Santos 3-0 Atlante... Santos prendió su veladora tras vencer al Potro

Rubén Omar Romano caminó con tranquilidad después de que Jair Marrufo decretó el final del partido entre Santos y Atlante que terminó por darle la victoria.
Rubén Omar Romano caminó con tranquilidad después de que Jair Marrufo decretó el final del partido entre Santos y Atlante que terminó por darle la victoria.
 Rubén Omar Romano caminó con tranquilidad después de que Jair Marrufo decretó el final del partido entre Santos y Atlante que terminó por darle la victoria.
Home Depot Center, Carson, California -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Isaac Castro)

Romano se sacudió la racha de 24 juegos sin vencer a un equipo mexicano

  • Atlante repitió la caída con un 3-0, acumuló así siete goles permitidos en tres juegos
  • Rubén Omar Romano caminó con tranquilidad después de que Jair Marrufo decretó el final del partido entre Santos y Atlante que terminó por darle la victoria. Su andar no era exagerado pero la sonrisa fue inevitable, había terminado por fin con una racha de 24 partidos sin vencer a equipos mexicanos, y eso era motivo de celebración. Desde aquel 29 de abril de 2007 Romano no tenía una victoria frente a un cuadro azteca, la última vez que ganó fue frente a River Plate en la Copa Santander Libertadores dirigiendo al América –un 2 de abril de 2008-, pero ante cuadros mexicanos se le había vuelto una misión imposible salir airoso. Sin embargo, todo cambió en el Home Depot Center, Romano dejó atrás la racha negativa y de paso le dio esperanzas a su equipo para meterse a la Final del Interliga, pues los de La Comarca llegaron así a tres puntos con una diferencia de -1 para ocupar la posición número tres del sector. Santos sólo necesita que América venza a Estudiantes por un marcador de 3-0 para poder llegar a la Final, pues los dirigidos por Miguel Herrera tiene tres unidades con una diferencia de +1; en el caso de que el marcador sea de 2-0 a favor de las Águilas, los de zapopan terminarían metiéndose a la Final por tener más goles anotados. Atlante se quedó con las ganas de seguir internacionalizando, pues fue relegado hasta la posición número cuatro del Grupo A con tres puntos sumados pero con una diferencia de -5. EL PARTIDO Desde que Atlante pisó el césped del Home Depot Center no perdió oportunidad de agobiar a un Santos que había sufrido de más en los dos primeros juegos del Interliga 2010. Los dirigidos por José Guadalupe Cruz necesitaban amarrar por lo menos el empate para pensar en la Final de la justa americana, pero su ambición fue más allá y decidieron irse con todo al frente, fieles a su estilo, para dejar una victoria clara a su favor. Con la velocidad del 'Hobbit' Bermúdez por la derecha y el peso de Rafael Márquez en la ofensiva comenzaron a trazar las llegadas de peligro que en la tribuna arrancaron malestar, pues la afición santista opacó por mucho a la de los Potros de Hierro. Apenas al minuto 2, el 'Hobbit' le puso un balón a Márquez quien bombeó el esférico, el balón estuvo a punto de entrar, pero Oswaldo Sánchez alcanzó a manotear y evitó el peligro evidente; un minuto más tarde Navarro prendió el balón y la redonda se estrelló en el poste, el gol del Potro estaba por llegar. Sufriendo en la zaga, pese al debut de Felipe Baloy, los dirigidos por Rubén Omar Romano trataron de calmar el juego y apagarlo porque Atlante los agobiaba con su velocidad, pero fue hasta el 34' cuando pudieron llegar con fortaleza hasta el área de Vilar y con un remate de Jiménez le dejaron claro a los de Cancún que no estaban dispuestos a perder por tercera ocasión en la justa. Así fueron ganando terreno y respeto, sin lograr la contundencia que les permitiera sumar los tres puntos, pero sí con la seguridad de que pronto podrían cambiar el destino que los aturdía. Entonces cuando menos lo esperaron encontraron el gol que les dio esperanzas. Vuoso recibió el balón en el área, sacó a Vilar de su marco y metió el esférico hasta el fondo de la red al minuto 51'. Atlante intentó responder, pero Santos logró tener la confianza que necesaria para calmar la fuerza de su rival y además, pronto se encontró con el segundo de la noche, pues como es una costumbre en los Potros cuando el marcador no les favorece buscan con más atacar olvidándose de defenderse. Así Ludueña aprovechó para hacerle una finta a Federico Vilar y definir a ras de césped pegado al poste izquierdo. La victoria era de los de La Comarca, pero el equipo no sólo necesitaba defenderla sino que también era imperativo acrecentarla para pensar en la Final. Por ello, permitieron que los Potros volvieran a llegar con un disparo de Arreola que Oswaldo alcanzó a evitar que se convirtiera en gol. Entonces, cuando el marcador llegó al 62', Ludueña volvió a hacer de las suyas y metió el balón al marco de Vilar, por segunda vez en la noche para su cuenta personal. Santos se hizo de la victoria para matar así los demonios que persiguieron a Rubén Omar Romano desde el 30 de abril del 2007, un día después de su último triunfo ante un equipo mexicano, entonces dirigía al Atlas y con su victoria mando a Querétaro a la División de Ascenso. ARBITRAJE Jair Marrufo. Tuvo un trabajo regular pues permitió demasiadas fricciones entre los jugadores lo que provocó que estuviera a punto de estallar una pequeña bronca tras una falta de Santos en el segundo tiempo.

    Newsletter MT
    Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
    No te pierdas
    ×