotes con un triunfo valioso sobre Rayados que le sacudía la presión por el título del acérrimo rival, pero en el último minuto el Campeón apareció para robar la fiesta amarilla.
 El Tigre se relamía los bigotes con un triunfo valioso sobre Rayados que le sacudía la presión por el título del acérrimo rival, pero en el último minuto el Campeón apareció para robar la fiesta amarilla.  (Foto: Notimex)
Robertson Stadium, Houston, Texas -
  • Rayados igualó  sobre la hora
  • Golazos de Tahuilán y Basanta
  • Los felinos están casi eliminados del Interliga

El Tigre se relamía los bigotes con un triunfo valioso sobre Rayados que le sacudía la presión por el título del acérrimo rival, pero en el último minuto el Campeón apareció para robar la fiesta amarilla. El zaguero José María Basanta entró por sorpresa en el área para definir el 1-1 que inclinó la balanza en el Grupo B, echando por tierra la labor de los universitarios, que se habían ido adelante al arranque del segundo tiempo con un golazo de Alfredo González Tahuilán. El Clásico de la segunda jornada del Interliga arrojó emociones y buen ambiente en el Estadio Robertson y ahora la situación en el Sector B pone a los albiazules en segundo lugar con dos puntos, mientras que los de la UANL se estancaron en el último sitio con un punto, igual que Jaguares, aunque con una peor diferencia de goles tras la caída de 4-1 en el debut ante Puebla. Ahora todo se definirá en la última fecha del certamen, a celebrarse en Carson, California, a donde La Franja llega calificada y le hará los honores a La Pandilla, mientras que Tigres se jugará su última carta de Libertadores ante los chiapanecos. EL PARTIDO Rayados dejó los experimentos de la primera jornada para poner un cuadro más acorde al que cerró la campaña pasada, con los regresos a la titularidad de Luis Pérez, Walter Ayoví, Jonathan Orozco y Osvaldo Martínez, así como los debuts de inicio de los refuerzos Neri Cardozo y Sergio Pérez. Las únicas ausencias de los blanquiazules fueron Aldo de Nigris y Duilio Davino, ambos por lesión, mientras que Humberto Suazo no fue considerado por estar fuera de ritmo al prolongar una semana más sus vacaciones. Por Tigres, Guzmán también hizo una pausa en su idea de jugar con línea de cinco defensas, modificación que le costó la goleada ante Puebla y retomó su 4-4-2 habitual, aunque sin Gastón Fernández e Itamar Batista en el ataque, poniendo de inicio a Emmanuel Cerda y Francisco Fonseca. En ese libreto el duelo se centró  mucho en la media cancha, donde La Pandilla comenzó dominando y creando espacios al frente, aunque fallando el penúltimo toque, por la falta de entendimiento de Cardozo y Santana. El primer aviso lo dio Luis Pérez al minuto 15 con un disparo de media distancia, apenas desviado del marco de Saucedo. Tigres fue de menos a más en la primera mitad y al 20' Kikín estuvo cerca de empujar el esférico a las redes tras un centro de Lucas Lobos, pero Miguel Morales se barrió para evitar la caída de su marco. Ya para el cierre del primer tiempo Rayados no cruzaba la media cancha con balón controlado y el dominio felino se reflejó al arranque del complemento, cuando Tahuilán tomó un rechace de Héctor Morales fuera del área rayada y sin pensarlo dos veces empalmó el esférico en el aire, de pierna derecha, para ponerlo pegado al poste izquierdo de Jonathan Orozco, en el 1-0 que hizo explotar a la mitad de la tribuna. El Campeón estaba herido, el orgullo afloró y al 55' Osvaldo dio el primer aviso del empate con un disparo cruzado dentro del área, que se escurrió apenas por la línea de meta. Vucetich se dio cuenta que era hora de arriesgar y al 55 mandó al campo a Darío Carreño por William Paredes y comenzó a encimar al rival, que a la vez cocinó contragolpes con la entrada minutos más tarde de Itamar Batista y la "Gata" Fernández por Cerda y "Kikín". Gerardo Galindo fue otro sacrificado por Rayados al 64' para el ingreso de Juan Carlos Medina, pero Tigres era quien se sentaba más en el campo, como lo demostró Edgar Castillo al 64, cuando tras un desborde estremeció el palo derecho de Orozco, en el mejor momento de los auriazules en el partido. Jesús Arellano por "Valdo" fue el último ajuste de Vucetich y ahora sí Rayados dejó atrás sólo a tres defensas y un contención cuidando al tridente de Lobos, Batista y la "Gata", que tuvieron la mesa puesta para liquidar, pero pecaron de individualistas y desperdiciaron opciones claras. El tiempo se agotaba a favor de la UANL y en la tribuna los albiazules se mordían las uñas, presagiando el tercer triunfo consecutivo y marca perfecta de los felinos en Clásicos del Interliga. Pero al minuto 91, Medina tomó un rechace en un tiro de esquina y lanzó un servicio elevado de 30 metros hasta la ubicación de Basanta, que tras bajar con el pecho definió como centro delantero de pierna zurda, cruzando a Saucedo, imposible de frenar, en la igualada que deja las cifras sin ganador, aunque con un ligero sabor a victoria para el bando La Pandilla. EL ARBITRAJE Bueno de Terry Vaugh, que pudo con un juego intenso y de mucho roce, sacando las tarjetas con criterio similar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×