Monterrey 2-3 Chivas... El Rebaño se despidió con honor

Chivas rompió una cadena de cuatro empates venciendo a domicilio al Monterrey, pero al final la relevancia no vino del resultado en sí mismo, sino de las consecuencias que arrojó.
 Araujo evitó un avance de Osvaldito.  (Foto: Notimex)
Estadio Tecnológico -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Pablo Vásquez)

La Pandilla perdió a Luis Pérez, Meza y Orozco por expulsión

Chivas rompió una cadena de cuatro empates venciendo a domicilio al Monterrey, pero al final la relevancia no vino del resultado en sí mismo, sino de las consecuencias que arrojó. El partido de la Fecha 17 se tiñó de rojo con tres expulsiones para el cuadro regio de cara a la próxima Liguilla, a donde llegará como segundo lugar general, y a la espera del reporte de la Comisión Disciplinaria. Lo que parecía un duelo de trámite se volvió para Rayados una pesadilla, al perder a tres de sus piezas clave en el campo por expulsión. Luis Ernesto Pérez y Severo Meza fueron los elementos que vieron la tarjeta roja durante el encuentro y que se volvieron determinantes en la voltereta del rebaño, que se levantó de un 2-0 en el primer tiempo para triunfar 3-2. Por su parte, Jonathan Orozco también salió expulsado, pero éste a unos segunos del final del partido. La mala noticia para el Monterrey es que a esas tres bajas podría sumar las de Humberto Suazo y Walter Ayoví para el juego de ida, si se consuma la calificación del Pachuca, y por ende los juegos de Cuartos de Final a media semana. El grito de "ratero, ratero" se unificó en la tribuna hacia el árbitro Miguel Ángel Flores, viendo a Walter Ayoví ponerse el suéter de portero para cubrir los últimos segundos la portería, tras la expulsión de Orozco, que se dio en la misma jugada del 3-2 del Guadalajara. Con la victoria, las Chivas llegaron a 22 unidades en el Grupo 1, eliminado cualquier posibilidad de iguilla, mientras que Rayados se quedó en 32 puntos en el primer lugar del sector, sin ningún cambio en su segunda posición general y a la espera de conocer al séptimo de la tabla. EL PARTIDO La victoria de Pachuca una noche antes sobre el Necaxa había decretado la eliminación matemática de las Chivas, que llegaron al Tec sólo para sacar la dignidad de su apellido y superar la barrera de los 20 puntos. Pero su ambición se volvió mucho más que un simple tropiezo para el cuadro de casa, al ser un duro golpe que lo dejó muy complicado para iniciar la Fiesta Grande. La tarde había iniciado con claridad para el Monterrey, que salió con lo mejor de su repertorio futbolístico, y a los 40 segundos ya había estrellado un balón en el travesaño. Al minuto 11 Suazo encaró a De Luna por la izquierda y el zaguero parecía ganar el encare, pero se enredó con la pelota y le dejó de nuevo la posición al chileno, que desbordó en el área chica y centró con ventaja a segundo palo, para que Aldo de Nigris sólo empujara el gol de la quiniela que enfilaba una victoria en el inmueble rayado. La escena pintaba favorable, pero la tragedia comenzó al 18', cuando Luis Ernesto Pérez se llevó la roja directa por un pisotón sobre Marco Fabián, que el silbante Miguel Ángel Flores no dudó en sancionar. Con todo Monterrey tenía mejor nivel en el campo y aún con un hombre menos logró el 2-0, en un disparo monumental de Walter Ayoví desde tres cuartos de cancha, quien empalmó el esférico de pierna zurda para vencer por potencia y colocación a Luis Ernesto Michel. El primer tiempo no ofreció más peligro y para el complemento José Luis Real mandó a Adolfo Bautista y Omar Bravo para fortalecer su ataque, buscando el gol que le diera vida. Así, la jugada afortunada llegó al 56', cuando Omar Arellano disparó de fuera del área sorprendiendo a Jonathan Orozco, que entre el exceso de confianza y la potencia del balón acabó vencido a primer palo, a media altura, para el 2-1 que daba partido. Ya Chivas era amo y señor del balón, al 66' Enríquez inició el 2-2 al poner un centro desde la izquierda para que Bravo rematara solo en el área, Jonathan hizo un paradón, pero Fabián llegó al contra remate para empujar el empate que desarmaba a los Rayados. Dos minutos más tarde la desgracia tomó forma para el Monterrey, cuando Severo Meza se fue expulsado por cortar una descolgada de Enríquez, encendiendo la banca regia, que se vació en reclamos igual que los 10 en el campo. Chivas tenía la mesa servida para el triunfo con dos hombres más y buscó todo al 75', cuando Ponce entró por la izquierda y disparó de zurda, pero Jona salvó el virtual tanto de la derrota. Al 80', el "Bofo" volvió a habilitar a Bravo en el área y el mochiteco remató de cabeza a las redes, pero nuevamente Jonathan salvó el tercero. El tiempo se agotaba y parecía que Monterrey lograba sortear el bombardeo, pero al 91', y en un error de la zaga, Marco Fabián volvió a entrar solo al área y Orozco salió con todo buscando taponear el balón logrando hacer contacto, pero el rebote le favoreció al tapatío y el esférico ingresó lentamente a la portería, en el 3-2 que consumaba la voltereta. Pero más lamentable que el gol fue que en medio de la confusión el árbitro expulsó a Orozco por su entrada sobre Fabián y consumó el recuerdo de la Final del Apertura 2005, cuando Monterrey sufrió tres expulsiones ante su público cayendo ante el Toluca. El árbitro silbó el final y el zafarrancho se desató en el medio campo, con el reclamo total de los regios y con el técnico Víctor Manuel Vucetich en una faceta desconocida, vaciado en cólera con reclamos al silbante, que tuvo que dejar el campo rodeado de policías para ingresar al vestidor. EL ARBITRAJE Regular de Miguel Ángel Flores, quien expulsó correctamente a Luis Pérez y Severo Meza; sin embargo, la tarjeta roja de Jonathan Orozco fue un tanto rigurosa, ya que el portero no pudo evitar el contacto con Marco Fabián.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×